Desquite/ Bajo presión  – LJA Aguascalientes
22/09/2020


Producto de la pandemia requerimos un nuevo modelo educativo, al menos durante el tiempo en que sea posible el regreso a las clases presenciales, lo que hasta ahora se nos ha ofrecido es un convenio para que el sistema educativo trabaje con la radio y la televisión; veo una enorme oportunidad en la crisis, reconocer este necesario cambio como el momento para reflexionar sobre la forma en que educamos para convivir, sobre qué estamos haciendo, permitirá generar la conversación pública indispensable para toda sociedad. 

Señalaba, citando a Fernando Savater que la educación es de todos o de nadie, no es una tarea que se pueda realizar de manera aislada, ni responsabilidad de un solo grupo (padres o maestros), previendo las críticas que se harían a la televisión por considerarla un instrumento sólo de entretenimiento, porque en el imaginario colectivo se disocia el placer del aprendizaje, colocamos como propósito final una meta moral a las tareas, como señalar que leer nos hará mejores personas. Reducimos el goce a la evasión, lo que nos gusta tiene que ser divertido de la manera más llana, la carcajada simple, la explosión que viene del estómago y jamás pasa por el pensamiento. Similar a la satisfacción del morbo.

Al día siguiente del anuncio del nuevo modelo de educación, los noticieros de televisión reprodujeron a mansalva el video del asaltante que fue golpeado en una combi, mostrando que mal empleados, son un vehículo para trastocar los términos en que la ciudadanía debe participar. Algunos noticieros presentaron hasta la saciedad las imágenes justificando que lo hacían porque había generado un debate sobre la legítima defensa; “debate”, el pretexto que usan las grandes cadenas para satisfacer el morbo porque así ocurre en muchas redes sociales, con la publicación de tres o cuatro influencers basta para convertir cualquier hecho en algo de interés público.

Con la simplificación de aquello que nos entretiene, también hemos cedido la responsabilidad sobre nuestros juicios, miramos una y otra vez el video de la golpiza asintiendo, como si estuviera bien confundir venganza con justicia. Por supuesto, habrá quien justifique la difusión del video señalando que el presunto ladrón se lo merece, que el pueblo está harto y lo único que hizo fue lo que muchos sueñan cuando son víctimas de los criminales; y no, no puede ser así, pues tras ese sentimiento de desquite, de desfogue, se oculta la ausencia de confianza en las autoridades, cómo la corrupción y la indolencia de los gobiernos nos dejan solos, rásquense con sus propias uñas, terminen con los malos.

Es sencillo acusar a las televisoras de difundir este tipo de contenidos, de repetir una y otra vez, la violencia extrema a la que fue sometido el presunto asaltante, incluso burlarse de la forma en que pedía clemencia; nosotros, el público, alentamos este tipo de comportamientos cuando los repetimos, cuando los miramos sin pensar, cuando se busca una explicación a un hecho que no habla de quiénes somos, de lo que aspiramos a ser.

Coda. De Ese maldito yo de Cioran: “A medida que perdemos la memoria, los elogios que se nos han prodigado se borran, contrariamente a los reproches. Y ello es justo: los primeros raramente se merecen, mientras que los segundos nos revelan aspectos de nosotros mismos que ignorábamos”, simplificar todo a la satisfacción de nuestros deseos nos hace olvidar la responsabilidad que tenemos cuando compartimos un contenido, que toda opinión a la que acompañe nuestro nombre, dice algo de nosotros mismos, no se puede compartir la violencia, no se puede difundir lo que no queremos ser, insisto, no se puede confundir venganza con justicia.

 

@aldan

Vídeo Recomendado

Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous Corrupción, falta de coordinación, desconocimiento de impacto, limitan Alertas de Violencia de Género
Next En el fondo de la transparencia
Close

NEXT STORY

Close

Fueron entregados 800 apoyos alimenticios

31/01/2018
Close