El proceso ya inició/ Debate electoral  - LJA Aguascalientes
20/01/2022

Estarán de acuerdo conmigo en que la pandemia nos robó el 2020 y es que, si bien al inicio del año todo transcurría con relativa normalidad, sí con algunas dudas y cuestionamientos, pero nada que fuera lejano a los problemas que nos aquejan de varias décadas a la fecha, con ello me refiero a la complicada situación económica del país o bien a los problemas de seguridad que venimos presentando desde hace ya más de una década; pero a fuerza de ser sincero, nada que nos sorprendiera, pues al parecer las últimas generaciones estamos habituadas a vivir en contextos de crisis económicas y de inseguridad pública, por lo que nuestra planeación del año continuaba con aquella normalidad, hasta que llegó marzo y con él, todo cambió. Pareciera que el tiempo se detuvo, la reclusión solicitada por las autoridades sanitarias generó una sensación de que el calendario corría más lento de lo habitual, las promesas de estar cada vez más cerca del pico de contagios resultaban un paliativo, obligándonos a posponer todos los proyectos y planes iniciales, desde las ceremonias religiosas, bodas, graduaciones, entre otras muchas actividades sociales. De alguna manera todos nos vimos obligados a postergar, y la frase “ahora que pase la pandemia” se repitió más y más veces. Así fue transcurriendo la mayor parte del año y ahora, si bien la actividad económica en el país ha ido de a poco reactivándose, tratando todos de adaptar nuestras tareas con las precauciones que la pandemia nos exige, nos disponemos a enfrentar el último tramo de un año que pasará a la historia por cambiar el estilo de vida de la población en todo el planeta.

Aunque algunas actividades presenciales fueron suspendidas por considerarse como no esenciales (entre ellas, por ejemplo, la electoral), la verdad es que para aquellos involucrados en la organización del proceso electoral la pandemia no suspendió nada. Nos dedicamos a adaptar nuestras actividades a las nuevas tecnologías, porque la preparación no puede ni debe suspenderse; recordemos que el próximo proceso electoral será el más grande que se tenga registro en la historia democrática del país, ya que las 32 entidades federativas vivirán procesos electorales locales junto con el federal en la renovación de la cámara de diputados del Congreso de la Unión, de entre ellas, en 15 estados se renovarán las gubernaturas, serán más de 3,500 cargos de elección popular que se renovarán, en fin, la actividad política electoral será indiscutiblemente intensa en el 2021.

Ante un reto de tal envergadura para las autoridades encargadas de la organización y administración de las elecciones, las tareas de planeación y organización no inician en el 2021, sino con muchos meses de anticipación. Así, desde hace meses, la mira se encuentra puesta en el proceso electoral. La planeación se iniciará con el establecimiento del calendario electoral, es decir, no sólo saber qué se tiene que hacer, sino cuándo. Como todo proceso, dentro del mismo se encuentra un orden en las actividades, cada etapa del proceso se encuentra interconectado, por lo que dicha actividad de planeación resulta pues, una actividad permanente en cualquier año previo al de una elección.

Y es que si tomamos en cuenta que además del tamaño de la próxima elección, el actual sistema electoral involucra al Instituto Nacional Electoral en todas las elecciones locales, lo que implica que cada instituto electoral local mantenga una fina y coordinada relación con el INE, el nivel de complejidad aumenta naturalmente. Y, por si fuera poco lo anterior, le agregamos el factor pandémico (que seguramente persistirá durante gran parte de la contienda) a la ecuación, el resultado será que resulta indispensable que la construcción del calendario electoral no pueda ser unilateral, ni por el INE ni por cualquiera de las instituciones electorales locales, todos deben compaginarse, coordinarse, vincularse y sobre todo armonizarse para llegar a buen puerto.

Un ejemplo de lo anterior, lo podemos observar en la fiscalización, actividad que si bien está reservada de manera exclusiva a la autoridad administrativa nacional, los procesos locales deben contar con calendarios uniformes entre sí, que permitan al INE cumplir con su tarea de recibir, registrar, revisar y dictaminar todos y cada uno de los gastos que se eroguen por parte de precandidatos, aspirantes a candidatos independientes, y en su momento candidatos con o sin partido y por supuesto a los propios institutos políticos; debido a lo anterior, el INE se vio obligado a homologar calendarios electorales en el país, en concreto a la fechas de conclusión de precampañas electorales así como el período de obtención de firmas para los aspirantes a candidatos independientes. Así, el pasado 7 de agosto el Consejo General del INE, aprobó que las precampañas y el período de obtención de apoyo ciudadano concluirían sin excepción alguna el 19 de enero del año 2021. Dicha modificación resultó una decisión adecuada, ya que de no homologar los múltiples calendarios existentes en las legislaciones electorales estatales, sería imposible llevar a cabo la fiscalización en todas las elecciones, situación que pondría en riesgo el correcto desarrollo y conclusión del proceso electoral.

En Aguascalientes, en concreto, los cambios en los calendarios no solo serán respecto a las etapas homologadas por el INE. Para empezar, el inicio del proceso electoral se recorrió por única ocasión al mes de noviembre, la primera semana para ser concretos; pero no por ello las actividades del proceso se retrasarán, ya que dicho recorrimiento generó que el mes de noviembre se sature de actividades. Me explico: durante la primera semana de noviembre tendrá verificativo la declaratoria oficial del inicio del proceso e inmediatamente después se emitirá la convocatoria para quienes aspiren a una candidatura independiente. De igual manera, durante el mes de noviembre, el Consejo General del IEE, emitirá sendos acuerdos que resultan torales para el correcto desarrollo de las etapas subsecuentes, en concreto el relativo a fijar los topes de gastos para las precampañas , la emisión de la convocatoria para integrar e instalar los Consejos Distritales y Municipales, así como la emisión del acuerdo relativo a las medidas que deberán observar los partidos políticos en la postulación de candidatas y candidatos en materia de paridad de género, sin olvidar la obligación de los partidos de la presentación, y posterior aprobación por el Consejo de las plataformas electorales, entre otros.

Así pues, amable lector, como podrá darse cuenta, las actividades electorales no se han detenido, desde meses atrás están en marcha, todo con el objeto de garantizar a la ciudadanía un proceso electoral basado en el pleno respeto de los principios rectores de la materia. Si bien el contexto no será el idóneo, se garantizará el debido ejercicio de los derechos político electorales de todos los ciudadanos de Aguascalientes, sin descuidar en ninguno de sus tramos el derecho a la salud. Esta tarea no es de manera alguna unidireccional, requiere necesariamente de la participación y responsabilidad de medios de comunicación, partidos políticos, candidatas, candidatos, y sobre todo, de las y los protagonistas de esta fiesta cívica, es decir, de toda la ciudadanía.

 

/LanderosIEE | @LanderosIEE


Show Full Content
Previous Jesús María ofrece las Casas de la Ciencia para las clases virtuales
Next Hablar con bebés murciélago/ De lengua y sesos con todo 
Close

NEXT STORY

Close

Sin bajas temporales en la UAA a causa del COVID-19, se mantiene la matrícula

16/02/2021
Close