Fabrican cubrebocas para bautizos y niños, negocios se adaptan ante la pandemia en Aguascalientes - LJA Aguascalientes
25/01/2022

  • Para poder mantenerse a flote, negocios han tenido que reinventar sus líneas de producción
  • No todos los negocios pudieron acceder a un crédito ofertado por el gobierno debido a que estaban en buró de crédito

 

 

Empresas en Aguascalientes han tenido que adaptarse y reinventar la producción para poder mantenerse a flote. No todos los negocios pudieron acceder a los créditos ofertados por los tres órdenes de gobierno debido a que las finanzas que tenían no eran las más óptimas.

Desde la llegada de la pandemia al país, todo tipo de empresas, desde la más pequeña hasta las grandes, sufrieron afectaciones económicas. Según la Cámara Nacional de Comercio en Aguascalientes calculó que cerca del 30% de micronegocios podrían ir a la quiebra derivado de estas repercusiones en sus ingresos.

Esto ha obligado a que gran parte de los negocios hayan tenido que innovar, tal es el caso de Juan Carlos Díaz, dueño de Bordados Fénix, un fabricante y distribuidor de ropones para bautizos y en figuras religiosas. El comerciante señaló que ya son casi cinco meses en los que sus ventas se desplomaron debido a que los gastos de las personas se enfocaban más en la compra de insumos para evitar contagios por el Covid-19 y en alimentos.

Por ello, Juan Carlos decidió utilizar la maquinaria que tiene, que consta de máquinas de coser y una bordadora, para elaborar una variedad de cubrebocas que distribuye en su local y en otras tiendas: “Desde que comenzó la pandemia no he podido vender una sola prenda, así que nos metimos a lo que fue la hechura de cubrebocas. Ahorita ya empezamos de nuevo a vestir al niño Dios, ya nos están empezando a pedir lo que comúnmente hacemos”.

Estos cubrebocas son bordados con dibujos infantiles de videojuegos, de películas e incluso con motivos tradicionales como la muñeca maría. Incluso en la pequeña fábrica, también se comenzó con la fabricación de ropones que incluyen un cubrebocas con un motivo religioso, el cual se ha comercializado con éxito.

Adaptarse a las necesidades del mercado fue la manera en la que más se pudieron mantener a flote este negocio familiar. Espera poder contratar en los próximos meses una vez que se estabilicen los ingresos para el negocio.

Las ventas para esta familia ya han comenzado a levantarse, ya que ha comenzado a recibir varios pedidos para prendas de niño dios, algunos de San Luis Potosí y Tamaulipas. Entre ellos, se encuentran pedidos para vestir al niño doctor, desde luego, con su cubrebocas.

Para poder sostener este negocio les fue complicado, señaló Carlos Díaz, ya que señaló que no pudo obtener un crédito por parte del gobierno municipal, estatal o federal, ya que la pandemia llegó en un momento en el que la empresa estaba en buró de crédito: “Yo ya me cansé de buscar un crédito, está uno pide, haciendo el trámite y nada. Así que tuvimos que adaptarnos, lo que saquemos aquí. Normalmente toda mi producción yo la saco fuera, aquí en Guanajuato, Jalisco, ahorita ya va uno y sólo hace gastos, no hay tantos ingresos. Ahora hay gente que les mando cubrebocas, además de lo que se está vendiendo aquí que es poco”.


Show Full Content
Previous Sin medicamentos oncológicos en el Issste de Aguascalientes
Next Sin medicamentos oncológicos en el Issste de Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

Guta Oriental / Taktika

28/02/2018
Close