Fracaso/ Bajo presión - LJA Aguascalientes
26/10/2020


Nada más sencillo que buscar culpables ante el fracaso, ahora que en el país se han rebasado las 50 mil defunciones por la pandemia de coronavirus, nada podría resultar más entretenido que señalar con dedo de fuego a quienes tienen la culpa de estas muertes, pero es una pérdida de tiempo y un desgaste de recursos que no lleva a ninguna solución. Nada, absolutamente nada traerá a la vida a los muertos.

Indolentes ante la tragedia, no ha faltado quien durante estos días ha llevado paciente el recuento sobre las muertes por Covid-19, fascinados por la aparente contundencia de los números cerrados esperaron a rebasar los 50 mil, con esa piedra en la mano, no tardaron en arrojarla sobre el blanco previamente elegido para culparlo.

En el anuncio oficial del número de fallecimientos por parte del vocero oficial del gobierno se intentó no darle importancia a esta cifra, en cambio, reportó que en México hay una reducción del 8% en el registro de casos estimados de contagiados de coronavirus, se mantiene el promedio de pacientes recuperados y una caída del 34% en el número de muertes. Como propuesta de discurso oficial se justifica para no generar pánico entre la ciudadanía, pero ese pretexto tendría que venir acompañado de una estrategia de contención, prevención y atención de la enfermedad, no existe, son actividades desarticuladas, desesperadas.

Sencillo, ya tenemos un culpable, ¿ahora qué? Reducir a que el Gobierno Federal tiene la culpa y elegir a un funcionario para llevarlo a la picota, insiste, no sirve de nada; creo que antes de repartir culpas se deben asumir responsabilidades.

La repartición de culpas sólo nos exime de comprender la responsabilidad colectiva ante una pandemia. Entre los oportunistas que recogen las piedras y señalan está la oposición, derrotada, no moralmente, sino por su falta de ideas, argumentos y propuestas, a esa que sin vocación de servicio y sin atisbos de humanidad alguna, no le importan las víctimas, sino lo que puede conseguir con los señalamientos.

A las miles de familias que han perdido a alguien de nada les sirve la atención que pongamos a una cifra de muertes en ascenso, es inútil entregarle una cabeza, porque no hay reparación ni justicia en ese señalamiento. Nada regresará los muertos a la vida, ningún chivo expiatorio devolverá a los niños, mujeres y hombres para darles un abrazo, para conversar con ellos.

Solemos confundir el repartir culpas con la rendición de cuentas, de ahí que señale la falta de humanidad de esos carroñeros que apuntan al culpable. Estoy convencido de que un día todo esto pasará, ese será el momento para demandar que se nos aclare lo que se hizo mal y por qué, no se trata de voltear la mirada. También creo que al asumir lo que nos corresponde de responsabilidad empuja a participar activamente en el encuentro de soluciones.

¿Fracasó el gobierno? No, estamos fracasando todos. Es urgente reconocer la responsabilidad de cada uno, de todos, en vez de perder el tiempo señalando a los culpables, porque sólo así podremos reconocer que formamos parte de un todo, que no es el gobierno, la autoridad, los dirigentes, allá, lejos, quienes van a lograr que esto pase pronto y de mejor manera; porque gritarle a una pantalla de televisión o enfrente de una oficina gubernamental, no nos obliga a seguir las medidas sanitarias, nos sacude del deber de señalar a quien está a un lado nuestro porque debe usar cubrebocas, las razones para, si puede, quedarse en casa, desmentir a quien anteponga cualquier otra cosa a la vida.

Coda. Blaise Pascal en Pensamientos reflexiona apasionado sobre la brevedad de su vida y la inmensidad del conocimiento, sobre las condiciones del ser en la tierra, piensa en la breve duración de la vida, el pequeño espacio que llena y puede ver, “la infinidad inmensa de los espacios que ignoro y que me ignoran”, se pregunta el porqué de las limitaciones, y remata: “El silencio eterno de estos espacios infinitos me espanta”. Sí, y también la imposibilidad del diálogo con quienes se han ido aterroriza.

 

@aldan

Vídeo Recomendado

Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous Con uso de cubrebocas, Issea espera un control de los contagios
Next Educación televisiva/ Debate electoral 
Close

NEXT STORY

Close

Presentan avances de los programas sociales del gobierno estatal

06/10/2014
Close