¿La pandemia estableció una pausa a la violencia homicida en México? - LJA Aguascalientes
19/10/2021

Regina Isabel Medina Rosales y Mariana Consuelo Fernández Espinosa

 

Nos encontramos en el umbral de una “nueva normalidad”. Indudablemente, la pandemia generada por el coronavirus ha impactado de manera circunstancial todas las actividades humanas, lo que ha llevado a replantear y rebatir términos sociales, políticos, científicos, etcétera. Numerosos cambios ha traído consigo este hito histórico que estamos presenciando. Los ciudadanos hemos evolucionado y modificado conductas de consumo, esparcimiento y aprendizaje, entre otras y así, con esta “nueva normalidad” nos enfrentamos a la pérdida diaria de vidas humanas. Sin embargo, es menester considerar que las pérdidas recientes no sólo están atribuidas al Covid-19. Existe una constante que dolorosamente padecemos los mexicanos día con día y, a medida que pasa el tiempo y los números aumentan, pareciera que perdemos la percepción de la gravedad de otros eventos que de igual manera son importantes. En particular, hay un fenómeno que pertenece a la crisis de seguridad y la fractura de una sociedad consumida por la violencia: la violencia homicida. Si no hubo fenómeno social que no se viera afectado por la pandemia, ¿qué comportamiento ha tenido la violencia homicida en México durante estos meses de confinamiento? ¿Se vieron afectadas las actividades criminales por la llegada de la pandemia y las subsecuentes medidas de distanciamiento social?

Para realizar un primer acercamiento con el objetivo de poder responder estas preguntas, se tomaron los datos más recientes de los que se tiene alcance. Dichos datos provienen de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) que reporta los homicidios dolosos por medio de un grupo interinstitucional de manera diaria. Es importante señalar que estas cifras no son cifras oficiales, sino aproximaciones estadísticas que sirven como insumo para la toma de decisiones estratégicas. Esto significa que los números reportados pueden cambiar una vez que sean publicados de manera oficial por el Inegi. Aun así, esta fuente es útil para identificar cambios en la tendencia de homicidios entre 2019 y 2020, pues se utiliza la misma fuente de datos para cada año y, por consiguiente, la misma metodología.

Además de la fuente de los datos es importante definir los meses en los que se compararán los homicidios. Para ello, hay que recordar que el gobierno de la Ciudad de México confirmó el primer contagio por Covid-19 en todo el país el 28 de febrero de 2020 y que casi un mes después, el 23 de marzo de 2020, la Secretaría de Salud anunció la implementación de la Jornada Nacional de Sana Distancia como medida preventiva. Esta política consistió en la suspensión temporal de las actividades no esenciales y la reprogramación de eventos de concentración masiva entre otros. Dichas medidas podrían haber afectado la incidencia de homicidios en México.

De acuerdo con la disponibilidad de los datos y el tiempo a partir del cual se implementaron las medidas de distanciamiento social, se seleccionaron tres meses para comparar la incidencia de homicidios entre 2019 y 2020: mayo, junio y julio. Al analizar detalladamente estos tres meses, aparecen diferencias significativas en ciertas entidades del país. En 14 estados, el número de homicidios disminuyó durante este periodo. Tlaxcala vio el mayor descenso con 52% menos asesinatos reportados, seguido por Querétaro con una caída del 50%. La capital del país también vio un descenso en los homicidios de 24.6% durante estos tres meses. Sin embargo, no todas las entidades vivieron este cambio. Un ejemplo es Guanajuato, en donde la cantidad de homicidios incrementó 86.5%. Este fenómeno probablemente es explicado por la reciente ola de violencia en la entidad. En la siguiente figura se muestran los cambios en la tasa de homicidios (número de homicidios por cada 100,000 habitantes) de una selección de entidades.

De manera global, los asesinatos aumentaron en 0.2% a nivel nacional, revelando que la disminución de asesinatos en algunas entidades es compensada por el incremento en el resto de los estados. En la siguiente tabla se reporta el número de casos durante los tres meses especificados en 2019 y en 2020 en todas las entidades del país, así como el cambio porcentual entre un año y otro. Como se aprecia en la tabla, Aguascalientes fue una de las entidades que sufrió un incremento en el número de asesinatos, con 15 homicidios más durante esta temporada, lo que para la entidad significa un aumento de 78.9%.

A raíz de un cambio de política tan drástico como las medidas de distanciamiento social, los datos parecen indicar que estas ocasionaron un importante descenso en el número de homicidios en ciertas entidades del país (excluyendo aquellas zonas donde ha habido pugnas fuertes entre grupos de narcotráfico). Empero, estas son cifras preliminares, por lo que esperaremos las cifras oficiales dadas por el Inegi. Lo que es importante ahora es comenzar a debatir sobre las causas e implicaciones de estos números para eventualmente descifrar cuál es la verdadera causa de comportamientos tan distintos entre las entidades federativas, desde el periodismo y la academia, cuanto antes.

 

@regi_medina

@marianafdz_97

Show Full Content
Previous Aprueba Consejo General Anteproyecto de Presupuesto 2021  
Next El virus real
Close

NEXT STORY

Close

Autónoma de Aguascalientes lanza su segunda convocatoria 2018 para becas institucionales de licenciatura y bachillerato

31/07/2018
Close