López Obrador y la polarización en su visita a Aguascalientes – LJA Aguascalientes
24/09/2020


  • Simpatizantes que clamaban por una foto, teachers que pedían su basificación y hasta opositores del Frena se aglomeraron por horas frente a la XIV Zona Militar para dejar claros sus mensajes al presidente de México
  • La visita del líder tetraformista evidenció la polarización que existe respecto a su imagen en el estado

***

Este 21 de agosto el presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, visitó a Aguascalientes para dirigir la reunión de mesa de seguridad en el estado y para llevar a cabo una de sus conferencias matutinas. 

Dicha rueda de prensa se realizó en punto de las 7 de la mañana en la XIV Zona Militar de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) y, desde antes de comenzar, durante, y después de terminar, cerca de una centena de simpatizantes, opositores y protestantes se postraron afuera de las puertas del lugar enviando mensajes polarizados a quien abandera la Cuarta Transformación. 

Los primeros en manifestarse, desde aproximadamente las 5 de la mañana, fue la representación del Frente Nacional Anti-Amlo (Frena) en la entidad, quienes desde esa hora y hasta alrededor de las 8:30, estuvieron con equipos de sonido pregonando mensajes en contra del actual presidente, pidiendo su remoción y chocando utensilios de comida para hacer claro su mensaje: “Amlo vete ya”, se podía leer en sus carteles.

Bajo consignas como “Dictador”, “Fuera ladrón de la patria, lucharemos por México”, “Andrés López en Aguascalientes no te queremos”; entre alaridos de “López al penal, López criminal”; y entre al menos una decena de banderas de México, los opositores del Frena no sólo pedían la dimisión del presidente, sino que se enfrentaban a la contraparte que fue sumándose a lo largo de la mañana, los simpatizantes que venían en busca de una foto del presidente y que apoyaban con mensajes como “Amlo y la 4T no se frena”.

Justo enfrente de la entrada ala XIV Zona Militar, la ciudadanía que transcurría en sus vehículos por el Segundo Anillo en la parte oriente, hacía sonar sus cláxones indiscriminadamente, unos en apoyo total y otros sumándose al disgusto de aquellos que duraron poco más de tres horas clamando la renuncia de un presidente que ni siquiera lograron ver al finalizar la conferencia matutina, ya que para cuando la Suburban negra en la que iba de copiloto el líder morenista, salió, todos los representantes del Frena ya se habían retirado. 

 

Las exigencias: teachers, investigaciones de asesinatos inconclusas, falta de medicamentos

Además de supuestos opositores y simpatizantes presuntamente desinteresados, también a las afueras de la XIV Zona Militar comenzaron a llegar ciudadanos con cartulinas y leyendas de peticiones para López Obrador. Desde manifestantes del Sindicato de Trabajadores del Centenario Hospital Miguel Hidalgo, hasta dueños de ejidos de San Luis Potosí que denunciaban el “despojo de sus tierras”. 

Una de las exigencias que tuvo más mediación fue la de los teachers¸ quienes reclamaban basificación federal y aumentos de salario, algunos de ellos no habían sido recontratados y no tenían soluciones al respecto. Por su parte, los trabajadores del Hospital Hidalgo llevaban consignas pidiendo bases y bonos para su personal de salud, de la mano con leyendas de “estamos con usted señor presidente”.

Uno de los temas que se pretendía abordar en la conferencia matutina, y que ya es de urgencia, es el desabasto en medicina oncológica para los niños de Aguascalientes, que también tuvo presencia en medio de la manifestación, pero que no fue resuelta en su visita: “Los niños con cáncer necesitan sus medicamentos y quimioterapias”, se leía en una cartulina sostenida por una mujer que buscaba la visibilización de su mensaje. 

“Sr. Presidente pedimos su ayuda, alto al despojo de tierras” decía una manta levantada por dos potosinos que desde hace meses acuden a distintas partes del país pidiéndole a López Obrador que no les quiten las tierras para megaproyectos que afectan sus ejidos. Venían desde Villa de Arriaga, San Luis Potosí, denunciando la entrega de sus terrenos a la empresa Fermaca que lleva desde el año pasado instalando un gaseoducto ahí. 

Todas las exigencia se devenían de diferentes problemáticas sociales: entregas de terrenos, prestaciones laborales y hasta investigaciones de asesinatos inconclusas.

Al margen de las rejas que impedían el paso a la Zona Militar, apoyando a López Obrador, un grupo de no más de cinco personas cargaba con una pancarta que exigía justicia para el fallecido Fernando Saul, un aguascalentense asesinado en un bar a los 23 años de edad. Después de cuatro años de su muerte, los cambios de agentes en las investigaciones de su caso han impedido que se revele o se indague más allá de su muerte: “Fernando Saúl Hernández Rodríguez te nombramos víctima de homicidio doloso en octubre de 2016. Tu homicidio en un contexto de vulnerabilidad, es la consecuencia de un estado incapaz de garantizar una vida digna y libre de violencia para todos los jóvenes de Aguascalientes”.

Todas las personas que llevaban un mensaje para el presidente estuvieron paradas cerca de la XIV Zona Militar para que, a la salida de éste, una ventana a medio abrir recibiera algunas de sus peticiones; en la camioneta el alabado y criticado morenista se despedía con ademanes y sonrisas. Una familia de padre, madre e hijo sonreía por haber obtenido una foto de cerca del mandatario federal.

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous ¿Incomodó López Obrador a Martín Orozco y a Teresa Jiménez durante a su visita a Aguascalientes?
Next Pinta Violeta 023. Un podcast de LJA.MX/ Concursos de belleza
Close

NEXT STORY

Close

Respuestas a Covid-19 le están fallando a personas en situación de pobreza: ONU

23/04/2020
Close