Messi continúa siendo un balón de oxígeno para el Barça – LJA Aguascalientes
21/09/2020


Tras la celebración del Barça-Nápoles, todos los analistas llegaron a la misma conclusión: el Barcelona fue poco más que Leo Messi, ya que fue el argentino quien ejerció de líder absoluto y demostró todo su talento. Excepciones aparte, el resto del equipo apenas hizo lo posible por sobrevivir.

Es por ello que, ahora más que nunca, Messi se revela como la gran esperanza del Barça en una Champions atípica. Los rivales que le esperan son dignos de temer; en primer lugar el Bayern de Múnich y en caso de llegar a semifinales, el Manchester City o el Lyon, y la impresión es que todo va a depender de cómo rinda Messi en Lisboa. No obstante, ante el Nápoles ha demostrado que no le van a faltar ganas.

Las hazañas del argentino ante el Nápoles

Su perseverancia quedó clara cuando marcó un gol en un remate imposible, en el suelo y en mitad de una situación en la que otro jugador hubiera tirado la toalla. Otro tanto vino después de una espléndida maniobra, si bien este fue anulado por el VAR. Y también protagonizó un penalti que se creó el mismo al robar el balón en el área rival a Koulibaly. 

Luis Suárez y Griezmann, sus compañeros de ataque, no tuvieron su mejor día frente al Nápoles. El equipo sufrió más de lo necesario en defensa. Y aunque en el centro del campo brillaron Sergi Roberto y De Jong, lo cierto es que las bajas de Busquets y Arturo Vidal se dejaron sentir. 

Barcelona sin y con Messi

El Barça sin Messi se ve amenazado, pero con él puede aspirar prácticamente a todo y por ello la afición confía plenamente en el argentino a la hora de hacer sus apuestas de futbol esta temporada, aunque el Barça pueda presentarse como una víctima frente al Bayern de Múnich al viajar a Lisboa el próximo jueves. Messi ha jugado once eliminatorias de cuartos de final, evidentemente todas a doble partido. Fue eliminado en cuatro, y ganó siete. 

No llegó a disputar los cuartos de final en sus cuatro primeras participaciones en la Champions, por diferentes razones. La primera ocasión, por no estar consolidado aún en el equipo; la segunda, por su lesión tras su exhibición ante el Chelsea; la tercera fue eliminado ante el Liverpool en octavos; y la cuarta por una lesión muscular que le hizo perderse los dos partidos ante el Schalke 04. 

Ya en la temporada 2008-2009 jugó sus primeros cuartos, y precisamente ante el Bayern de Múnich en el Camp Nou. El Barcelona ganó por 4-0, en un gran momento del equipo, dirigido por aquel entonces por Pep Guardiola. Aquella noche Messi marcó dos goles, y semanas después ganaba la Champions ante el United. 

Messi es desde entonces un habitual en cuartos de final. Fue precisamente en un partido de cuartos cuando tuvo una de sus mejores exhibiciones en Europa, marcando cuatro goles al Arsenal en el Camp Nou. Resultó decisivo también para que el Barcelona franqueara los cuartos de final en la temporada 2011-2012, cuando tras el 0-0 ante el Milán en la ida, el equipo ganaba en la vuelta a 3-1, con dos goles y una asistencia por parte de Messi.

 

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Proveedores para tu tienda online: cómo encontrarlos y negociar con ellos 
Next Denuncian trabajadores del Ayuntamiento de Calvillo retenciones millonarias por seguro “obligatorio” con Banca Mifel
Close

NEXT STORY

Close

Eugenia León ofrece hoy concierto en Aguascalientes

22/12/2017
Close