Pifias, dislates y memes: 6 meses con el doctor López-Gatell – LJA Aguascalientes
21/09/2020


  • Después de sus peleas con legisladores, gobernadores, periodistas y los más de 60 mil muertos por Covid, López-Gatell sigue dando sus conferencias, que cada vez tienen menos espectadores. Sin embargo, el presidente y un sector de la población lo apoyan. 

 

EMEEQUIS

 

El doctor José Luis Alomía, fiel escudero de Hugo López-Gatell, procedió, como tantas otras veces, a presentar el panorama nacional de la pandemia, este jueves 27 de agosto. Llegó a la gráfica que los medios esperan para informar a su audiencia: los casos confirmados, los sospechosos, los fallecidos. 

Fallecidos… Con el mismo tono de siempre, dijo la cifra: 62,076. Era la misma del día anterior, pero, aparentemente, nadie se dio cuenta en la conferencia vespertina. 

Los comentarios de informadores no se hicieron esperar: “¿No hubo registro de muertes en México por coronavirus en las últimas 24 horas?”, pusieron en la cuenta de Twitter del sitio lopezdoriga.com “¿Un error en la presentación Subsecretario @HLGatell o no se registran defunciones por covid en México este día?”, preguntó la periodista Azucena Uresti en la misma red social.

Minutos después, con voz queda, ambos reconocieron el error. “Hubo un error en la actualización del dato de defunciones acumuladas, para el día de hoy son 62,594”, musitó el doctor Alomía. Es decir, 518 más que el día anterior.

No ha sido el único error, dislate, contradicción. En seis meses y 182 conferencias vespertinas (hasta este viernes) han sido muchos. 

En este tiempo antepuso la “fuerza moral” del presidente para explicar por qué no contagia, dio explicaciones kilométricas de por qué sí o por qué no hay que traer el cubrebocas a la mano (en alguna frase de película decían: más vale traer la pistola y no necesitarla que necesitarla y no traerla). Se peleó con legisladores, gobernadores, periodistas. Lo cacharon en la calle, aviones y otros lados sin cubrebocas, como si nada estuviera pasando. 

 

Largas explicaciones sobre el cubrebocas

Finalmente se la puso el cubrebocas en público en la conferencia del 25 de mayo, tres meses después del primer caso confirmado en México (28 de febrero). Explicó que ese día se le vio usar el cubrebocas (durante la mañana), por primera vez, porque anteriormente el objetivo era poner énfasis en quedarse en casa. “Lo usé para ir posicionando el uso de este dispositivo como un elemento auxiliar de la prevención, particularmente en espacios cerrados, una vez que concluya la Jornada Nacional de Sana Distancia”.

El 11 de julio dio otra laaaarga perorata sobre el cubrebocas, sobre el cual, el consenso científico internacional es que es mejor usarlo. “Los cubrebocas pueden ser un mecanismo útil, eficaz, para interferir con la propagación de secreciones respiratorias, desde la persona que no queremos que proyecte los virus, en caso de estar infectado. Pero es mucho más borrosa, confusa, menos sólida la evidencia sobre la potencial utilidad de los cubrebocas como una barrera de protección a la persona que no se quiere infectar”. Se puso otra vez el trapo. 

 

Disculpe ¿qué es la fuerza moral?

“La fuerza del presidente es moral, no es una fuerza de contagio. En términos de una persona, un individuo que pudiera contagiar a otros, el presidente tiene la misma probabilidad de contagiar que tiene usted, que tengo yo. El presidente no es una fuerza de contagio”, le respondió a una reportera el 16 de marzo, sobre la posibilidad de que AMLO pudiera transmitir el virus en sus giras. Ese comentario causó extrañeza en la comunidad científica y el público en general. Dio pie a memes en las redes sociales. Como el de @osvaldomonos, publicado en esta revista digital, en el que el presidente sale caracterizado como un superhéroe. 

El 20 de agosto se hizo viral una imagen de López-Gatell conversando con otra persona en el avión. “Aquí la máxima autoridad sanitaria @HLGatell violando los protocolos de salud aérea. ¿Qué opinan?”, preguntó López Dóriga en su cuenta de Twitter. La usuaria Araceli Benítez (@aracelibs) respondió: “Opino que López-Gatell es un irresponsable. Hace meses que debieron haberlo despedido”. Ese comentario tuvo casi 2 mil likes. 

Sus conferencias se han vuelto rutinarias, con menos datos del panorama nacional y poco espacio para preguntas de reporteros, lo que ha resultado en menor audiencia. Por poner un ejemplo: el 2 de junio tuvo 168,815 vistas, mientras que el 2 de agosto sólo captó 61,609 espectadores. 


 

Poco chance a los reporteros

Normalmente las conferencias vespertinas comienzan con el “panorama nacional”, con cada vez menos datos o más complicados de interpretar, y luego continúan los invitados con algún tema en particular. Ha habido ocasiones en que sólo dejan un par de minutos para ¿preguntas? de los comunicadores, que asisten diariamente a Palacio Nacional, poniendo en riesgo su salud. 

El 20 de julio, el reportero Alejandro Alemán cuestionó a López-Gatell sobre el poco espacio para preguntas, en vista de que un colega había enfermado de Covid por asistir a las conferencias. “Es notoria la ausencia de nuestro compañero Juan Hernández, sabemos que está enfermo de una afección respiratoria, en fin, es una situación lamentable y preocupante para todos los que estamos aquí. Y me da espacio para preguntarle el porqué no convocar a una conferencia de prensa vía Zoom, porque entiendo que este es como espacio temático, pues a veces no nos da oportunidad de hacer nuestras preguntas”. 

Incómodo, el subsecretario de Salud contestó en pocas palabras, contrario a su costumbre: “Bueno, sobre lo del Zoom y demás lo consideramos, tomamos nota y vemos las modalidades”.

En la cuestión del semáforo, no ha terminado de cuajar la explicación de cómo funciona, lo que derivó en que nueve gobernadores de la Alianza Federalista pidieran su renuncia, porque están inconformes con la metodología. 

“Los gobernadores de 40 millones de mexicanos y mexicanas, demandamos al Gobierno Federal la salida inmediata de Hugo López-Gatell y que se ponga al frente, a un experto en la materia, con conocimiento y humildad para entender en toda su dimensión los temas de esta crisis de salud tan grave como la que estamos atravesando”, dijeron en un comunicado, el 31 de julio.

 

El presidente al rescate

Al cabo de seis meses de pandemia en México, los resultados hablan por sí solos. Ocupamos el tercer lugar en muertes por Covid en todo el mundo, con 63,146, sólo por debajo de Estados Unidos (181,762) y Brasil (119,504). 

En el acumulado de contagios somos séptimos en el orbe, con 585,738. Estos datos chocan con el discurso oficial, que pide siempre considerar el factor poblacional. Sin embargo, institutos de prestigio, como la Universidad Johns Hopkins, utilizan los números totales para su conteo diario y ranking de países, sólo como un parámetro. 

Ante las críticas a López-Gatell y su equipo, el presidente López Obrador siempre sale al rescate. El 4 de mayo dijo: “Hay toda una campaña para demeritar al doctor Hugo López-Gatell. No les gustó, no les agradó tampoco que tomáramos la decisión de que el doctor fuese nuestro vocero”. 

Ante el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, el mandatario pronunció por cuadriplicado la frase que ha sido un escudo, hasta el momento, para el estratega contra la Covid. “No estás solo, no estás solo, no estás solo, no estás solo”. Eso mismo le dicen en sus redes sociales a López-Gatell, quien –todavía– cuenta con un amplio respaldo en un sector de la población.

 

@emeequis

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Idea Vilariño. Tres apuntes/ Extravíos 
Next Enjuiciar a los expresidentes: Ricardo Monreal y Martí Batres zanjan diferencias
Close

NEXT STORY

Close

Semana – Enero 2017 / Dos

15/01/2017
Close