Decálogo para ser demócrata / Matices  – LJA Aguascalientes
23/09/2020


El día 15 de septiembre es el Día Internacional de la Democracia, en el contexto global que vivimos, es fundamental reflexionar sobre la misma. En lo personal, he identificado algunas corrientes sobre la democracia y su papel en la sociedad: la que afirma que la democracia es la mejor forma de sociedad existente en la historia, la que afirma que la democracia ha decepcionado a los problemas globales y que hay que buscar otra forma de sociedad y la que afirma que la democracia es buena, pero en sus actos hacen todo lo contrario para defenderla. La primera es necesaria para seguir generando una reflexión valiosa sobre el valor superior de la democracia sobre otras formas y que nos orille a decidir que ante las dudas, siempre es mejor la democracia. La segunda ha sobredimensionado la capacidad de incidencia de la democracia en la solución de los problemas globales y ha generado falsas expectativas, en su afán de diseñar una solución ha impulsado ideas y liderazgos antidemócratas con el argumento de que “con democracia estamos peor” pero aunque la democracia no sea una solución económica, un modelo económico democrático siempre será mejor y la tercera, que desde mi visión es la más peligrosa es aquella que públicamente afirma que sí, que la democracia es la mejor forma de sociedad, pero en el actuar, discursivo y de hechos, hace todo por minarla en sus entrañas de ideas autoritarias y contrarias a la democracia. Hoy, en este contexto es fundamental declararnos demócratas, porque afirmo: no hay una forma de sociedad que garantice de mejor manera la libertad, igualdad, fraternidad, paz y felicidad pública y privada, que la democracia. Por eso, propongo un decálogo demócrata. 

Un demócrata siempre opta por la libertad. En todas sus expresiones, desde la libertad de prensa hasta la libertad de culto, pasando por la libertad de elección o la de tránsito. No solo el o la demócrata debe optar por la libertad cuando se ponga en frente alguna decisión compleja, sino que deben ser férreos defensores de la libertad de todos y todas, aunque esto signifique la exposición de ideas contrarias a la nuestra o el ejercicio incómodo de la libertad para los intereses políticos de un gobierno.

Un demócrata siempre opta por el poder del pueblo. Según Rosenvallon, en una democracia no solo basta con el poder del pueblo elector, sino que se deben ejercer y defender otros poderes que tiene el pueblo como el poder controlador, el poder juez o el poder de veto. Estos poderes se manifiestan por diferentes mecanismos, pero la fundamental es la participación ciudadana mediante múltiples canales, mecanismos e instituciones; un demócrata siempre opta por impulsar estos ejercicios, lo más sencillo es ser demócrata fuera del ejercicio de poder, lo complejo es incentivar y optar por el poder del pueblo cuando se está del lado del ejercicio del poder, pero un demócrata siempre opta por el empoderamiento ciudadano aunque esto signifique menos eficacia, eficiencia e incluso menos control en el ejercicio de políticas públicas. Un demócrata debe aspirar a menos representación y más participación. 

Un demócrata siempre opta por la igualdad. Un y una persona que se dice demócrata siempre opta por reducir la desigualdad estructural económica y la desigualdad estructural de género. Las y los demócratas deben diseñar y construir un mundo donde haya menos pobres y menos desigualdades entre hombres y mujeres. Y esto siempre significa perder privilegios, un o una demócrata debe estar dispuesto a perderlos.

Un demócrata privilegia la deliberación y diálogo democrático. Una actitud democrática esencial es la deliberación y el diálogo con argumentos, se debe optar por un proceso de toma de decisiones que siempre tenga de por medio ejercicios de diálogo y debate, no la imposición, siempre horizontal, nunca vertical.

Un demócrata siempre opta por los derechos. En una democracia es fundamental la defensa irrestricta de los derechos propios pero mucho más, los ajenos, siempre se debe optar por defenderlos, aunque las manifestaciones, causas o expresiones no las compartamos. Su derecho hoy es nuestro mañana.

Un demócrata siempre opta por la paz. Una de las características esenciales para defender la democracia es su carácter pacifico de resolver los conflictos, un demócrata nunca opta por expresiones o soluciones violentas, aunque estas parezcan justas, la violencia solo hace más grandes los problemas y siempre es injusta. Una persona demócrata siempre defiende la paz sobre la violencia, aunque un video de la combi no nos parezca grave. 

Un demócrata siempre opta por la política decente. En democracia la política debe hacerse con decencia, con respeto, con educación, con acuerdos, con soluciones dignas para todos, sin corrupción e intereses ocultos, la política con decencia de Monedero, es característico de una democracia.

Un demócrata siempre opta por lo colectivo. Resulta obvio, pero una democracia nunca es individual, siempre colectiva, como dice Fernando Savater, no seamos imbéciles individualistas que piensan que no es necesario lo colectivo. Seamos como Hanna Arendt que afirma que no hay felicidad pública sino se participa de lo público. 

Un demócrata siempre opta por la defensa de la minoría. Aunque nos parezca ocioso tener minorías o nos parezca un desperdicio de dinero tener partidos chiquitos, un demócrata siempre opta porque existan estos valiosos espacios donde se construyen liderazgos alternos e ideas políticas plurales; un demócrata es más demócrata cuando tiene el control de la mayoría y un respeto irrestricto por la minoría. 

Un demócrata siempre opta por la verdad. Siempre por la transparencia, la rendición de cuentas, la investigación periodística, el periodismo de calidad, medios libres, políticas de comunicación social abiertas y participativas y no verticales, lineales y de intercambio económico. La verdad es esencial en democracia. 

Si hay algo en lo que hoy podemos ser más demócratas, el día internacional de la democracia es un buen pretexto.

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous #ElTwittazoLJAMx
Next Alianza federalista y la revuelta fiscal/ Bravuconadas 
Close

NEXT STORY

Close

¿Ganó Carlos Slim o perdimos los consumidores?

21/08/2017
Close