El otro lado de #Lady3Pesos. Madres lidian con la rudeza de los supermercados – LJA Aguascalientes
21/09/2020


  • En México, 28 de cada 100 mujeres que tienen al menos un hijo son jefas de familia. Pese a esto, Walmart, La Comer y otros supermercados prohíben el acceso cuando acuden con sus hijos. Esto, señalan Conapred, Segob y SSA, es un acto de discriminación

 

EMEEQUIS/ Alejandra Crail

 

Mariana llegó al Walmart de Buenavista, al norte de la Ciudad de México, en compañía de su hija de 6 años, un martes por la tarde. Necesitaba comprar los víveres para alimentarse ese mismo día y el resto de la semana: entre el trabajo en casa y las clases virtuales de la pequeña, no notó que la despensa se había agotado.

A diferencia de otras ocasiones, en las que los abuelos o papá se encargan de la niña para que Mariana haga las compras durante la pandemia, ese martes nadie estaba disponible. Así fue que, por primera vez, mamá e hija, que conforman una familia monoparental, salieron juntas a hacer las compras.

Entró sin complicaciones, pero ya al interior, ambas se vieron rodeadas por cinco guardias de seguridad, todos hombres, que comenzaron a amenazarlas y exigirles abandonar el recinto.

“Está incurriendo en un delito, vamos a llamar a una patrulla para que la lleven al Ministerio Público”, le dijeron sin informarle cuál era el supuesto delito que había cometido.

Mariana argumentó que sólo necesitaba comprar comida para ambas, que vive sola con su pequeña y que nadie pudo quedarse con ella. Sin embargo, el personal arremetió de nuevo: “Me dijeron que la sociedad estaba así por gente como yo, que no era su problema si yo necesitaba comida, traté de seguir mi camino y dijeron que en la caja no me cobrarían”.

Es el otro lado de #Lady3Pesos, quien se volvió viral por insultar a guardias: mujeres que son amedrentadas por ir acompañadas de un hijo al supermercado, a pesar de ser familias monoparentales.

Del otro lado de la ciudad, Alicia Torres, de 54 años, vivió una situación similar, pero en una Bodega Aurrera. Ella es viuda, madre de un hijo de 11 años con discapacidad intelectual.

Es bióloga de profesión pero ante los cuidados del pequeño y la muerte de su esposo se dedica a la venta de plantas y aceites esenciales los fines de semana, siempre entre conocidas, y como Mariana, junto con su hijo forma una de las 5 millones 750 mil familias monoparentales que hay en México.

La familia de Alicia vive lejos y la única red con la que cuenta son amigas, que de vez en cuando la apoyan con las compras o con el cuidado del pequeño. Pero si necesita pagar con tarjeta debe ir ella por cuestión de seguridad. Aunque sale lo menos posible, aquel día tuvo que tomar junto con su hijo un camión para, tras 15 minutos, llegar a la Bodega Aurrera más cercana y comprar lo necesario para no salir en varios días.

Al entrar, un policía les detuvo y les negó el acceso. Ella le explicó que su hijo tiene una discapacidad, que no puede quedarse solo en casa y que necesitan alimentos. Pero no, el policía no cedió y comenzó a amedrentarla.

“Yo quería gritar de la desesperación y meterme, pero era poner en riesgo a mi hijo, porque si hablo fuerte, llora. Sí insulté al policía, la verdad. Me ganó la frustración por su falta de empatía”, recuerda en entrevista telefónica.

Sus casos no son únicos, se replican a lo largo de todo el país, luego de que con la llegada de la Covid-19 se limitara el acceso a los centros comerciales a sólo una persona por familia, impidiendo, además, el acceso a adultos mayores y a niños. 

 

El acceso a menores acompañados está permitido

Ante esta medida implementada en supermercados, el mismo subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, Hugo López-Gatell, vocero oficial del gobierno durante la emergencia sanitaria, dijo que si bien se recomienda que a los mercados, tianguis y supermercados sólo pase una persona por familia, el personal debe ser flexible y no impedir el acceso a padres con hijos.


En la conferencia del 28 de junio señaló que la Secretaría de Salud tiene conocimiento de que “existen disposiciones tajantes por parte de cadenas de supermercados” que impiden el acceso a padres y madres que acuden en compañía de su hijo o hija. “No han logrado tener la flexibilidad”, señaló.

Sin embargo, sí dejó en claro que aunque la visión de estas cadenas de tiendas de autoservicio es prohibir el ingreso de niñas y niños, no hay razón para hacerlo, lo mismo para personas con discapacidad que requieren apoyo de un tercero.

“Naturalmente pueden requerir la asistencia de otra persona y requerirse que dos personas del mismo grupo familiar o de amistad estén en el mismo espacio”. 

 

#Lady3Pesos no es la única

–Menores de edad no ingresan –se escucha decir a una mujer que no aparece en la imagen.

–La otra vez pasé con ella, discúlpeme, y nadie me dijo nada –replica la mujer que aparece en el video portando cubrebocas.

Después, la mujer, que es grabada sin su consentimiento, procede a insultar al personal que, parado frente a ella, le impide el acceso al Walmart de la alcaldía Azcapotzalco, mientras exige le regresen el dinero que gastó en el estacionamiento.

El video fue publicado en redes, se viralizó y la madre que intentó ingresar por víveres junto con su hija al supermercado fue bautizada como #Lady3Pesos.

La llamaron prepotente en redes sociales y diversos medios replicaron el discurso. En suma, publicaron que se negaba a atender los protocolos sanitarios establecidos por las autoridades, cuando, de hecho, las autoridades federales han apelado desde el inicio de la emergencia sanitaria a la flexibilidad de los centros de autoservicio para permitir el acceso de adultos acompañados de sus hijos.

Días después, Michelle, la mujer referida, publicó un video en sus redes en el que se disculpa por haber ofendido al personal de seguridad de Walmart y, explica, entre diversas cosas, que es madre soltera: “Nadie se pone a pensar ni a ponerse en mis zapatos sobre el por qué reaccioné así, tan molesta y tan desagradable. (…) Yo también salgo a trabajar como todos ustedes. Soy madre soltera y tengo que trabajar día a día para sacarlos adelante”.

Michelle entra en una estadística, aquella que dice que 28 de cada 100 mujeres mexicanas que tienen al menos un hijo son madres solteras, divorciadas o viudas. También es líder de un hogar como el que conforman el 28.5% en el país que tienen como jefa de familia a una mujer, según las cifras más recientes del Inegi.

Esto, sin embargo, implica un reto. Tanto la parte económica como de cuidados de los hijos y el hogar recae sólo en una persona. Este es el argumento principal de las autoridades federales al momento de exigir flexibilidad en los supermercados: cada familia tiene características propias por las cuales no puede negárseles el acceso, como se ha replicado en diversos establecimientos del país.

Michelle no es la única a la que le han impedido el acceso a un supermercado, ni los casos de Mariana y Alicia son aislados. En redes sociales abundan quejas y denuncias en contra de establecimientos a lo largo del país.

Algunas mujeres señalan que los policías les piden hacer las compras por internet pero hay quienes no tienen; en este país al menos el 30% de la población no tiene acceso a este servicio y, por ende, está limitado su acceso virtual a las tiendas de autoservicio.

Otras recuerdan las amenazas. Gisela, 30 años, madre de un pequeño de 3, fue increpada por dos empleados de La Comer, acusándola de irresponsable por llevar a su hijo y gritándole que se retirara si no quería que llamaran a una patrulla. Tampoco tenía en dónde dejar a su hijo.

Mientras que unas más, como Alicia, guardan la tristeza y el enojo: “A mi niño se le nota que tiene una discapacidad, pero el policía me impidió el paso y no tengo en dónde dejarlo. Somos solos, le dije al policía. Pero me sacó del lugar”.

En el caso de Michelle, tras haberse viralizado el video donde insulta al personal que le impidió el acceso al Walmart, la empresa para la que trabajaba (Century 21) la despidió y ahora es una de las 1.2 millones de personas que perdió su empleo formal con la crisis del coronavirus, según el último corte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) sobre bajas laborales.

 

Conapred señala este impedimento como discriminatorio

La pandemia de Covid llevaba casi dos meses activa y el Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación (Conapred) ya se había pronunciado respecto a la negativa de los supermercados de permitir el acceso a menores de edad.

Por medio del boletín 015/2020, la Conapred exhortó a supermercados, tiendas o expendios a no limitar el acceso a niñas y niños ni a mujeres embarazadas y adultos mayores, porque sus medidas de aparente protección pueden constituir actos de discriminación al restringir injustificadamente los derechos de esta población.

El Consejo señaló que limitar el acceso de esta forma es ignorar las circunstancias específicas de cada persona, quienes, en la mayoría de circunstancias acuden para poder realizar la compra de víveres básicos por lo que son quienes más apoyo y solidaridad necesitan.

Asimismo, el 29 de abril la Secretaría de Gobernación declaró discriminatorio el limitar el acceso a personas con necesidades particulares a supermercados y establecimientos de alimentos y productos.

“Durante la actual emergencia sanitaria, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) ha tenido conocimiento de prácticas implementadas en establecimientos comerciales que, en principio, buscan proteger a grupos específicos de población, pero que en realidad resultan discriminatorias y excluyentes”, señaló el organismo que dirige Olga Sánchez Cordero.

Entre los puntos de general cumplimiento para todo establecimiento destaca el que señala que se “debe brindar prioridad de acceso a personas adultas mayores y con discapacidad, así como mujeres embarazadas y jefes y jefas de familia con niñas o niños a su cargo que se encuentran en situación de mayor desventaja y necesidad de cuidado”, así como el ordenamiento de facilitar la compra de artículos y no obstaculizar dicha actividad a ninguna persona.

Este medio solicitó la versión de Walmart, Soriana y La Comer, sin que hasta el momento de la publicación hayan dado respuesta.

 

@AleCrail

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous INE tendrá facultad de suspender mensajes en radio y TV que discriminen o violenten a candidatas
Next Los colegios privados no pueden regresar a clases presenciales en Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

PAN y Nueva Alianza van juntos por el Distrito I

12/10/2015
Close