Ley contra el maltrato infantil / Análisis de lo cotidiano  - LJA Aguascalientes
20/10/2021

Los derechos de los niños fueron establecidos por la Organización de las Naciones Unidas desde 1989. Acá en México nos tardamos un poco y la Ley General para la Protección de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes se aprobó en 2014. Bueno, como quiera que sea desde hace 6 años ya teníamos la ley. Entonces ¿por qué recientemente se ha hecho tanto alarde sobre las modificaciones a la ley? Porque es una buena noticia. Lo que acaba de hacerse es modificar los artículos 232 y 423 bis de manera que quede bien claro que es ya un delito maltratar a los niños. Los artículos 47 y 105 fueron modificados para que se establezca que “Queda prohibido que quienes tengan trato con niñas, niños y adolescentes ejerzan cualquier tipo de violencia en su contra, en particular el castigo corporal y humillante”. Como sucede siempre algunos medios de comunicación se lo tomaron a broma y no faltaron los memes sobre la chancla, el pellizco y los jalones de orejas. Incluso algunos ciudadanos se tomaron la molestia de llamar a las estaciones de radio, para manifestarse en contra de la medida y hasta aseguraron que ellos seguirán corrigiendo a sus hijos con el método antiguo porque así lo aprendieron de sus padres y así funcionó bien. Estos breves brotes de opinión popular no cambiarán el buen impacto que la medida tendrá. Las estadísticas bien realizadas no mienten, en todo el país y en nuestro Estado en particular el suicidio sigue teniendo como causa primera la violencia intrafamiliar. Y no tenemos que ir muy lejos para enterarnos que la violencia social se gesta dentro de hogares violentos donde pelean los padres, los hijos los ven y aprenden de ellos. Pero si además los hijos son maltratados, entonces la conducta que se provoca es que precisamente los chicos aprenden que así es como se solucionan los conflictos y entonces son agresivos en la escuela, en las calles y en sus grupos de amigos. Recientemente todos vimos una clase en línea an la cual una profesora universitaria se comporta agresivamente con los alumnos. Como los muchachos sí saben utilizar los recursos cibernéticos y las redes sociales, la noticia se difundió en todo el país y la universidad no tuvo más remedio que cesar a la maestra. En otros tiempos no hubiera sucedido nada. Ahora las clases en línea para chamaquitos de primaria han puesto en evidencia el maltrato escolar, las clases impartidas de manera tediosa, árida y sin motivaciones han sido vistas por los padres, ya no hay defensa posible, los malos maestros han sido exhibidos y queda constancia de ello. Esto deberá traer una buena consecuencia, que los profes se esmeren en hacer sus clases más amenas, instructivas y si se puede divertidas. Porque aquellos docentes que sí entendieron el cambio y hacen sus horas de enseñanza de manera ágil y disfrutable gozan de la aprobación de alumnos y padres de familia. El profesor ya no puede ampararse en su base y su sindicato. Su ineptitud para la docencia quedará expuesta a la vista y oídos de todos. Y por lo tanto deberán quedarse los buenos. Desde la preprimaria hasta la universidad. El castigo corporal será eliminado como correctivo felizmente, después de muchos años de vivir en las casas y las escuelas los golpes e insultos como sistemas educativos. Afortundamente los tiempos están cambiando para bien. Y cuando menos algo bueno trajo la pandemia.

 


Show Full Content
Previous La Purísima… Grilla: Levantamanos
Next El espejismo de la igualdad. La violencia política.
Close

NEXT STORY

Close

En Aguascalientes existen 100 mil caninos en condición de calle

27/02/2018
Close