No sé/ Esencias Viajeras  – LJA Aguascalientes
19/10/2020


Hoy no sé de qué escribir, no sé de qué hablar, no sé qué decir que pueda ser importante o al menos entretenido de leer, no sé qué reflexionar, no sé si repetirme con un tema o un tópico que me quede cómodo y cumplir el plazo estipulado con mi editor, no sé si doy vueltas sobre el mismo círculo, aunque no sé, tal vez nadie puede bañarse dos veces en el mismo río, hay muchas cosas que no sé, no sé poner un tanque de gas, no sé colocar una persiana americana de manera decente sin que el masking tape o la cinta canela aparezcan como manchas en un lienzo, no sé hacia donde va el mundo, no sé si seguir en cuarentena, si ya termino, si estamos aun, no lo sé, no sé si esto que escribo signifique algo, aunque eso sí sé; no hay nada fuera del texto.

No sé cómo usar una tarjeta de crédito, no sé manejar un automóvil automático –que en esencia debería ser más sencillo–, no sé descargar en la computadora el software correcto, no sé hacer una factura fiscal, no sé pagar a crédito, no sé nada de tasas de interés y rentabilidad, no sé si esto no me interesa, no sé si soy yo o son los demás, no sé el tiempo adecuado para que las palomitas de maíz no se quemen en el horno de microondas, no sé diferenciar entre una mirada de coquetería y una mirada de desprecio, a veces me parecen tan iguales, no sé si debí seguir, no sé si debí alejarme, no sé si debo algunos besos, no sé si me robe otros más, no sé si los merecía, no lo sé. No sé abrir una lata sin abrelatas, no sé hacer jugo sin una juguera, no sé hacer un desayuno continental, no sé en donde se paga la luz y en donde se enciende la luz –metafóricamente–, no sé cómo prender un boiler –sin el miedo de la explosión de por medio-, no sé cocinar, no sé andar en moto, ni en cuatrimoto, ni en razer, bueno en nada similar que tenga en sus ejes dos o más ruedas impulsadas por un motor, sea este de combustión interna, eléctrica o basado en la energía de un dínamo, no sé donde tomar la ruta que me lleve al mercado central o a la calle Triunfo, no sé diferenciar aún entre cilantro y perejil, no sé cuándo un aguacate está maduro, no sé si yo he madurado, no sé a qué se le llama madurar, no sé en cuánto está el banderazo de un taxi, no sé de qué sirven los buenos modales, no sé si habrá un más allá, no sé meditar, no sé si mi alma trascenderá, no sé caminar sin sentir que voy demasiado aprisa, no sé si en realidad voy lento.

No sé distinguir la tragedia de la comedia, la realidad de lo absurdo, el amarillo ocre del amarillo canario, no sé si el hombre es el lobo del hombre, no sé qué piensan los de la vereda de enfrente, no sé si ignoran en qué país vivimos y no sé si no se enteraron cómo lo devastaron, no sé si saben lo que los demás sabemos y no lo quieren averiguar, no sé si es ineptitud o burla, no sé. No sé como pintar sin que se derrame la pintura, no sé cuándo me instalaran el sistema de internet, no sé por qué mi regadera funciona mal, no sé que habrá en el refrigerador esta semana, no sé que está de moda en la televisión, no sé quién es la pareja del momento, no sé cómo quitar las manchas del inodoro, no sé cómo van las ligas de futbol, no sé usar reloj, no sé subir un video de Tik Tok, no se el número de teléfono de casa de mi madre, no sé cómo mis amigos me siguen soportando, no sé si el amor de ella será inagotable, no sé si le he dado tanto, sé que le he dado tan poco, sé que hay que amar y hacer lo que quieres.

No sé si los delirios del mundo nos lleven a una nueva poesía, no sé si saldremos aún mejor de esta, no sé si habrá más utopías, si Dios ha muerto, no sé. No sé si tengo algunas certezas, no sé cuál será mi destino, no sé si quiero saberlo, no sé si sé quién soy, sé que pienso y luego existo. No sé, sólo quería escribir algo a propósito de nada.

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Lulú Parga, un gran ejemplo de actriz aguascalentense/ La escena 
Next Derecho al aborto: sacrificado durante Covid, afirma Declaratoria de OSC
Close

NEXT STORY

Close

Instalan Consejo de Desarrollo Municipal

16/04/2017
Close