La Biblioteca de Hugo Argüelles Cano/ En la paz de estos desiertos  - LJA Aguascalientes
03/12/2021

Hay una biblioteca en Aguascalientes que contiene entre sus colecciones tres bibliotecas privadas. Las tres de valor patrimonial por quienes las conformaron y por sus libros, patrimoniales porque en ellas se constituye la vida, manías, amores, pasiones de sus creadores y eso las convierte en únicas.

La Biblioteca Pública Central Centenario Bicentenario tiene como característica la diversidad de sus colecciones, así como los públicos hacia los cuales está dirigida, en eso radica su valor e importancia como una biblioteca emblemática: es patrimonial, a la vez que es pública y universitaria.

Fue fundada en 2010 para conmemorar el Bicentenario de la Independencia de México y el Centenario de la Revolución Mexicana, de ahí su nombre. Localizada en el Complejo Ferrocarrilero Tres Centurias, está contenida en lo que fuera la Casa de Fuerza de los Talleres del Ferrocarril y que es a su vez un edificio también patrimonial, lo que le da más sentido y valor.

Cada una de las colecciones es valiosa por sí misma, compradas a los herederos de sus creadores junto con su archivo, la Biblioteca de Alejandro Topete Del Valle, la de Ernesto Lemoine Villicaña y la de Hugo Argüelles Cano, de naturaleza y temática distinta, tienen una vocación universitaria además de que son y e incentivan la investigación con sus temáticas como la Historia de México y de Aguascalientes y de Literatura, por ser muy general en mi descripción.

Hugo Argüelles Cano (1932-2003), dramaturgo, escritor, director de teatro y guionista veracruzano, fue muy reconocido en su tiempo por ser uno de los renovadores del teatro mexicano con identidad propia. Lector de la idiosincrasia del mexicano, crítico de la corrupción y el ejercicio del poder, observador agudo de la problemática en las familias mexicanas, de las tensas relaciones entre padres e hijos, llevó al teatro, además del cine y la televisión, con un ojo crítico, agudo y un profundo humor negro, una infinidad de obras. Sólo para mencionar, destacan Doña Macabra (1963), adaptación a la televisión, cine y teatro, Los cuervos están de luto (1958) escrita para teatro y adaptada a cine, Concierto para guillotina y cuarenta cabezas (1971), Las cenizas del diputado (1971), entre muchísimas obras de teatro, guiones de cine y “anti telenovelas” (como él las llamaba) para televisión.

Además de era maestro y entre sus alumnos y alumnas destacados están Sabina Berman, Víctor Hugo Rascón Banda, Carlos Olmos y Norma Román Calvo, entre otros. Daba su taller en casa, donde tenía todos los medios posibles para ello, entre lo que se encontraba maniquíes y animales disecados para sus escenografías y por supuesto, su enorme biblioteca.

Al morir, sus herederos y alumnos intentaron por todos los medios posibles que su casa se convirtiera en una especie de Centro Cultural en homenaje a él, a petición del mismo Argüelles, sin embargo, las dificultades para conseguir solventar este proyecto lo hicieron imposible.

Argüelles se había hecho de una importante colección de arte, fotografías, literatura, música y escultura con el objetivo de que fueran puestas a disposición pública tras su muerte en su casa en la Colonia Condesa de la Ciudad de México, pero, como hemos mencionado, ese deseo no pudo ser del todo cumplido.

Durante años, los bienes estuvieron contenidos en su casa a merced del polvo, las plagas y la desarticulación, por lo que muchos de sus amigos y alumnos reclamaron que si no se hacía algo se perdería un acervo invaluable para los mexicanos.

Conscientes del valor de esas colecciones, hicieron de manifiesto su pesar al perderse las colecciones, lo que no sabían era que parte de esa colección se encontraba integrada a una nueva biblioteca en Aguascalientes y que, como él lo deseaba, estaba a disposición pública para el estudio y la investigación de la literatura y el teatro.


Con más de diez mil volúmenes, esta colección es la más grande de las que se encuentran en la Biblioteca Bicentenario, con vocación principalmente de literatura y dramaturgia, contiene además una importante número de historia mundial, de México y por supuesto, del arte, como buen amante que era de México, pero además como un gran lector e investigador, que se nutría de los más destacados y diversos autores del mundo.

Tiene, esta biblioteca, una vocación principalmente literaria, encontrarán entre sus pasillos libros inconseguibles y de una gran cantidad de autores. Conscientes de ello, quienes gestaron la idea de la Biblioteca Bicentenario, integraron la colección de Argüelles pensando principalmente en los maestros y estudiantes de teatro de la Universidad de las Artes, pero también para los estudiosos de las artes y el público en general, entregando a Aguascalientes una colección de valor incalculable.

Además de la biblioteca, la Biblioteca Bicentenario tiene una importante colección audiovisual en la que destaca sin duda la fonoteca, digitalizada a lo largo de siete años y puesta a disposición pública para ser escuchada a través de Internet.

Se suma a esta valiosa colección el Archivo, que comparte con el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Teatral “Rodolfo Usigli” del Centro Nacional de las Artes, parte de su acervo.

Escribo este texto para promover esta colección bibliográfica, pero también para valorarla en su contenido y conformación, para que cuando vuelvan a darse una vuelta por la Biblioteca Bicentenario, se acerquen a esta colección con otros ojos, con el respeto y apreciación que merece su dueño original, quien generosamente la conformó  pensando más allá de su vida y en las nuevas generaciones de artistas.

Para acercarse a esta biblioteca, les dejo el link a través del cual pueden acceder al Catálogo Colectivo del Sistema de Bibliotecas Públicas del Instituto Cultural de Aguascalientes y donde tienen, además, a la mano la maravillosa colección de música que fuera de Hugo Argüelles. https://bit.ly/34aWZ8g.


Show Full Content
Previous La Purísima… Grilla: Ignorantes
Next ¿Debemos confiar en nuestras mejores teorías científicas?/ El peso de las razones
Close

NEXT STORY

Close

Piden panistas periodo extraordinario para armonizar Ley de Transparencia

14/04/2016
Close