La Purísima… Grilla: Ignorantes - LJA Aguascalientes
25/01/2022

Giro. Arturo Ávila Anaya, candidato perdedor de Morena por la presidencia municipal capitalina, logró marcar el rumbo de la controversia por los negocios de su empresa con la Sedena bajo el mando del general detenido en Estados Unidos, Salvador Cienfuegos, transformó una solicitud de transparencia sobre las adjudicaciones directas en un impulso a su deseo de repetir como aspirante por Morena a suceder a Teresa Jiménez Esquivel, cuando transformó los cuestionamientos por los contratos en un ataque de Martín Orozco Sandoval.

Con la vara que midas. Al empresario Ávila Anaya se quejó donde pudo, en especial con Carmen Aristegui, de que se intentaba vincular su nombre con el de Salvador Cienfuegos para dañar su imagen, explicó el morenita que en Aguascalientes se tiene mucho miedo a Morena y su capacidad de ganar las elecciones en la entidad, por lo que se está haciendo lo necesario para detener su seguro nombramiento como candidato. Superficialmente mencionó que sí tuvo y tiene negocios con gobiernos en los tres órdenes, tanto con los de la Cuarta Transformación como los de los regímenes corruptos, y ya, dando por sentado eso, olvidó que constantemente el propio Arturo Ávila copia el discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador y distingue entre corruptos y puros; para enseguida centrarse en su papel de víctima, objetivo de un complot que lo considera el candidato más viable para suceder a Teresa Jiménez Esquivel.

Los vínculos probados entre la Sedena bajo el mando de Salvador Cienfuegos y la empresa de Arturo Ávila pasaron a segundo plano, el morenita transformó la adjudicación directa en un sacrificio, pues según él, casi le regaló los blindajes a los militares. La opacidad por la que le fue otorgado el contrato también lo consideró irrelevante, cuando la de Ávila Anaya no es la única empresa que presta esos servicios. En la ruta de López Obrador, el empresario con pretensiones de gobernar la capital de Aguascalientes, se victimiza y logra sacudirse cualquier sospecha sobre sus vínculos empresariales, para intentar quedar como el candidato más viable de Morena en el 2021; hábil, por esa ruta, al partido del presidente no le quedará más remedio que volver a designarlo.

Fail. Lo decíamos ayer, Arturo Ávila tendría que medirse con el mismo rasero que los puros de la Cuarta Transformación critican a sus adversarios, eso y nada más; pero el empresario, en su afán de conseguir la candidatura, arremete contra sus molinos de vientos y transforma en enemigos a los medios de comunicación, igualito que López Obrador. De nuevo, las tácticas viles de la cúpula del poder se llevan entre las patas a los medios, Arturo Ávila acusa directamente a Jorge López Martín y al gobernador Orozco Sandoval de estar detrás de una campaña de desprestigio, con base en una nota publicada en Facebook, el empresario difundió una captura de pantalla de Informativo 26 en la que se avisa que “Vinculan a ex candidato de Morena en #Aguascalientes por cargos relacionados al narcotráfico con el recién detenido, Salvador Cienfuegos. #Informativo26”, una vergüenza de presentación que en nada se sustenta, que acusa sin pruebas, que ofende al lector en su intención de manipular sin ningún hecho. Sin dejar a un lado que Arturo Ávila aceptó ser favorecido por una adjudicación directa de la Sedena de Salvador Cienfuegos, el señalamiento del empresario hacia Jorge López es un duro golpe a la táctica de quienes trabajan en su provecho propio, una candidatura pues, encubriéndose en que le hacen un favor a Martín Orozco Sandoval.

Amenaza. La advertencia de Arturo Ávila fue directa contra Jorge López Martín: “Muchos me habían hablado de tus alcances, la verdad es que nunca pensé que fueras capaz de todo lo que me decían, ahora no tengo la menor duda. Eres diminuto, incluso más en tu forma de ser, yo tengo hijos, y mi honor es lo más importante, espero que tú y el Gobernador sepan bien a donde están llevando esto. Utilizar el canal del Gobierno para inventar una nota tan grave como vincularme con el Narcotráfico… mira te mentaría la madre, pero ni eso tienes, nos vemos en los tribunales”.

No me ayudes, compadre. No sabemos si Martín Orozco lee esta columna, queremos creer que sí, pero como acá trabajamos para los lectores, el siguiente comentario que puede parecer consejo, va gratis, el grupo de poder del gobernador, al menos mediáticamente ha sufrido bajas en las posiciones de poder, hoy, cualquier pollito con pretensiones cree que le puede mover el tapete, su hombre en el PAN, Gustavo Báez Leos, está dando bandazos, el grupo pierde cohesión porque todos quieren ser el candidato del gobernador; los expriistas que hoy asesoran a Martín Orozco, en general, son de una mediocridad que ya ni siquiera cabe en el PRI, ¿qué le están vendiendo si lo único que quieren conseguir en su supervivencia en algún cargo antes que volver con vergüenza al partido que los rechazó o al que renunciaron? Mucho ayuda el que no estorba, exponer al gobernador en una acusación del tamaño que hace Arturo Ávila, habla muy mal de la capacidad intelectual de quien intenta usar a los medios para desprestigiar a Morena y lo único que consigue es apuntalar las aspiraciones del empresario. Que no lo ayuden, compadre.

Normas. No nos quedó más que menear la cabeza cuando nos dimos cuenta de la corta memoria que tiene la diputada federal, Norma Guel, que se atrevió a preguntar escandalizada a cerca de la sororidad entre mujeres “¿Mujer atacando a mujeres?”, porque en LJA.MX no se nos olvida esa penosa pelea a puños y jalones de pelos que tuvo contra la otra Norma, pero panista, Zamora, en aquellas elecciones del 2016, sólo que ahora la priista hablaba de sororidad llamando ignorante a la actual titular del Instituto Aguascalentense de la Mujer, Nancy Gutiérrez, todo porque esta última declaró que la iniciativa para la Ley Quemón, que comanda Norma Guel, tiene tintes electorales, “Lamento de sobre manera, el simplón e ignorante comentario que realiza la titular del Instituto Aguascalentense de la Mujer respecto a la #LeyQuemón”. Y cómo no pensar eso si para empezar es la estrategia que utilizarán por todos lados los partidos y sus promotores, en este caso la priista, que antes de estudiar en materia de género prioriza estas iniciativas, porque no entendemos en qué cabeza cabe que exhibir públicamente a los agresores sexuales y a quienes no pagan pensión alimenticia sea alguna forma de impartición de justicia, de reparación de los daños, ignorante, Norma Guel promueve una medida que aumenta la violencia contra las mujeres ante el escrutinio público, esa violencia que no se vuelca contra los agresores, que no los obliga a pagar la pensión alimenticia de ninguna manera, tan corta de miras Norma Guel, que no sabe, porque, sí, lo único que le interesa es cubrir cuotas legislativas pintadas de rosa, de género, sin beneficio alguno para las mujeres ni el derecho de los niños y su relevancia, Norma Guel, al más puro estilo priista, considera que este “quemón”, es lo que necesitan las mujeres para frenar la violencia, ¿sabrá la diputada federal lo que hace el sistema punitivo en este país con las mujeres?, es el castigo lo que mueve la justicia y no la prevención ni la reparación del daño. Pero que no se confunda Norma Guel, no le estamos haciendo el favor a nadie, de hecho, tampoco se nos olvida que a Nancy Gutiérrez le gusta ese mismo sistema punitivo, mismo que sugirió a la primera de cambio al Congreso, qué lástima que las servidoras públicas de este estado estén tan atrasadas en sus estudios en materia de género, que ninguna sea capaz de hablar de las mujeres, de las víctimas, de prevención ni reparación de daños, que ninguna de las dos entregue resultados tangibles, no datos, numeritos que no sirven de nada para las mujeres del estado. Eso sí, ya las vimos a ambas vestidas de rosa en la conmemoración del Día de la Lucha contra el Cáncer de Mama y con el moñito naranja contra la violencia de género, purplewashing, le llaman en el feminismo a estas acciones. Falta tanto para las elecciones y ya vamos viendo sus estrategias electorales. No se va a quedar con las ganas nuestra jefa de información de mandarle decir a Norma Guel que su frase “Lamento de sobre manera, el simplón e ignorante comentario” de Nancy Gutiérrez, refleja una ignorancia gramatical, no se dice “de sobremanera”, lo que deja ver su poca preparación académica, aparte de su poca formación en género, algo que pasaría de largo si la diputada no estuviera obligada a prepararse. A la otra estaría bien que contratara a quien la ayude a denostar, porque ya vimos que lo suyo son los puños o el erróneo señalamiento.

La del estribo. El director del CIDE, Región Centro, Alejandro Madrazo Lajous, mostró su molestia de enterarse que el dictamen para la desaparición de los 109 fideicomisos comenzó a circular de manera informal en el Senado desde el pasado sábado 17 de octubre, cuando apenas el viernes había sido turnado a comisiones; lo que significa que la mayoría de Morena decidió que no esperarían a escuchar a las comisiones de Ciencia y Tecnología, Derechos Humanos y la de Economía, las cuales deberían presentar su opinión para elaborar el dictamen; lo que significa que todo será una farsa y simplemente pasarán la aplanadora sin discusión cuyo objetivo es que la Federación cuente con un excedente presupuestal para usarlo de manera discrecional para el año electoral, así como pretender controlar los sectores donde se ha generado crítica a gobiernos anteriores y que el entonces candidato a la presidencia supo capitalizar, aunque sabe que no dejarán de tener ese criterio crítico aquellos sectores que se verán afectados. “Eso tal vez sea lo más grave, pues no habla de una actitud autoritaria y de la sumisión de los sectores críticos independientes a las decisiones de un solo hombre”. Chin. 

 

@PurisimaGrilla

 



Show Full Content
Previous Encapsulados/ Bajo presión 
Next La Biblioteca de Hugo Argüelles Cano/ En la paz de estos desiertos 
Close

NEXT STORY

Close

SEP debe revelar costo de construcción de las 100 universidades Benito Juárez

18/06/2019
Close