Las buenas nuevas/ De imágenes y textos  - LJA Aguascalientes
08/08/2022

Cuánto faltará para que podamos escuchar buenas noticias, o cuándo será el momento donde la historia dé un vuelco y ganen los buenos, lo desconozco estimado lector.

El martes tuve la oportunidad de charlar con Richie Chalkovich, de los famosos hermanos Chalkovich, sociólogos y estudiosos de la comunicación; a lo largo de estos años han sido observadores analíticos del acontecer sociopolítico global, algunos de sus planteamientos han sido replicados en varias universidades de México y Estados Unidos. Desde su casa en Houston, Texas, Richie Chalkovich me compartió su último análisis sociopolítico de nuestro país, ahí le va. Con base en la revisión de los resultados de empresas que se dedican al marketing político de ambos lados de la frontera, el punto de coincidencia es que México no caerá, ya cayó en una crisis económica de las más estridentes de su historia y aunque nuestro gobierno de alguna manera lo acepta, la culpa se le achaca a la pandemia por la que pasa el globo terráqueo; pero realmente no es así estimado lector, esta crisis se viene cocinando desde sexenios atrás, pero la bomba le explotó en las manos a la actual administración, la cual no pudo hacer nada o no quiso tomar cartas en el asunto. “es la crisis mundial en lo económico más profunda que se haya presentado en los últimos 100 años (…) México no había caído en lo económico como ahora desde 1932” palabras del fan más fiel del Benemérito de las Américas. 

Algunos pensaran que el admitir el problema es un buen síntoma pues se podría pensar que el hacer conciencia en este genera acciones para resolverlo, pero no es así dice Chalkovich, nuestro México presentó una caída del 17.1 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) durante el segundo trimestre de 2020, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) lo que nos ubica como el tercer país con la peor contracción de su economía dentro del grupo que conforman el G20.

La pregunta es ¿El actual gobierno está preparado para afrontar esta crisis, tiene las estrategias, las herramientas y los tamaños para poder resolverlo? Seguramente no, o por lo menos las señales que manda hacen pensar a la opinión pública fuera de México que no tiene la menor idea de cómo salir de esta.

El problema no fue dejarlo llegar, sino cómo sacarlo de ahí, afirma Richie Chalkovich al referirse al primer mandatario de la tierra que vio nacer a la Guadalupana, esta sed de poder sin sentido hace que las decisiones importantes no se tomen pensando en lo que mejor conviene a la sociedad mexicana sino en la manera de no afectar su popularidad y aparente carisma para perpetrarse en el poder; si el tema no se puede resolver, entonces distraigamos al “pueblo bueno” con rifas de aviones, viajes a Europa para recobrar los tesoros que nos fueron robados con alevosía y ventaja, si el señor Salinas tuvo al chupacabras, el señor López tiene un arsenal de “ocurrencias” bajo la chistera que le gustan a su público cautivo y que como entes inertes aplauden sin cesar.

El referir al Producto Interno Bruto ¿Es un indicador que nos debe preocupar, realmente mide nuestra economía? Se afirma que es la peor caída en la historia para una economía mexicana. Es un hecho que no existen apoyos económicos para las empresas, los fideicomisos los canceló porque, según el mandatario y sin ningún sustento o por lo menos ninguno expuesto a la opinión pública se prestaban a actos de corrupción, desvío de fondos, no más incentivos fiscales, pareciera que todas las partidas presupuestales se encaminan al bolsillo derecho del pantalón de ya sabe quién. 

El Producto Interno Bruto no toma en cuenta el flujo de dinero que se mueve dentro de las economías informales de una nación, y cuando nos referimos a México, este gobierno promueve la informalidad de manera exponencial. Vamos a llamarle “economía anegada” dice Richie Chalkovich, la cual no está contemplada dentro de los parámetros de medición del PIB, cada vez son más las actividades que no son declaradas al sector público con el único fin de evadir el pago de impuestos, por lo tanto, de manera formal y oficial no existen; en todo caso, si el gobierno incentivara el cumplimiento del pago de impuestos, coadyuvara a formalizar negocios, de manera automática este indicador aumentaría en varios puntos porcentuales. Ustedes dicen que en México el “fisco anda sobres” y tal vez tienen razón, pero si el gobierno apoyara a esos negocios informales a dejar de serlo, como comenté, la medición cambiaría. 

Otra variable que tampoco mide el Producto Interno Bruto es la calidad de los bienes y servicios que se producen, es decir, no se puede identificar con precisión qué se está produciendo y con qué calidad ¿suma lo mismo un país de servicios que uno exportador de petróleo? Seguramente no. 

Las buenas nuevas tendrán que esperar un rato más, mientras tanto no se distraiga con información superflua que sin duda llama su atención y lo coloca en desventaja al momento de reaccionar ante un estímulo o una contingencia. No sólo es el problema de salud, ni la recesión económica, es corrupción que sigue dentro de nuestro ADN político y que difícilmente se podrá erradicar, o por lo menos a corto plazo.


Cada partido en el poder gobierna como considera que es lo correcto, sin tomar en cuenta por ningún motivo a los gobernados, a la sociedad, al pueblo bueno o como le quiera llamar, lo delicado de todo esto es que con una figura como la que ahora tenemos al frente el panorama se nubla cada vez más. Dicen que encontraron a la molécula que mata al Covid, pero no la que mata a la corrupción.

 

[email protected]

@ericazocar


Show Full Content
Previous La Purísima… Grilla: Fuera de lugar
Next Telectuales performativos/ Yerbamala
Close

NEXT STORY

Close

Se vigila retiro y reúso de piso de Plaza de la Patria

29/04/2014
Close