Año 2021, Bicentenario de Jesús Terán (Parte 1)/ Cátedra  - LJA Aguascalientes
01/12/2021

…aún no le recompensa [su patria] otorgándole un premio de honor, proporcionado á sus esfuerzos.

Justo Sierra.

 

QUIÉN ES JESÚS TERÁN. (De 1821 a 1849). El 14 de Enero del año 2021 que está por llegar, celebraremos doscientos años del natalicio del aguascalentense de mayor mérito en toda nuestra historia: Jesús Terán, quien realizó la obra más portentosa en tan solo 45 años de vida.

  1. Independencia de México. Cinco meses después de ese día 14 de Enero en que Jesús Terán naciera, el tirano Felipe Pérez de Terán –criollo descendiente de la familia Pérez de Terán originaria de Cantabria, España, abuelo de Jesús y uno de los hacendados más ricos de Aguascalientes– quien como último jefe político y militar del virreinato había reprimido en forma cruel y sanguinaria a los insurgentes de la región, entregó pacíficamente el Ayuntamiento a Valentín Gómez Farías, médico representante de los revolucionarios, quien declaró formalmente la independencia de nuestro terruño del imperio español el 6 de Julio siguiente, dos meses antes de que Agustín de Iturbide hiciera lo mismo a nivel nacional en lo que se conoce como consumación de la independencia de México.
  2. Formación esmerada. En 1832, Jesús concluyó su enseñanza básica en la Escuela de Cristo que dejó profundamente grabada en su mente las bondades de la educación pública y gratuita, característica con la que fue fundada cincuenta años antes por el filántropo Francisco de Rivero y Gutiérrez, también originario de Cantabria. 

Por no haber aquí escuelas de mayor nivel, su padre decidió internarlo a la edad de 11 años en el Seminario de Guadalajara el que, aparte de ser de excelente calidad académica era uno de los principales semilleros de luchadores liberales, ideología con la que se identificó de inmediato por fundarse en los principios de libertad, igualdad y fraternidad; de hecho, de allí egresaron muchos personajes que contribuyeron al triunfo final del liberalismo en 1857, sobre los conservadores que pretendían retornar a la monarquía para mantener sus privilegios.

  1. Mayor de edad. Diez años después, al cumplir 21 y en la etapa más avanzada de su formación intelectual, tuvo que interrumpirla debido a la muerte de su padre, ya que como hijo varón único se vio obligado a hacerse cargo de reorganizar la administración de las propiedades de la familia, consistentes en el rancho La Paz, las haciendas Las Trojes, Los Cuartos, Chichimeco y Las Pilas en Aguascalientes, más la hacienda San Francisco del Potosí en Coahuila, lo cual logró con gran éxito en poco tiempo, demostrando así su capacidad de adaptación y una gran intuición administrativa.

Este hecho y el de haber adquirido su mayoría de edad le impulsó a incursionar en la política, adhiriéndose formalmente a la corriente liberal. 

Sin embargo, no perdió de vista la necesidad de concluir su carrera de abogado, que reanudó inscribiéndose en el Instituto Científico y Literario de Zacatecas, en donde además de graduarse no sólo impartió la cátedra de Latín, sino que ocupó incluso el cargo de Vicedirector. 

  1. Vocación de servicio. Consolidada su formación profesional y firme en su ideología, regresó a Aguascalientes en donde estableció su despacho de abogado y participó activamente en política. 

Su nombre. A partir de entonces decidió firmar, hasta el día de su muerte, con el nombre breve de Jesús Terán a secas, sin más título que el implícito de ciudadano, lo que denota la sencillez de su carácter. Toda su correspondencia, incluida la que dirigió al presidente Benito Juárez, con quien colaboró estrechamente, está firmada de la misma manera.

A pesar de ser esa su decisión, hasta la fecha no hay uniformidad de criterio a ese respecto no solo entre personas sino incluso entre instituciones, e inclusive en las investigaciones documentales de carácter genealógico, de cuyas versiones la más apegada a la verdad por completa, parece ser la de “José María de Jesús Rafael Pérez de Terán Peredo”.

De esta suerte, quienes se precien de ser personas respetuosas de los nombres e insistan en dar por buena la versión de Jesús Terán Peredo, están en un error. Pero no hace falta hacer mayores averiguaciones para llegar a la conclusión de que no hay, a partir del inicio tanto de su vida profesional como de su carrera política, documento alguno encontrado que no firmara, simplemente, como Jesús Terán. Seamos, pues, respetuosos no tanto de lo que a nosotros se nos ocurra y ni siquiera de lo que digan los documentos, sino de la voluntad de quien fue el dueño de su nombre: Jesús Terán.


1849 Estadista nato. A pesar de su temprana incursión en la política, su brillante actuación lo llevó a conquistar el puesto más alto de la localidad a los 28 años al tomar posesión, en los primeros días de Enero de 1849, del cargo de Jefe Político (primer mandatario) del Partido de Aguascalientes (nombre que se daba a los territorios que aún no llegaban a la categoría de Estado) que venía siendo una especie de municipio dependiente del Estado de Zacatecas.

Educador emérito. Su primera actuación de capital importancia la realizó unos cuantos días después de tomar posesión, el día 25 del mismo Enero, cuando cumplió la que, seguramente, fue la más importante de sus promesas de campaña: la fundación del Instituto Literario de Ciencias y Artes para incorporarse a los ya establecidos en algunos estados de la República a partir de nuestra independencia, con el propósito de reemplazar el escolasticismo dogmático feudal de la época colonial con el método científico aportado por el moderno racionalismo, sueño largamente anhelado por los liberales al que seguramente Terán –gracias a su valiosa experiencia tanto en el seminario de Guadalajara como en el Instituto Científico y Literario de Zacatecas– le dio forma mediante un estudio bien fundado, porque visto con simpatía y entusiasmo por parte del gobernador y del Congreso del Estado de Zacatecas no solo lo autorizaron con toda la formalidad documental, sino que le apoyaron con los recursos necesarios para su adecuada instalación y buen funcionamiento, a fin de colocarnos a mediano y largo plazo a la altura de los países más avanzados de Europa. 

Por la unidad en la diversidad

Aguascalientes, México, América Latina

 

[email protected]


Show Full Content
Previous Medir para crecer/ Opciones y decisiones
Next ¿Qué son las plataformas electorales?/ Debate electoral 
Close

NEXT STORY

Close

Cristiano Ronaldo, como si fuera matemático del futbol mundial

17/06/2018
Close