Shriners / La columna J  - LJA Aguascalientes
25/02/2024

“El que no vive para servir, no sirve para vivir.” Teresa de Calcuta.

Mucho se cuestiona sobre la complejidad del momento histórico que vivimos, los seres humanos se detienen a reflexionar si nuestra especie ha perdido el propósito, ante posturas filosóficas sobre la existencia, volteamos a ver las noticias, y encontramos, muertes, asesinatos, feminicidios, crisis económicas, y un sinfín de noticias que dan referencia de lo que sucede. No obstante, siempre existen percepciones que tienen y expresan misiones distintas, un acontecimiento no es el reflejo absoluto de la realidad, y del mismo modo, es importante mencionar que cuando existen grandes dificultades, es cuando el ser humano encuentra el modo de apoyar y encaminarse al camino de la virtud.

Vivir para servir, es tener la firme convicción de que esta vida es un abrir y cerrar de ojos, y que prácticamente todo lo que nos rodea, es una oportunidad para ayudar y construir. Hoy quiero dedicar esta columna a un grupo de personas que tienen fe en su ideales y esperanza en realizarlos. Shriners International, es una organización que se encuentra en todo el mundo, el nombre que la antecedía a esta gran institución era; Antigua Orden Árabe de los nobles del santuario místico. Su primera reseña se da en 1870 principalmente por miembros pertenecientes a la masonería.

El reconocido actor William J. Florence y Walter Fleming, coincidieron en que era necesario formar una fraternidad con el principal objetivo de ayudar, de hacer obras benéficas en una dinámica que permitiera establecer mecanismos viables ante las circunstancias desfavorables que se presentaban. Pasaron únicamente dos años para que establecieran los protocolos y los usos y costumbres, y en 1872 quedó establecido formalmente Shriners International. 

El objetivo principal de esta loable institución, es ofrecer servicios a la comunidad, existen diversas ramas benéficas, los hospitales Shriners para niños, son una red de más 20 hospitales que están ubicados en Estados Unidos, México y Canadá, inicialmente fueron constituidos para tratar a jóvenes víctimas de poliomielitis, sin embargo, se destacan por contemplar todas las especialidades pediátricas, la ortopedia, el tratamiento de las quemaduras, labio leporino y fisura palatina. En la Ciudad de México se encuentra uno de los hospitales con mayor capacidad en cuanto atención a niños con quemaduras. Al ser filantrópica, los servicios que se ofrecen a los pacientes son gratuitos, y han sido ejemplo en cuanto a investigaciones y nuevos tratamientos, la atención es de máxima calidad.

“La filantropía se trata de hacer una diferencia positiva en el mundo al dedicar sus recursos y su tiempo a causas en las que cree” Jeff Skoll.

Hace algunos días en Aguascalientes se presentó un caso, en el que unos niños le habían prendido fuego a uno de sus amigos, ante esta situación es de aplaudir la reacción de los miembros Shriners en el Estado, puesto que en cuestión de horas se había realizado la gestión con el hospital de Galveston Texas y del mismo modo con las autoridades de Gobierno del Estado para facilitar el traslado inmediato de un niño que necesitaba ayuda. 

La filantropía es el amor a la humanidad, es necesario pensar de manera utópica, es necesario dar pasos para cambiar las cosas, cuando el ser humano se une para ayudar, no solo genera imágenes ejemplares, sino que construye unidad, Shriners forja lazos de fraternidad cimentados en valores y en virtud, también manda un mensaje excelso a la sociedad y al gobierno. No hay tiempo para estar peleando en batallas sin sentido, mucho menos si hay niños que sufren de quemaduras, no hay tiempo para criticar, debe existir tiempo y disposición para siempre apoyar, porque es uno de los modos que tenemos los seres humanos para trascender en esta vida. La sonrisa de un niño lo vale, la paz de una familia aún más. 

“La vida es un regalo, y nos ofrece el privilegio, la oportunidad y la responsabilidad de devolver algo cada vez” Tony Robbins.


La filantropía es solidaridad y subsidiariedad, es fomentar la construcción de un mundo mejor, de una sociedad fraterna y congruente, es recordar que el ser humano puede vivir en armonía. Siempre es buen momento de reconocer este tipo de acciones, Shriners es un claro ejemplo de un camino loable y también de filosofía de vivir. Sin duda alguna, lo que hagamos en esta vida, hará eco en la eternidad. 

In silentio mei verba, la palabra es poder.


Show Full Content
Previous La primera literatura aguascalentense/ En la paz de estos desiertos 
Next ¿Adiós, Donald?/ Mareas Lejanas
Close

NEXT STORY

Close

Con más de 100 millones de pesos se han equipado a los parques industriales de Aguascalientes

15/09/2022
Close