Adiós al 2020/ Sobre hombros de gigantes  - LJA Aguascalientes
27/01/2022

En vísperas del inicio del nuevo año del calendario gregoriano, podríamos escribir de tanto que nos ha dejado este año, pero en lugar de eso quiero decir lo siguiente: 

Todas y todos somos más auténticos entre más nos parezcamos a lo que hemos soñado de nosotros mismos… No crean que pueden, sepan que pueden. No crean que son mejores, sepan que son mejores.

Deben estar conscientes de que pueden lograr lo que quieran, y a los únicos que hay que enfrentar es a nosotros mismos. “Compite” contra ustedes mismos, demuéstrenlo a ustedes mismos. Pero no compitan, mejor hagan compitas.

Mientras den el todo, mientras sepan que pueden llegar a ser lo que ustedes quieran y ser las y los mejores en todo, el resultado de algo superficial es secundario, lo importante es lo grande que sin y pueden llegar a ser.

Recuerden: si pueden imaginarlo, nada es imposible. ¡El cielo es el límite!

Finalmente les comparto un pensamiento que escribí y está publicado en mi segundo libro de poesía. Hagámoslo realidad hoy y siempre:

Más que desearte feliz navidad o lo mejor para estas fechas, quiero desearte lo siguiente: 

Que la paz y la tranquilidad estén siempre en ti.

Que viva contigo y con los que quieres.

Que no te falte nada para ser feliz.

Y que le des al que no tiene para hacerlo feliz.

Que admires, disfrutes y vivas todo lo que te rodea.


Que la naturaleza en conjunto esté en armonía contigo.

Y que tú armonices esa naturaleza.

Que no pisotees y no te dejes pisotear.

Que no te distingan ni te aparten,

y que tú no discrimines ni apartes a los demás.

Que no dejes de ser humano ni te falte la humanidad.

Que le sonrías a tu amigo.

Y le des la mano al enemigo.

Que si juzgas o te juzgan con la razón.

Perdones y te perdonen con el corazón.

Que contigo sean justos y tu seas justo con todos.

Que esa justicia sea tratar humanamente al humano, y tratar a todo humanamente.

Que tratar humanamente sea que te traten y trates a todo lo que te rodea como a alguien que siente, que vive, que respira, que se alegra, se entristece, le duele, se enloquece.

Que siempre te recuerden y que tú recuerdes al olvidado y darle al que se ha desposeído.

Te deseo que el amor reine en tu vida, y que en esa perspectiva, seas el amor para ti, para los demás, y para la vida.

No te deseo lo mejor para esta temporada.

Deseo que en ti, en tu energía, en tu mundo y lo que te rodea.

Siempre, siempre sea esta temporada…

¡Felicidades eternas e infinitos abrazos!

In Lak-Ech Hala Ken.


Show Full Content
Previous Un recuento del año en Movimiento Ambiental de Aguascalientes
Next Gustavo de Alba/ Maniobras de Escapismo 
Close

NEXT STORY

Close

La globalización se está transformando / Enredos financieros

27/06/2018
Close