El jaloneo (político) por la vacuna se COVID-19 - LJA Aguascalientes
28/11/2021

APRO/Neldy San Martín

 

El primero en tomarle la palabra al presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre la posibilidad de que los estados importen la vacuna contra el virus SARS-CoV-2 fue el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, quien se dijo insatisfecho con la primera fase de la vacunación en su estado, con apenas mil 950 dosis, porque hay 70 mil trabajadores de la salud que la requieren.

“No debe de ser así como se está planeando. Tenemos que hacer esfuerzos extraordinarios, conseguir la vacuna con mayor velocidad”, dijo después de una ceremonia en el Hospital Militar Regional en Monterrey, donde el 29 de diciembre último comenzó la vacunación al personal de salud de la entidad, .

“Si el presidente ya dio autorización para que busquemos esa posibilidad (importar la vacuna), lo vamos a hacer”, añadió.

De inmediato, la Alianza Federalista, integrada por 10 gobernadores de oposición, entre ellos Rodríguez Calderón, respaldó el planteamiento: “La #AF suscribe el pronunciamiento del gobernador de #NuevoLeón: debemos estar a la altura del reto, tener la vacuna con mayor velocidad, esforzarnos más (…) No podemos arriesgar la vida de nadie. Por ello la colaboración entre sector público y privado es fundamental”.

El 28 de diciembre el mandatario federal dijo que no se opondría a que los gobernadores importen los antígenos, aunque recordó que existe una reglamentación federal­ que cumplir, como las autorizaciones de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que ya aprobó el uso de emergencia de la vacuna desarrollada por las farmacéuticas Pfizer-BioNTech.

También dijo que, al tratarse de un tema de salud pública considerado de seguridad nacional, corresponde al gobierno federal su distribución.

El presidente agregó que la comercialización del antígeno se hará cuando exista la disponibilidad suficiente y la Cofepris emita las autorizaciones para su venta.

El 16 de diciembre pasado, al no tener otra alternativa, los gobernadores de la Alianza Federalista aceptaron la decisión del gobierno federal de no permitirles comprar las vacunas.


No obstante, reclamaron que los habitantes de sus estados deban esperar meses para ser inmunizados, y exigieron una estrategia nacional “incluyente y cooperativa”.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, defendió la posición del gobierno federal y acusó a los gobernadores de oposición de manipular con fines electorales el tema de la vacunación. Llamó a los habitantes de esos estados a no preocuparse por las vacunas.

De acuerdo con Sheinbaum, la Secretaría de Salud, cuyo titular es Jorge Alcocer, y el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, “están desarrollando el plan nacional de vacunación para el país de manera transparente y basada en el conocimiento científico”.

Sin embargo, sólo la Ciudad de México (107 mil dosis), Coahuila (17 mil dosis) y Nuevo León (mil 950) han recibido la vacuna que llegó el 24 de diciembre a México.

López Obrador dijo el 29 de diciembre que en enero se vacunará a los trabajadores de salud de 27 estados, pero a la fecha no hay un calendario sobre cuándo llegarán las dosis a cada una de las entidades federativas.

“Van a llegar 53 mil más, se estima que para el 4 de enero. Entonces, van a llegar 8 mil 775 más vacunas dedicadas a Saltillo, Coahuila, y el resto a la Ciudad de México para terminar de vacunar a todo el personal de salud de la capital, del Estado de México, Morelos e Hidalgo.”


Show Full Content
Previous Alerta en el gobierno: los cárteles intentarán robar las vacunas covid-19
Next La venta de la vacuna de COVID-19 tardará meses venderse en las farmacias
Close

NEXT STORY

Close

Aplica municipio toque de queda en colonias conflictivas

27/05/2016
Close