Trogloditas/ Yerbamala  - LJA Aguascalientes
02/07/2022

A la memoria de mi querido Don Gus

 

Decíamos en anteriores entregas de la Yerbamala, que hasta cierto punto es normal que en tiempos de crisis siempre hay algún “vivillo” que intenta llevar agua a su molino o sacar provecho de las circunstancias y problemas sociales. También comentábamos en ocasión anterior, que a veces “el pueblo” como sujeto histórico también se equivoca y elige a personas ciertamente impresentables para que les representen. Porque en teoría, los gobernantes son nuestros mandatarios y nosotros los mandantes, es decir, los que mandamos en un sistema representativo y democrático.

Pero en democracia, según la paradoja de la tolerancia enunciada por Popper, los tolerantes pueden ser eliminados por los intolerantes y así la democracia puede verse amenazada y aun abolida. Toda proporción guardada, esto es un poco lo que pasa con la muy imperfecta democracia de las corporaciones en el país vecino, cuyo cambio de gobierno se ve seriamente amenazado por los delirios supremacistas de un troglodita que no sabe perder y por el que mal que bien, votaron en la pasada elección de noviembre unos 74 millones de sus compatriotas, quienes no veían problema alguno en que este señor siguiera otros 4 años al frente del “gobierno” de su país.

Poco importó que no cumpliera con los empleos y salarios prometidos, con la relocalización de empresas, o que mintiera sistemáticamente y sin pudor, que sea un racista, misógino, supremacista, o balandrón. No importó mucho que no haya construido el muro prometido con su odioso vecino del sur, o que no salvará a los casi 400 mil de sus conciudadanos que ya han muerto de covid en enero de 2021 con la vacuna prometida antes de las elecciones, ni tampoco que sus promesas de atajar a China en la carrera por la supremacía económica y contener a Rusia en lo militar, hayan sido imposibles de cumplir.

Así, el enorme sujeto con cuernos, acompañado por la horda enardecida armada con banderas confederadas (uno de los bandos de la guerra Civil del siglo XIX), que en días pasados asaltó y tomó el Capitolio de Washington DC por unas horas y mató a dos guardias de seguridad del recinto, azuzada en discursos y redes sociales por el troglodita de la Casa Blanca, nos hace recordar, por ejemplo, el saqueo de Roma por Alarico en el año 387 de nuestra era, fecha que marcó, más o menos, la caída del Imperio Romano de Occidente.

Así que ahora el mundo contiene la respiración esperando que los peores pronósticos de revuelta para el día de la jura de Biden no se cumplan, especialmente por todo lo que nos implica ser vecinos inmediatos de un imperio en crisis y en declive.

Pero lo que más sorprende desde acá, es la terca resistencia del gobierno mexicano en retrasar la felicitación o siquiera el reconocimiento del triunfo de Biden, como no menos sorprendente es el ominoso silencio ante el atropello subversivo encabezado por el troglodita de la Casa Blanca contra el gobierno electo de su país.

Pero hay más sorpresas: el presidente de la república defendiendo a su “amigo” y embistiendo a Twitter y Facebook en sus mañaneras después de que dichas redes sociales decidieron silenciar al rijoso, puesto que dice, esa actitud de dichas corporaciones vulnera la libertad de expresión. Cabría preguntarle si el evidente trastorno síquico del troglodita gringo está amparado por la libertad de expresión que tan vehemente defensa merece al presidente de México, y también cabe preguntarnos por qué y cómo devolvieron al presunto general criminal o por qué Trump insiste en llamar “mi amigo” con tanta deferencia al presidente de la República.


¿Dónde están (si los tiene) y que hacen los expertos asesores en política exterior del presidente de México?, ¿dónde está la tan celebrada veteranía de la embajadora Bárcena en todo este entuerto, o el supuesto pero muy dudoso “impecable trabajo” del secretario de relaciones exteriores, al que algunos futurólogos ya ven como futuro candidato a la presidencia de México?, ¿es así como mejor se sirve al interés nacional?

¿Qué pensarán Joseph Biden, su equipo de transición, y la ahora mayoría demócrata en ambas cámaras de ese país sobre la aparente complicidad del gobierno mexicano con el ya dos veces sometido a juicio político Trump y sobre todo este asunto y sobre su relación con México, que para ellos no es más que una especie de asunto doméstico? El sexenio es muy joven y los tiempos son turbulentos e inciertos para darse balazos en el pie. Aun en crisis y declive, un imperio es un imperio.

 

@efpasillas


Show Full Content
Previous Grease – El rock llegó para quedarse/ El banquete de los pordioseros
Next El teatro de niños requiere de una inversión grande: Mauro Mendoza/ La escena 
Close

NEXT STORY

Close

Todos los días, de Aarón Cruz Rodríguez en la UAA

21/08/2015
Close