Como las supermanzanas pueden regresarle la vida al centro / Pensar el hábitat - LJA Aguascalientes
02/12/2022

Si, el centro de Aguascalientes necesita un cambio. Con el paso del tiempo, se vio a la mayoría de sus habitantes mudarse hacia la periferia y a sus antiguas casas convertirse en comercios, oficinas o derrumbarse para ser estacionamientos. Las que fueron tranquilas calles y espacios públicos, se intentaron de transformar en avenidas para darle la bienvenida a la libertad de movimiento que representaba el auto, sin darse cuenta que esto implicó dejar entrar al ruido y contaminación, ya que, en casas tan próxima a la calle, fue inevitable que penetraran la esfera privada e íntima del hogar. La habitabilidad se degradó.

Por lo tanto, cualquier transformación del centro tienen que llevar a la habitabilidad como principio, se debe de recuperar la capacidad para desarrollar una esfera doméstica y con esto repoblar. En el centro se concentran las oportunidades, en vez de trasladarnos en camión, bici o auto (que además tenemos que ocupar un espacio para estacionar) ¿Por qué no mejor vivir ahí?

Siguiendo estos ideales, además de los del desarrollo sustentable, se ha popularizado el esquema de supermanzanas. Una nueva unidad urbana, un conjunto de manzanas, pero más pequeñas que el barrio. Es la representación de lo inmediato, lo próximo, pero sobre todo lo integrado, ya sea espacial, social o económicamente.



 

Esta supermanzana empieza con la restructuración de flujos vehiculares, donde las calles interiores solo permiten dar un acceso local, no se puede cruzar desde adentro, sino que hay que rodear cuando se viaja en auto. Esto permite reducir el tráfico sin perder el acceso en auto, mientras que peatones y ciclistas siguen moviéndose con libertad y en mejores condiciones. No hace mucho sentido en el modelo actual que los autos que solo pasan, tengan que hacerlo por el corazón mismo de la comunidad. Asimismo, cuando no hay tantos autos, el silencio y el espacio se prestan para que acontezcan nuevas actividades. Incluso se pueden encontrar los sitios para que se construyan nuevos parques y plazas, espacios donde los vecinos se pueden pasear y generar confianza entre ellos, cultivando el ahora deteriorado tejido social. Ciudades como Barcelona o Vitoria-Gasteiz en España ya las han implementado con éxito y muchas más están siguiendo el camino.

Si bien, las condiciones de la ciudad de Aguascalientes son muy distintas, esto no significa que no podamos aplicar críticamente el modelo de supermanzana. Atendiendo y considerando las características y habiéndose dado un proceso adecuado de planeación y participación ciudadana, se puede dar paso a un programa piloto. Con esto se puede aprender bastante para afinar detalles en las futuras intervenciones. Si iniciamos con acciones ligeras y rápidas como poner bolardos, mobiliario, pintura, árboles y redefinir los espacios con balizamiento se puede transformar la realidad de los alrededores, mejorando la habitabilidad y con esto, la calidad de vida. 

Después de un análisis rápido noté bastantes oportunidades para constituir algunas supermanzanas en el centro de la ciudad, aunque la idea es que se fueran implementando por etapas para completar una red. Por lo pronto tomaremos de ejemplo la que se formaría entre las calles de Madero, Dr. Jesús Díaz de León, Francisco G. Hornedo y Josefa Ortiz de Domínguez. Esto representa un área de 9.4 Hectáreas y una población de 452 habitantes según el último censo. Al redirigir los flujos de Montoro y 16 de septiembre, se puede rescatar un importante espacio en el centro, donde hoy encontramos el pequeño jardín José Martí, que pasaría de su tamaño mínimo a contar con alrededor de 750 metros cuadrados, tres veces más que lo actual. Ya no solo tendría dos bancas y un busto del personaje, ahora se podría incorporar un área con juegos de niños, una fuente y varios árboles y elementos de paisaje. Además, se podría generar un camino arbolado que comunique hasta la Parroquia de San José (que en un esquema de supermanzana también contaría con más áreas verdes en su alrededor).

Las casas que antes estaban a la merced del auto recobrarían su comodidad y calidad para habitarse. La mejora sería inmediata para ahora sus habitantes, pero también sería deseable construir más viviendas. Los ahora estacionamientos que ocupan grandes extensiones pueden convertirse en pequeñas torres de departamentos, con uno o dos niveles en las fachadas exteriores y quizá alrededor de 4-5 en los corazones de manzana, de manera que más personas pudieran vivir agradablemente aquí en vez de trasladarse a la periferia. Si problema esta supermanzana podría tener más de 1,500 habitantes. Lo más valioso sería que todos tendríamos una ciudad más verde y agradable para vivir, lo cual me parece es el verdadero objetivo que debe de tener cualquier gobierno de nuestra ciudad y la supermanzana es una herramienta para lograrlo ¿Cuándo comenzaremos a atenderlo? ¿Por qué no iniciar con un programa piloto de supermanzanas?

[email protected] @arnulfoaldaco



Show Full Content
Previous Así se transmite la COVID-19 en un edificio de departamentos
Next La red gana terreno a turismo de negocios
Close

NEXT STORY

Close

Requisitos para iniciar proceso de adopción en Aguascalientes

13/04/2018
Close