Optimismo/ Bajo presión - LJA Aguascalientes
18/06/2024

Reapareció Andrés Manuel López Obrador para anunciar, a través de un video grabado en Palacio Nacional, que había dado resultado negativo en prueba de covid-19. Poco más de una semana después de que el presidente anunciara que dio positivo a coronavirus, informó: “Me da mucho gusto poder comunicarles que me hicieron la prueba de antígeno hoy por la mañana y ya salí negativo. Desde luego, todavía tengo que esperar unos días más, pero ya estoy bien de salud, me estoy recuperando del covid”. No puede haber mejor noticia para terminar de una vez por todas con los rumores y noticias falsas sobre la salud de López Obrador que durante estos días han distraído a la opinión pública del resto de los asuntos de importancia.

Tras agradecer a todos los que se preocuparon por su salud, el presidente indicó cuáles son sus prioridades, seguir luchando contra “las dos crisis que afectan al país: la pandemia del coronavirus y la económica”; para quienes pensamos que tras la crisis de salud de López Obrador se podrían realizar algunos cambios en la, hasta ahora, fallida estrategia gubernamental, el presidente demostró una vez más su necedad, mientras bajaba unas escaleras para dejar en claro que se encuentra en franca recuperación, se obstinó en señalar que el país tiene condiciones inmejorables para salir adelante, que reactivará la economía con las remesas que lleguen y que su gobierno gastará 200 mil mdp en apoyos directos para 22 millones de beneficiarios.

Reiteró su optimismo y fe en su fórmula de gobierno: “La honradez es la mejor política y es la honradez la que nos da frutos. La corrupción es lo que impedía a México salir adelante, por eso era un país rico con pueblo pobre. Ahora es distinto, no se permite la corrupción y rinde el presupuesto, se distribuye con justicia, alcanza a todos”, insistió a pesar de las pruebas de corrupción y opacidad que todavía hay en su administración; pero López Obrador vive en su propio país.

Según el presidente, a pesar de la pandemia, los mexicanos nos estamos humanizando, “hay más fraternidad, más solidaridad, estamos haciendo a un lado el egoísmo, el individualismo, el racismo, el clasismo, la discriminación, el odio, el rencor y nos estamos abrazando. La tragedia nos está volviendo más fraternos, más generosos, más amorosos”. ¿Es cierto?

Uno de los spots publicitarios de Morena señala que López Obrador es el primer presidente que renuncia a vivir en Los Pinos, cada vez que lo escucho pienso en que es el mandatario que eligió vivir su administración en un palacio, y que los muros de la fortaleza no le permiten confrontar su mundo idílico con la realidad, la de los fraudes con tanques de oxígeno, la venta de vacunas, la violencia intrafamiliar, la deserción escolar, la pérdida de empleos y la incertidumbre que suma a todo eso nuestra incapacidad para pensar una nueva normalidad.

El presidente y su gabinete no aprendieron nada de la crisis provocada por el contagio de López Obrador, están convencidos de que ya están transformando al país, como si para el cambio necesario bastara el intercambio de funcionarios y no la modificación de las prácticas.

Qué bueno que el presidente sea optimista, que prefiera pensar que las espinas tienen flores antes que las rosas espinas, lo lamentable es que las peticiones de fe no son acciones de gobierno, que la realidad no cambia a golpe de declaraciones.

Coda. El problema de la felicidad, señala Pascal Bruckner en La euforia perpetua, es que cuanto más se impone como un objetivo universal, más se le vacía de contenido, ante los demagogos que ofrecen las llaves de ese reino, el autor pide que dudemos de quienes polarizan, quienes dividen, que desconfiemos de “todos aquellos que hacen profesión de adorar a los pobres, los perdedores y los excluidos. En su solicitud se oculta una especie de disfrazado, una manera de reducir a los miserables a su angustia, de no considerarlos nunca como iguales. Y entonces, bajo la máscara de la caridad, triunfa el resentimiento: amor por la desgracia, odio por los hombres. Sólo se les perdona la vida si sufren”.

 


@aldan


Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous LJA 05/02/2020
Next La Purísima… Grilla: Sálvese quien pueda
Close

NEXT STORY

Close

Aguascalientes bien calificado para el nearshoring | El Apunte por Eugenio Herrera Nuño

25/12/2023
Close