Un mundo ideal/ Debate electoral  - LJA Aguascalientes
02/07/2022

¿Qué tal si pensamos en un mundo ideal? Querida lectora, querido lector, les invito a usar la imaginación, hasta donde nos alcance, y pensar en cómo sería nuestro espacio vital ideal. Creo que la mayoría pensaríamos en un mundo sin pandemia, un poco cercano a la normalidad en la que vivíamos hace justo un año; otros más pensarían que un mundo ideal es cobrar sin trabajar. Aquel pudiera pensar en que un mundo ideal es en donde hay una sobreproducción de libros y tiempo para leerlos, y el otro pensaría lo mismo, solo que en lugar de libros, hablaría de bebidas espirituosas y, por supuesto, lo ideal es que no existieran enfermedades hepáticas.

Tengo la certeza de que habría tantos mundos ideales como humanos que poblamos este mundo, es decir, no podemos hablar de una sola idea de perfección; cada uno, en su pensamiento, seguramente concebirá distintas apreciaciones, cada una tan cierta como las demás. Aunque estoy seguro que, si lo pensáramos fríamente, con calma, habrá algo en el fondo del planteamiento inicial en el que coincidiríamos: lo ideal es que, quienes habitáramos el mundo ideal no viviéramos en desigualdad.

A lo largo de la historia, la concepción que tenemos sobre la igualdad ha sufrido transformaciones. Desde tiempos ancestrales se habla que la humanidad ha sido creada a imagen y semejanza de la divinidad y viceversa. En la Revolución Francesa uno de los ideales era el de la igualdad, y si bien las leyes se fundamentan en la premisa de que todas y todos somos iguales, también es cierto que las diferencias que privan entre los seres humanos son las que han hecho posible la vida en sociedad.

Este proceso, entre otras cosas, estará marcado por la construcción de medidas afirmativas y de nivelación con el propósito firme de encontrar en las diferencias, esas que nos hacen únicos, las coincidencias que posibilitan la democracia. Para muestra reciente, fue el pasado sábado 20 cuando la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, resolvió el expediente SM-JDC-59/2021, relativo al Juicio para la Protección de los derechos político electorales de la ciudadanía, en contra de la sentencia dictada por el Tribunal Local Electoral de Aguascalientes dentro del expediente TEEA-JDC-007/2021, en la que se había ordenado al Instituto Estatal Electoral emitir lineamientos en los que se establecieran acciones afirmativas en beneficio de personas de la comunidad LGBTIQ+ y con discapacidad.

En la determinación emitida por unanimidad de integrantes de la Sala Regional Monterrey, se consideró que el tribunal local electoral, debió vincular al Instituto Estatal Electoral para que implementara específicamente una cuota, constitucionalmente válida, basada en el ejercicio de su libertad discrecional, para establecer los pormenores de aplicación de la referida cuota dentro del presente proceso electoral.

Y es que, a diferencia de lo afirmado por el órgano jurisdiccional local en la materia, los magistrados federales consideraron que existía el tiempo suficiente para la emisión y acatamiento de una cuota a favor de los grupos en situación de desventaja, como podrían ser la comunidad LGBTIQ+ y personas con discapacidad, ya que el registro de candidatos inicia el próximo 15 de marzo y termina el 20 del mismo mes.

En ese orden de ideas, si bien es cierto, la Sala Monterrey, reconoce la libertad discrecional del IEE, en cuanto autoridad idóneamente calificada para regular este tipo de temas fundamentales, de acuerdo al contexto geopolítico de la entidad, no menos cierto lo es, que dicha facultad debe ejercerse alejada de criterios arbitrarios, sino que en su emisión se deberá observar el cumplimiento de los siguientes parámetros.

En primer lugar, dicha cuota deberá ser constitucionalmente válida, es decir, que su introducción al marco jurídico del presente proceso electoral no deberá ir en contra del texto constitucional ni de las leyes que de ella emanan; por otra parte, determinada bajo la libertad discrecional del IEE, lo que implica que en los trabajos de elaboración no podrán mediar imposiciones de alguna otra autoridad y bajo la modalidad y formalidades que el IEE considere más convenientes; de igual manera, en la sentencia se establece que la cuota ordenada, debe ser proporcional, es decir, que sea determinada de acuerdo con el contexto geopolítico de la entidad. Para lograr este último punto, por ejemplo, se deberá de tener en cuenta el porcentaje de personas pertenecientes a los grupos en situación de vulnerabilidad señalados en relación con el número de candidaturas a registrar

Otro parámetro a incorporar es que sea lo más eficaz posible, es decir, que la cuota contribuya a la posibilidad real de integrar su voz e ideología en los procesos de toma de decisiones públicas tanto en el H. Congreso como en los Ayuntamientos que integran nuestro estado; de igual manera, es que la cuota sea numérica, es decir, la identificación puntual de un número de persona o personas que será obligatorio postular o asignar, ello en cumplimiento al principio rector de certeza; asimismo, la implementación de la cuota a favor de las personas pertenecientes a la comunidad LGBTIQ+ y las que presentan alguna discapacidad no puede afectar el mandato constitucional de la paridad de género, de ahí la complejidad en hacer convivir (y funcionar) la cuota multicitada con un grupo robusto de reglas que ya estaban previamente implementadas y que a su vez garantizan un derecho constitucional como lo es la paridad de género; por último la Sala Monterrey consideró que la cuota a implementar deba ser idónea y razonable, es decir que en su confección se considere el contexto multipartidista e ideológico de la entidad.


Autoridades, candidaturas, partidos políticos y sociedad estamos juntos en este Proceso Electoral. El cumplimiento formal de la sentencia tendrá lugar el día de mañana sábado, en el marco de la sesión ordinaria del consejo General del IEE. Como en toda decisión democrática, la razón, desprovista de pasión se verá reflejada en el acuerdo. Es obvio que en un mundo ideal, no habría la necesidad de cuotas porque los órganos colegiados de gobierno representarían fielmente las diversas formas de ser y de pensar de la ciudadanía. Dado que esto no es posible, debemos avanzar, paso a paso pero con firmeza, a la construcción del ideal democrático que merecemos.

/LanderosIEE | @LanderosIEE


Show Full Content
Previous El busto de Terán (Parte 3)/ Cátedra 
Next Partidos de nueva creación y Congreso de Aguascalientes se quedan atrás en transparencia
Close

NEXT STORY

Close

Diputados morenistas se preparan para compra de cachitos

30/01/2020
Close