¡Ah...! Los caprichos del Rey / Bravuconadas - LJA Aguascalientes
30/01/2023

El pasado martes 9 se publicó la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica impulsada por el Ejecutivo, por lo que su aprobación se vio beneficiada por la atención prioritaria del Poder Legislativo. Además, el proyecto llevaba la etiqueta de “inmodificable”, vamos, que “no se le moviera ni una coma…”. En las cámaras legislativas, las disciplinadas mayorías morenistas al servicio del presidente se esmeraron en atender la instrucción “del jefe”. Ni discusión en parlamento abierto con representantes de la industria, ni investigadores, académicos u organismos especializados en el tema, ni discusión en comisiones. No, nada debía ser obstáculo a su pronta aprobación.

En el proyecto de la 4T, adicionado al plan original y derivado del pésimo desempeño de la empresa eléctrica nacional conducida por el buen amigo del presidente Manuel Bartlett, que para el año que recién terminó debió aceptar pérdidas por el orden de 80 mil millones de pesos, y que para este año debe afrontar vencimientos de deuda por más de 50 mil millones, urgía la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, regresar a la CFE el monopolio de la generación de la energía, la Reforma Energética del 2014 impulsada por Peña Nieto estorbaba “la solución” de manera franca, y, horror, además legalmente.

Previo a la aprobación, las voces de los conocedores del sector, de la economía y de la ley, no podían dejar de señalar que, en los términos en que se proponía la reforma, pronto encontraría resistencias legales derivadas de compromisos previos, en el marco de acuerdos, convenios, contratos, tratados, y, sin ir más lejos, de la propia Constitución. No pasaron un par de días después de la publicación de la reforma cuando un par de empresas que se declararon afectadas, Parque Solar Orejana y Eoliatec del Pacífico, recurrieron a la solicitud del amparo judicial, mismo que fue concedido mediante una suspensión provisional por el Juez Federal Juan Pablo Gómez Fierro, pero con efectos más allá de lo solicitado por los afectados, sino de manera general, para no generar distorsiones en el mercado nacional. Vamos, la Ley ha sido aprobada y publicada, pero, por la determinación del Juez, suspendida provisionalmente en todos sus aspectos.

La reacción del presidente fue la que todo mundo esperaba. Al día siguiente de la suspensión judicial, en la conferencia mañanera, López Obrador cargó contra el juez, y vociferó que pediría al Consejo de la Judicatura Federal que “investigara” al jurista responsable. En la lógica de AMLO, contravenirlo es atacar a la patria. En respuesta a esta acusación el Ministro Presidente de la Suprema Corte de la Nación y presidente del Consejo de la Judicatura Federal, Arturo Zaldívar, respondió: “Las y los jueces federales actúan con independencia y autonomía. El Consejo de la Judicatura Federal garantiza que puedan ejercer su función con absoluta libertad. Sus fallos pueden ser recurridos, pero siempre respetados bajo la óptica de la independencia judicial”. Así, al presidente López ahora le queda recurrir la determinación del juez Gómez Fierro o pedirle a alguien más que ahora investiguen al Ministro Presidente de la SCN. Ya veremos como evoluciona este conflicto (otro) entre los Poderes Ejecutivo y Judicial.

En otro orden de ideas y apenas saliendo de las manifestaciones de las mujeres en diversos puntos del país, exigiendo el irrestricto respeto a sus derechos ya no sólo como ciudadanas, sino llanamente como seres humanos, el señor de palacio nacional (así, con minúsculas), consintió la ratificación de su candidatura al gobierno del sureño Estado de Guerrero, y de quién se afirma es además su compadre y político de todas sus confianzas, Félix Salgado Macedonio, a pesar de tener investigaciones abiertas ante la justicia local por presuntos delitos contra varias mujeres.

Ni la parcial caída de su “muro de la paz” el lunes 8 de marzo, ni las declaraciones de organizaciones nacionales en pro de los derechos de las mujeres, de académicas, de investigadoras, ni de legisladoras morenistas, lo hicieron reconsiderar su propuesta. “Que decida el pueblo”, dijo el presidente, qué de la ley, me encargo yo. El agravio está hecho, el candidato ya está en campaña, y la maquinaria electoral del Estado está en marcha, así las y los guerrerenses enfrentan desde ahora un futuro incierto y por demás amenazante.

La pandemia provocada hace un año por la presencia del Covid-19 o coronavirus, ha dejado una estela infame de muertes y daños al mundo entero, pero particularmente a México. Fue una terrible coincidencia que nos alcanzara precisamente en el año que la 4T había decidido desmantelar nuestro sistema de salud. Se estaban apenas esbozando los convenios de coordinación, se reestructuraba la plataforma nacional hospitalaria general y de especialidades, se repensaba apenas el esquema de adquisición de medicamentos, artículos e insumos médicos. Vamos, tenía el gobierno al país al garete. Y así nos alcanzó el peor mal sanitario en el último siglo. Para mala fortuna, además, políticamente, se decidió poner al frente de la atención de la emergencia a un médico sin la formación y responsabilidad correspondiente para la magnitud del problema. Sin disciplina ni método llevó al país a una guerra sanitaria sin estrategia. Su prioridad no fue nunca la de salvar vidas de los mexicanos, siempre ha sido la de atender la voluntad de su patrón, no importando sí ello era a base de tanteos o de mentiras. Contravino constantemente las recomendaciones de las autoridades de salud de la OMS, desde la aplicación de pruebas, la atención preventiva hospitalaria hasta el uso del cubrebocas. Hoy México ha perdido a casi 195 mil hombres y mujeres dolorosamente con más de 2 millones de casos confirmados y más de 46 mil de ellos activos.

Los caprichos del rey de Palacio (Nacional) siguen haciendo estragos en la vida cotidiana de los mexicanos, y con todo parece contar aún con gran aceptación entre el ánimo general. Sin embargo, así es la democracia, no importa si destruye una industria vital, si ignora el sentir de las mujeres o si atenta contra la salud de sus gobernados.

 



[email protected]


Show Full Content
Previous Conoce a Greta Ventura, la abogada originaria de Costa Chica que busca un Guerrero más justo e igualitario
Next Este es el avance de la vacunación contra COVID-19 en México el 16 de marzo de 2021
Close

NEXT STORY

Close

Los primeros cien años (parte II) / Debate electoral

03/02/2017
Close