El busto de Terán (Parte 5)/ Cátedra  - LJA Aguascalientes
20/10/2021

LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE AGUASCALIENTES es el producto final de la obra que -como dice Pedro de Alba- fue la más preciada de Jesús Terán: el Instituto Literario de Ciencias y Artes, cuyas actividades inauguró el 25 de Enero de 1849, de acuerdo con lo que hemos demostrado fehacientemente en una tarea permanente que lleva ya veinticinco años.

Todo lo que se diga sobre el particular debe empezar, siempre, por mencionar este hecho que está plenamente demostrado y reconocido oficialmente desde siempre por los gobiernos municipal, estatal y federal, lo cual puede ser comprobado en cualquier momento si se consultan las respectivas relaciones de personajes ilustres. 

O bien, en lugares especiales como la estatua de Paseo de la Reforma en la ciudad de México, donde se encuentra junto con los grandes liberales de la época de la Reforma y único nacido en Aguascalientes, por su excelente desempeño en diferentes escenarios pero especialmente como ministro de Benito Juárez y sobre todo por la misión confidencial que le asignó en Europa para desmantelar el plan con que Napoleón III pretendía conquistar a México. La placa en la base de dicho monumento dice claramente, entre otras cosas: “…fundador y director del Instituto Científico y Literario…”.

O en el Muro de Honor del Congreso del Estado de Aguascalientes, donde su nombre se colocó en primer lugar, entre otras cosas, por promover la elevación de Aguascalientes a la categoría de Estado de la Federación, por lo que fue su primer gobernador constitucional libremente electo. O en las numerosas señales de reconocimiento del pueblo a su obra benéfica, como el mercado Jesús Terán; el aeropuerto Jesús Terán; el Fraccionamiento Jesús Terán; la Casa Jesús Terán de promoción cultural; el parque con su estatua en el fraccionamiento Municipio Libre; la tumba con sus restos que descansan en el panteón de La Salud; escuelas y comunidades que llevan su nombre, etc.

En síntesis, la recia personalidad de Jesús Terán no está a discusión. Los beneficios de su obra han sido patentes no solo en Aguascalientes y no solo en México; los principios de derecho internacional utilizados por él, que la muerte le impidió consolidar en una doctrina de avanzada que, sin embargo, han sido aprovechados en forma aislada por los países integrantes de nuestra Región Latinoamericana para defender su soberanía ante amenazas de diversa índole.

Y el símbolo que más ha molestado a esas fuerzas es el busto de Jesús Terán colocado significativamente el 5 de Mayo de 1907 frente a la fachada del edificio acondicionado por instrucciones de él para que fuera la sede permanente del Instituto, porque ese busto nos recuerda los principios esenciales que Terán persiguió toda su vida:

EDUCACIÓN que nos ayude a valorar la libertad (de pensamiento, de expresión, de conciencia, de albedrío y de creencias) que nos permita adquirir la conciencia crítica necesaria para ser nosotros mismos y construir nuestra propia cultura tanto en lo económico como en lo político y social.

SOBERANÍA manifestada en la igualdad con que debemos tratar y exigir ser tratados tanto por nuestros semejantes como por los países del mundo, para vivir en paz, justicia y libertad.

Pero eso, sin embargo, parece ser una de las causas principales por las que fuerzas poderosas pretenden ignorar su memoria utilizando incluso sus propias creaciones. 

Para darle más claridad al panorama, haremos un rápido recuento de esas amenazas en el siglo XX:


1867 del siglo XIX solo tomaremos esta fecha, que es frágil por falsa en que los intereses regresivos establecieron como base para pretender ocultar la obra de Jesús Terán, con la ocupación de las instalaciones del Instituto con la escuela de Agricultura que fue rápidamente desautorizada por la Federación.

1942 Se tomó precisamente esa fecha de 1867 para celebrar, por vez primera, un falsificado 75 aniversario porque la fundación del Instituto había ocurrido 18 años antes.

1949 El verdadero Instituto cumplía cien años de haber sido fundado pero esa fecha fue totalmente ignorada, entre otras cosas porque dos años antes el Instituto fue arteramente dividido sufriendo cinco años de severos padecimientos y desorganización.

1956 DESAPARECIÓ EL BUSTO DE JESÚS TERÁN (fecha aproximada).

 

“Año del bicentenario del natalicio de Jesús Terán”

Por la unidad en la diversidad

Aguascalientes, México, América Latina

[email protected]


Show Full Content
Previous Mujeres de teatro en Aguascalientes (XIX y XX)/ La escena 
Next Destreza en las tempestades/ Opciones y decisiones 
Close

NEXT STORY

Close

Taxistas pedirán un ajuste en sus tarifas el próximo mes

15/02/2021
Close