Internet será feminista/ LaFemTIC - LJA Aguascalientes
18/05/2024

Este texto fue escrito para que se publicara la semana del 8 de marzo, debido a las acciones de represión por parte de la policía de Aguascalientes dediqué mis días en apoyar en las labores de liberación, logística y etc. por lo que olvidé enviarla al equipo de redacción de LJA.MX

Manifestarse es un derecho, no a la represión. 

 

¿Internet es neutral? Me temo que no. 

Internet ha sido construida bajo algoritmos que reproducen el espacio físico en lo digital, claro, las conductas aprendidas y reproducidas, la discriminación, sexismo y violencia, conductas de las que tanto protestamos en lo físico se reproducen ahora en las plataformas digitales.

¿La computadora es mala?, ¿cobra vida y nos asfixia con sus cables?, hasta donde yo sé no, son las personas las que utilizamos estas herramientas para reproducir las violencias, es una, dos o muchas personas con conductas aprendidas que las reproducen en lo digital, sí esos hombres blancos entre los 30 y 45 años, privilegiados de Estados Unidos como los llamó –palabras más, palabras menos– el documental The Social Dilemma.

Entonces ese algoritmo es machista, ese que nos complica la vida para reportar una cuenta que acosa a una chica, esa cuenta suplantada, el perfil que “rola el pack” sin autorización, pero que sí elimina la foto de una mujer lactando, sí, ese es el algoritmo al que nos enfrentamos.

Y es que es una máquina, una que se alimenta de lo que le dicen, ¡de qué se alimenta la maquinaria de las empresas de redes sociales?

Entonces ¿la Internet feminista qué onda?


En el 2014 un grupo de feministas junto a la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC) se reunió para dialogar y construir una primera lista de lo que llamaron los Principios para la Internet Feminista. Un año después fueron revisados.

Una internet feminista no es pensarla sólo como un espacio libre de sexismo o de violencia, es holístico y debemos hackear la forma en la que hemos pensado a la internet misma para entonces volverla feminista.

Es importante aclarar estimada persona lectora que los principios no quiere decir que se vuelvan una lista obligada de lo que se debe hacer, sino que pensamos, entendemos y creemos los Principios como una lista de ideas que nos pueden llevar a una Internet feminista.

Desde la colectividad nos hemos dado cuenta que lograr una internet feminista requiere tomar varios ángulos y aristas, normalmente es pensado desde mejorar la conexión, garantizando que las mujeres tengan internet para conectarse, pero eso no es suficiente.

De hecho, si observan las políticas públicas de acceso de los gobiernos siempre es a “tener señal” por ejemplo en Aguascalientes tenemos parques y jardines públicos con wifi. 

Dar conexión y que lo demás venga por su cuenta no es opción en sociedades desiguales como la nuestra, Internet es una herramienta importante para el ejercicio de nuestros derechos.

¿Cuál es nuestra apuesta por una internet feminista?

¡Hackearlo todo!

Sí, hackear, es decir desde este concepto fuera de la imagen de las películas significa que debemos apropiarnos de, compartir, usar nuestros conocimientos y habilidades para solucionar problemas, pero también para construir, innovar y sumar a más y más personas (la mejor hablando de hackfeminismo es Irene Soria, síganla).

Y al mismo tiempo lograr el acceso, que Internet sea un espacio para los noviecitos y participación pública, la economía, expresión, agencia.

¿Entonces es la misma internet, pero feminista?, no sé si sea una Internet nueva, pero sí creo que el poder reproduce la violencia, discriminación y discursos de odio, la apuesta de una internet feminista es hacerla desde lo femenino, no significa poner el logo de Facebook color morado o verde es lograr tener una red que permita el ejercicio se los derechos digitales de todas.

Una internet feminista no se logra sola, se decodifica, desinstala y cuestiona desde los aprendizajes individuales y colectivos. 

¿La internet se puede hackear?, sí, esa es la Internet feminista. 

Nunca es tarde para reconocer las complicidades colectivas que me han acompañado por varios años, sin ustedes Internet no sería divertido: Alex, Candy, Marieliv, Vero, Graciela, Daphne, Irene, Sara, Flor, Marina, Adela, Carolina, Denisse y todas las que desde Internet nos ha permitido borrar fronteras y abrazarnos.


Show Full Content
Previous A un año de la pandemia/ Memoria de espejos rotos 
Next La participación femenina en las ciencias naturales: Eleanor Anne Ormerod
Close

NEXT STORY

Close

Investigaciones sobre narcotráfico, religión, asesinato de periodistas y fosas clandestinas, en Colpin 2019 

10/11/2019
Close