INBA(L)/La chispa ignorante  - LJA Aguascalientes
06/12/2021

El pasado 15 de abril fue el Día Mundial del Arte. Las redes sociales se llenaron de felicitaciones, videos, estampas, fotos, imágenes mensajes, música, teatro, danza, cine. Veo publicaciones de varios institutos de culturas y me extraño: felicitan a todas los artistas, excepto a los escritores; festejan a todas las artes, excepto a la literatura. Lo hacen como si escribir no fuera un arte, como si las palabras no fueran el mismo material de una escultura, los movimientos de la danza, la notación musical de una sinfonía. Me extraño, ¿no se supone que esos institutos de cultura deberían incluir la literatura entre las artes?

Me extraño menos cuando miro que es un problema de todos los órdenes de gobierno. En este sexenio al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) se le agregó “y Literatura”, para terminar como un Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL). ¿Qué no ya viene incluida la literatura en las bellas artes? Claro, la literatura, la escritura de textos es algo que viene desde los griegos. Las bellas artes, según los griegos, son: arquitectura, escultura, pintura, música, declamación y danza. El teatro lo incluían en música y la poesía en declamación, ambas, consideradas parte de la literatura. De la misma manera, el término bellas artes actual nos llegó de una Francia del siglo XVIII, en la que, como su nombre lo dice, buscaba la belleza, producir un efecto estético sobre quien pudiera disfrutarlas. Cuando se le agrega esa L a INBA, lo que se hace es generar una ruptura, una separación como si la literatura no fuera arte y fuera algo similar, pero diferente.

La diferencia entre las demás artes y la literatura es algo simple: la escolarización de la lectura, la lectura como un requisito de aprendizaje, la lectura como tarea, la lectura como castigo y a la vez, la confusión entre redacción y escritura, la primera siendo el aprendizaje de las reglas gramaticales, la segunda el uso de las palabras para dar un efecto; la primera es sólo aprender a escribir palabras con el orden correcto, la segunda es escribir palabras para aprovechar la polisemia de las palabras. En las escuelas en las clases de Educación Artística o Artes he sabido que dan clases de teatro, pintura, música, danza, hasta escultura, pero jamás he escuchado de literatura. Esa L que le sumaron al INBA no fue una reivindicación de la literatura, al contrario, fue la corroboración de la separación que le dan a la misma, el trato especial que le dan a la palabra, lo cual no significa que sea mejor.

Me extraño menos cuando entiendo que es un problema la sociedad: la literatura es algo escolar, aburrido ¿cómo es que escribir una historia va a ser lo mismo que una película cuando en el primero no se gastó casi nada de dinero mientras que en la segunda se gastaron miles si no millones de pesos?, ¿cómo que él es un escritor famoso si nadie lo conoce como al actor que salió en aquella película?

En la mayoría de las artes hay una exposición, un público y un personaje, un espectáculo en muchos casos. La gente no idolatra al arte, sino a la persona que lo hace. La gente no consume el arte sino consume el producto en el que se convirtió la persona. Y eso lo hace porque no se cree capaz de hacerlo ella misma, pues nunca han tenido la oportunidad de aprender un arte, como algo disciplinario, como si fueran matemáticas o inglés. Las artes que se imparten son más para relajar que para mostrar lo que es el arte, se utilizan como una válvula de escape de las “materias serias” que se imparten en la escuela, y por lo mismo en muchos casos es mucho más relax esa “clase”. No se aprecia, no se muestra, no hay teoría, acaso una plática. Sin embargo, sí se enseña a escribir a todos. En teoría todos los que terminaron la educación básica pueden escribir una oración simple, hacer un reporte, un ensayo, un trabajo escolar. Y ahí está la confianza de la escritura, la desconfianza de los que escriben ¿qué tienen de especiales los escritores si sólo ponen una palabra después de otra y yo también puedo hacerlo?

No se podría usar el argumento de que la literatura tiene su día, todas las artes tienen su día en específico, en algunos casos más de un día por alguna especialidad del arte. Sin embargo, todas son artes, todas deben tener el mismo valor. La palabra arte debe englobarlas. Debemos de quitarle la L. Mientras existe, seguirá el cisma. Mientras exista la literatura será escolar y no artística.


Show Full Content
Previous El amor, porque tiene que ver con pulsiones profundas e irracionales
Next La corrupción de las leyes corruptas/ En el fondo de la ley 
Close

NEXT STORY

Close

Jessica Jones, algo pueril, pero funciona / Bocadillo

29/11/2015
Close