Política fragmentada, democracia endeble/ La columna J - LJA Aguascalientes
25/06/2024

Come fly with me, let’s fly, let’s fly away

If you can use some exotic booze

There’s a bar in far Bombay

Come fly with me, let’s fly, let’s fly away

Frank Sinatra

 

El domingo 4 de abril, comenzaron las elecciones, en donde se disputan distintas gubernaturas, alcaldías y del mismo modo la renovación del Congreso de la Unión, existe un preámbulo verdaderamente fragmentado en estas elecciones, la sociedad mexicana está en un punto de desequilibrio ideológico, en donde la categorización de la política es total y completamente deleznable, la credibilidad hacia los políticos y los propios partidos se encuentra en el estándar más bajo de su historia, no es la mera percepción de un servidor, es la métrica que arrojan distintas mediciones, y no es de sorprenderse, después de la elección federal y la esperanza depositada en una supuesta transformación, hoy el país está de cabeza. 

Cuando hago alusión a que la política está fragmentada, es porque en gran medida el Gobierno Federal ha dejado mucho que desear, tienen pretexto para todo y soluciones para nada, la gente es testigo de la masacre que vivimos ante el mal manejo de la pandemia. Por otro lado, existe una falta de legitimidad de los gobiernos estatales, es decir, existe un sabor amargo ante la misma historia, la misma pesadilla que invade el ánimo de cualquier persona. El mexicano se encuentra en un laberinto de soledad, en el ocaso de la esperanza por los soliloquios de una transformación que solo ha sido de cuarta. 

La vida se extiende en paradojas existenciales, es verdaderamente irónico, que el presidente tenga cincuenta y siete por ciento de aprobación, al parecer su estrategia comunicacional permea en mayor proporción en el ánimo social, la economía no crece, la inseguridad se desborda, el sector salud se colapsa, y el máximo mandatario sigue refiriendo a una supuesta mafia del poder, su discurso es tan doble moral, que por años criticó al PRI y tiene en su gabinete a figuras de una estirpe priista.


“Nuestra meta es llegar al estado ideal de perfección en donde las naciones ya no tengan que someterse a los designios del gobierno o de otra nación; lo que refiere y se relaciona con la ausencia de gobierno, anarquía, la más alta expresión del orden. Aquellos que no creen que la tierra pueda prescindir de autoridad, no tienen fe tampoco en el progreso.”
Elisee Reclus.

Los partidos políticos se encuentran en un momento histórico de desesperación, con alianzas completamente anti natura, los partidos se han convertido en el coto de poder de ciertos liderazgos que coptan el desarrollo generacional e imponen a familiares, amigos y a personas que necesitan fuero para poder cubrir sus inconsistencias administrativas. Las nuevas expresiones políticas son sólo una extensión no incluida de los partidos, de tal modo, que para el ciudadano de reflexión no es una opción asequible, pues es más de lo mismo.

La estrategia más popular en estas elecciones es la inclusión de actores, actrices y personas con un perfil estético y con cierto posicionamiento social y por supuesto en redes sociales, definitivamente una cosa es la posibilidad y viabilidad, y otra muy distinta es la capacidad para ocupar un puesto de elección popular o de responsabilidad administrativa, lo cual es aberrante, me niego a creer que cada sociedad tiene el gobierno que se merece. La democracia se encuentra endeble, no hay propuesta ni capacidad, solo hay popularidad subjetiva e interés mezquinos, sin mencionar la amenaza que representa el presidente para los Órganos Autónomos del país. Es preocupante el papel de la sociedad, no hay contra pesos, no hay oposición. Solo hay un desencanto generalizado por todo y por todos, el Estado de Derecho sufre fisuras esenciales.

La rentabilidad en política cada vez es más una locura, el costo de las campañas es desproporcionado, es decir, no tiene punto de equilibrio con lo que representa el puesto. La paridad de género es una condición de avance, en su loable esencia, aún dista de ser equitativo en proporciones políticas, la reelección es limitante y una bendición para quien ya se encuentra en un coto de poder. La pregunta es ¿A dónde nos va a llevar esta situación?

“La medida del éxito del Estado es que la palabra anarquía asusta la gente, mientras que la palabra Estado no” Joseph Sobran.

La política está fragmentada, la democracia está endeble, la única opción que tiene una sociedad que se encuentra en nuestras condiciones, es el despertar de conciencia y la posibilidad de pasar de las ideas a las acciones, aún tenemos la esperanza de darles mejores hijos a nuestro México.

In silentio mei verba, la palabra es poder.


Show Full Content
Previous Sujetos Obligados Indirectos, Tablas de aplicabilidad y Programa de Verificación Censal en materia de Transparencia/ Arcana Imperii 
Next Se presentan ante el IEE 62 impugnaciones contra candidaturas aprobadas en Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

Gobierno de Aguascalientes invertirá 5 mdp en programa de empleo temporal

14/10/2020
Close