¿Qué se esperaría de los candidatos a la alcaldía de Aguascalientes?/ Agenda urbana  - LJA Aguascalientes
22/10/2021

Hace algunos días comenzaron las campañas para elegir al próximo presidente municipal de Aguascalientes, lo que significa que durante las próximas semanas los ciudadanos escucharemos desde propuesta serias y viables para mejorar la administración municipal hasta ocurrencias, distracciones y ataques entre los candidatos. Los ciudadanos, por tanto, deberemos evaluar objetivamente cada perfil para elegir a quien realmente pueda administrar con eficacia un municipio de casi un millón de habitantes, para lo cual los candidatos deberían responder cuando menos tres preguntas: qué harían en caso de ganar, cómo lo harían y con quién lo harían. Veamos. 

¿Qué harían? 

Los aspirantes deberían explicar qué harían en caso de ganar, o sea, en qué consistiría su programa de gobierno, cuáles serían los ejes de su administración y qué acciones implementarían para atender los retos de la ciudad. El artículo 115 de la Constitución establece claramente cuáles son las responsabilidades de los municipios, y en ello deberían concentrarse: por ejemplo, gestionar servicios de agua, saneamiento, alumbrado, residuos, mercados, parques, tránsito, entre otros; así como gestionar la seguridad municipal, el desarrollo urbano, programas de movilidad, etcétera. Los municipios no tienen incidencia directa, por ejemplo, en la política de empleo, salud o educación, por lo cual los candidatos que busquen abanderar esos temas para atraer el voto también deberían aclarar cómo mejorarían las áreas que sí son competencia municipal. Por otro lado, los ciudadanos debemos diferenciar las propuestas serias de las falsas promesas que, si bien pueden ser populares para efectos de una campaña, no solo son difíciles de cumplir sino que los candidatos las utilizan únicamente para ganar una elección, sabiendo que probablemente no las realizarán. 

¿Cómo lo harían? 

Los candidatos también deberían explicar cómo harían realidad su programa de gobierno, pues no es lo mismo decir lo que harían sino cómo lo harían. Los aspirantes podrían explicar, por ejemplo, cómo piensan distribuir el gasto público para implementar sus propuestas o cómo movilizarían recursos adicionales para financiar las promesas que harán. Lo anterior puede no ser atractivo durante una elección, especialmente si los aspirantes pretenden crear o subir algún impuesto o tarifa por algún servicio público, concesionar la prestación de algún servicio o recortar el gasto en su sector para destinarlo a otro, por lo cual difícilmente explicarán durante las campañas el “cómo” de su propuesta programática. Aún así, los ciudadanos debemos exigir información más precisa sobre cómo harían que las cosas sucedan: por ejemplo, aquellos candidatos que prometan terminar la concesión del servicio de agua a una empresa privada deberían explicar cómo garantizarían la prestación de ese servicio con estándares de alta calidad, pues prometer sin tener una solución o alternativa seria y viable sería una irresponsabilidad. 

¿Con quiénes lo harían? 

Es importante conocer con quiénes trabajarían los distintos aspirantes durante su administración, o sea, quiénes formarían su gabinete y cuál es su experiencia o trayectoria en los asuntos municipales. Los alcaldes no gobiernan solos, pues difícilmente pueden conocer con detalle técnico, político e institucional cada una de las funciones del gobierno municipal; por ello, es importante contar con equipos capaces que ayuden a realizar una administración exitosa. En ese sentido, sería útil conocer el perfil de quienes podrían integrar el equipo de gobierno para evaluar su profesionalismo, capacidad e integridad. Es natural que distintas posiciones sean ocupadas por personas que apoyaron la campaña o que cuentan con alguna trayectoria partidista o la habilidad para manejar asuntos políticos con eficacia, pues ello puede ayudar a navegar entornos o situaciones complejas para hacer que las cosas se hagan realidad. Sin embargo, muchas áreas del gobierno municipal requieren conocimiento técnico para prestar servicios o realizar funciones especializadas de manera adecuada, sobre todo aquellas relacionadas, por ejemplo, con asuntos como el alumbrado, el saneamiento, los residuos, el desarrollo urbano, la movilidad, entre otras. Por lo tanto, la combinación de perfiles políticos y técnicos competentes podría ayudar al próximo alcalde a viabilizar su programa de gobierno, y los ciudadanos deberíamos poder conocer, así sea de manera preliminar, quienes podrían ser esas personas. 

En conclusión, esperemos que los aspirantes a la alcaldía de Aguascalientes realicen una campaña atractiva para el electorado, pero también responsable, seria e informada para poder evaluar quién realmente sería la persona que mejor gobernaría al municipio durante los próximos años. 

 

[email protected] / @fgranadosfranco



Show Full Content
Previous Pandemia y cambio cultural/ Memoria de espejos rotos
Next Violencia de género y políticas públicas: la transparencia, un área de oportunidad/ La Transparencia, sendero para la igualdad 
Close

NEXT STORY

Close

Sector público y privado apoya a artesanos de Calvillo en Aguascalientes

01/09/2018
Close