Reivindicar/ Bajo presión - LJA Aguascalientes
28/01/2022

Un violador no será gobernador, así festejaron algunos grupos la votación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación de ratificar la decisión del Instituto Nacional Electoral de cancelar la candidatura de Félix Salgado Macedonio a la gubernatura de Guerrero. No se entiende el empeño de la dirigencia de Morena por apostarle a un candidato de la fama pública del autodenominado Toro, en contra de las peticiones de su militancia se llevó al límite la intención de que los representara en la contienda electoral, esa tozuda forma de invisibilizar a las víctimas explica la vehemencia con que se demandó que no se le brindara la oportunidad a un presunto agresor sexual.

Ahora, los matices. 

Efectivamente, un violador no podrá ser gobernador, por varias razones, es un criminal, al quebrantar la ley sus derechos están limitados, un violador debe ser sancionado, ir a la cárcel y reparar el daño hecho a la víctima, no ser premiado con una candidatura. La ley cuenta con varias herramientas que permiten restringir el acceso a un cargo público a quien evade la reparación de las víctimas, así como para proteger a los sectores vulnerables y erradicar la violencia contra las mujeres, incluso con aquellas que han ejercido la violencia política en razón de género, ahí está el Registro Nacional de Personas Sancionadas en Materia de Violencia Política contra las Mujeres en Razón de Género, requerimos garantizar su cumplimiento.

Entonces, no, un violador no podrá ser gobernador, sin embargo, la decisión del TEPJF no se relaciona con las presuntas agresiones sexuales de Félix Salgado Macedonio y reivindicar la votación de los magistrados para negarle la candidatura a Guerrero como un logro en la búsqueda de erradicar la violencia contra las mujeres deja de lado a las víctimas, las invisibiliza.

A Félix Salgado Macedonio se le negó la candidatura porque violó la ley, de manera dolosa y deliberada negó su calidad de precandidato durante el proceso de fiscalización para evitar la obligación de presentar un informe de gastos de precampaña, por mentiroso, pues el de Guerrero negó haber realizado actos de proselitismo que fueron confirmados por el instituto electoral y por el Tribunal; eso fue lo que sancionó el TEPJF, eso fue lo que castigó el INE, si por cualquier razón esas decisiones son reivindicadas en nombre de las víctimas de las presuntas agresiones sexuales de Salgado Macedonio, al final, evadimos la responsabilidad de pensar primero en quienes fueron vejadas, humilladas, aceptamos que se le sancione por cualquier motivo con tal de que sea castigado, pero eso no es justicia, es venganza.

Reivindicar la cancelación de la candidatura de Salgado Macedonio en nombre de las víctimas de sus presuntas agresiones sexuales no busca la reparación del daño, sólo un castigo, lo que es peor, da herramientas para que quienes apoyan al candidato que ya no será lo conviertan en una víctima de persecución política, incluso lo vuelvan en mártir de una causa que no representa.

Félix Salgado no será candidato, se lo merece por violar la ley electoral, festejar el castigo en nombre de otros delitos es ser cómplice de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, que para darle carpetazo al asunto, dio por muerta a Basilia Castañeda Maciel, quien denunció a Salgado Macedonio por abuso sexual. El apoyo incondicional del partido a Salgado Macedonio usó esa estrategia para impedir que Basilia Castañeda presentara pruebas en contra del precandidato sobre los hechos de violencia sexual. Morena decidió dar por muerta a una mujer antes que permitirle dar su testimonio como víctima, y más, cesó la investigación en el partido con el pretexto de que el INE ya había cancelado la candidatura.

Con esas artimañas el partido del presidente se lavó las manos en el caso del candidato apoyado por Andrés Manuel López Obrador, ahora, incluso pueden usar la decisión del TEPJF para validar su complicidad con un presunto agresor sexual.

Alegar presunción de inocencia será sencillo para Félix Salgado Macedonio, su partido lo respalda, Morena invisibiliza a las probables víctimas, le allana el camino para evitar cualquier declaración sobre el tema, incluso para cualquier investigación.

No, un violador no podrá ser gobernador, pero reivindicar la sanción a Félix Salgado Macedonio en nombre de las víctimas de sus presuntas agresiones sexuales, es revictimizarlas, desaparecerlas.

Coda. Otra decisión importantísima del Tribunal electoral en la sesión reciente, fue evitar que cualquier partido viole la ley creando mayorías invisibles, Citlalli Hernández, secretaria general de Morena, quien guardó un silencio cómplice sobre el caso de Félix Salgado, sí salió a declarar en contra del TEPJF en este caso, la dirigente aseguró que la decisión de los magistrados le hacía juego al INE y desestimaba el principio de proporcionalidad, aseguró que los adversarios de la Cuarta Transformación, los conservadores, están atacando a la democracia. Afortunadamente, hasta entre el transporte público hay rutas y somos más los que no confundimos los intereses personales con la democracia.

 


@aldan


Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous LJA 28/04/2021
Next La Purísima… Grilla: Color de hormiga
Close

NEXT STORY

Close

Hacia un Nuevo Modelo de Financiamiento de las Instituciones de Educación Superior Públicas

23/05/2014
Close