La importancia de la educación/ La columna J - LJA Aguascalientes
25/01/2022

La base de toda civilización es la educación, aquellas sociedades que han trascendido y dejado una huella notable lo hicieron por contar con ciudadanos capaces y apegados al estudio, gente que tiene la firme convicción, primero, de tener la duda filosófica, que es aquella que nos hace dudar de todo lo que nos rodea, para posteriormente tener un acompañamiento sobre los aprendices y darles las herramientas para que te tengan un caminar tendiente a la perfección, y así poder consolidar en las mentes maestras el verdadero sentido de edificar castillos a la virtud y al estudio. Cavar pozos a la ignorancia, y siempre tener como primicia que el único modo del ser humano para trascender es desprenderse del ego individualista y dejar una idea que otras personas pueden seguir en la esencia de un ideal y no en el fanatismo de seguir a un hombre.

La implementación en los países desarrollados de una nueva sociedad y economía basada en el conocimiento, les permitió colocarse en la vanguardia mundial en cuanto a competitividad académica y económica gracias a su gran capital humano. Mientras que nuestro país ha quedado rezagado de esta nueva dinámica mundial. Sin embargo, la transformación educativa tiene que ir más allá de atender problemas de carácter administrativo y político, los grandes problemas de México en cuanto a educación se refieren tienen la misma esencia de casi todos los problemas que hay en este país, las constantes reyertas generan un contexto deleznable.

La baja calidad de la educación en México ha sido un obstáculo para el crecimiento y desarrollo, inhibiendo la posibilidad de reducir los niveles de desigualdad y pobreza, lo cual es una realidad que sigue vigente hasta la actualidad a pesar de que se implementen nuevas reformas, estas no han sido dirigidas a establecer un sistema educativo que solucione problemas de raíz como lo son la corrupción, la falta de transparencia, el respeto y la falta de valores, aunado a un esquema de vigilar y castigar, tal y como lo esgrime en su obra Michael Focault. Aún en estos días existe un sistema que funciona con la esencia lancasteriana, no se promueve el cognitivismo y el esquema se acentúa en el conductismo más básico. La importancia de la educación es que nos proporciona la libertad para construir.

El sistema de educación es una estructura, de la cual forman parte los principios, normas y procedimientos que rigen la manera en que se forman los nuevos integrantes de la sociedad. En lo particular este sistema tiene muchas deficiencias partiendo de esta definición y estas deficiencias son motivo de la conducción a esta situación de crítica en donde la pobreza y las desigualdades se presentan de manera latente a lo largo y ancho de este país, es decir, en la generalidad alguien con mayores posibilidades económicas tiene la posibilidad de acceder a una educación de calidad. 

“La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo” Nelson Mandela. 

El conocimiento, sin duda alguna, es fundamental para el mejoramiento de las condiciones de vida de nuestra población y seguirá siendo un factor indispensable para la lucha contra la ignorancia y las desigualdades, pues construye el camino a la libertad.

Cuando me refiero a que las reformas no han logrado la transversalidad correcta de una política pública, y es menester expresar que ningún partido en el poder ha logrado reformar y mantener un sistema educativo loable, de tal modo pretendo señalar que no es una cuestión de reformas sino de formas esenciales motivacionales que deben de tener los ciudadanos, porque si los ciudadanos siguen esperando que le cambio venga del gobierno, entonces los pocos o los muchos seguramente seguirán en un letargo.

La pandemia nos hizo avanzar a nuevos esquemas, nos permitió entender que el futuro ya nos alcanzó y que las próximas décadas serán fundamentales para construir un país de personas educadas. Ser fieles creyentes de la posibilidad de tener un mejor país, modificar los pensamientos y ser ciudadanos de una sociedad que quiera avanzar con los recursos que contamos, no conformarnos, pero tampoco detenernos.

“Hemos puesto de manifiesto que, a nivel de consumo de masas, las actitudes son más diferenciadas que cuanto pretenda una crítica tan radicalmente negativa. Y estamos intentando desplazar el discurso hacia un pleno de diferenciación progresiva, con el fin de poder lograr cierto instrumento de análisis” Umberto Eco. 

La importancia de la educación radica en que ella es el puente del progreso. 

In silentio mei verba, la palabra es poder.



Show Full Content
Previous Las remesas y la vulnerabilidad por ingresos/ El Apunte
Next Cambios sociales/ El peso de las razones 
Close

NEXT STORY

Close

Mi oferta es simple y directa, te voy a representar con dignidad: Urzúa Macías

16/06/2013
Close