Ni una menos. Violencia política a candidatas - LJA Aguascalientes
20/09/2021


A las amigas y mujeres candidatas, ustedes tampoco están solas.

 

Casi al mismo tiempo que cerraban las elecciones recibí un correo de una estudiante de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), las estudiantes (tres) estaban haciendo una investigación sobre la violencia política hacia las candidatas en México y cómo encontraban mucha información querían primero hacer un sondeo de la situación para saber por dónde girarían su investigación.

Sus preguntas eran: ¿cuándo comenzó toda la cuestión de la violencia política hacia las candidatas?, ¿por qué tanta crueldad hacia las MUJERES? ¿cuál es el “motivo” de semejante atrocidades hacia las mujeres (lamentablemente)? ¿por qué hay tanta impunidad en cuanto a los responsables?

Sus preguntas y la cercanía de las Elecciones me hicieron voltear a ver otros datos y otras reflexiones.


La violencia política a las mujeres siempre ha existido, la diferencia es que apenas la nombramos como violencia, creo que muchas personas lo veían y siguen viendo como parte de la “guerra”, “lucha” –muy bélico el lenguaje– en la jornada electoral por alcanzar un curul que muchas prácticas se han normalizado.

Pero la violencia se ha dado desde siempre para nosotras, por ejemplo, negarnos poder votar y ser votadas también era violencia, éramos discriminadas por nuestro cuerpo de mujer y la creencia –de muchas más– de que éramos inferiores y sin la capacidad de elegir.

Una vez que logramos el voto lo que pasó fue que se siguieron buscando formas para continuar oprimiendo e impidiendo nuestra participación, dando pocos espacios, limitando, recordemos a las mal llamadas “Juanitas”. Luego el tema de las cuotas, obligó a los partidos a tener mujeres en la mitad de todas las candidaturas (incluyendo suplencias).

La violencia ahora ocupa otros espacios, por ejemplo, lo digital, desde los discursos de odio, difusión de información íntima sin consentimiento, perfiles falsos y etc. que refuerzan prejuicios, estereotipos y más violencia. 

Si somos conscientes de todo esto, entonces, ¿Por qué no se hace nada?, la Impunidad es por el miedo mismo, la falta de apoyo de los partidos, la creencia que es “normal” y si no te aguantas entonces no tienes el estómago para ser “política”.

En México la violencia política por razón de género se denunciaba ante el órgano electoral apenas desde abril del 2020 está en el código penal en el ámbito federal, Aguascalientes ya contaba en la Ley de Acceso a una vida libre de violencia con este tipo de delito desde hace algunos años. 

El miedo y la falta de apoyo de los partidos son muy importantes, sino no hay respaldo, menos apoyo.

Al momento de escribir este texto en una nota con fecha del 2 de junio:

“21 candidatas han sido asesinadas, tan solo del 5 de marzo al 31 de mayo, así lo alertó la Observatoria Ciudadana Todas MX.

Infoabe, 2 de junio de 2021, https://bit.ly/3x6XYCh 

Y, ¿qué sucedió en Aguascalientes? ¿nada?, nada que ver, le invito estimada persona a seguir leyendo.

Las candidatas también han sido víctimas de violencia política, pero en nuestro estado donde no pasada nada seguimos creyendo que mientras no llegue a un asesinato o secuestro todo lo demás es exageración para llamar la atención.

Recordemos a la candidata Juanis Martínez denunció en un vídeo que publicó en sus redes sociales la violencia por la que pasaba tanto ella como su equipo al denunciar que habían sido amenazada con armas blancas.

Susan Rodríguez, candidata por el distrito 3 federal por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), pasó por violencia desde sus redes sociales, donde le escribían mensajes de odio.

Saraí Ornelas, candidata a por el Verde a la alcaldía de la capital denunció violencia política por parte del impresentable y muchas veces pluri de Sergio Agusto.

Y estoy segura que muchas más candidatas pasaron por violencia de muy diferentes y variadas formas, pero no dijeron nada por miedo, por falta de apoyo, porque nadie les creyó y todos –así en masculino– les dijeron “querías ser candidata, te aguantas” 



 

Al momento de que lea estas líneas, estimada persona lectora, seguramente ya tendremos un panorama más claro de quien ganó las elecciones, que distrito es para quien, pero no olvidemos que a ellas también les exigimos y me temo que les exigimos el doble, por ser candidata y por ser mujer. 

¿Es parte de las elecciones tener que soportar la violencia? Para nada, no es posible que por ejercer un derecho se ejerza más violencia. 

El llamado es a todas las personas, a los partidos a que de una vez por todas respalden a las mujeres que les abanderan, apoyen, acompañen, ¡estén con ellas!, no las bloqueen o minimicen, al Instituto electoral y Tribunal hagan su chamba y a todas las personas participemos, apoyemos y alcemos la voz también por ellas. 

Salimos a las calles, marchamos, inundamos las redes, protestamos por cada feminicidio, no olvidemos entonces a las candidatas que en su ejercicio de derechos fueron asesinadas, puede que no coincida con su agenda o con el partido que abanderan, pero la vida, seguridad, libertad y derechos de todas las mujeres se deben garantizar sin importar donde se desempeñe. 

Las mujeres que participan –participaron– en las elecciones 2021 en Aguascalientes y en todo México no son muy distintas a usted, estimada lectora, o a mí y por ellas hoy las recuerdo. 

Ni una menos. 

Show Full Content
Previous Cena para 32/ A lomo de palabra
Next Las bajas formas de la vida 
Close

NEXT STORY

Close

Urge clarificar delitos de corrupción en el Instituto de Educación de Aguascalientes

09/08/2019
Close