Que despierte este 7 de junio la exigencia/ Por mis ovarios, bohemias - LJA Aguascalientes
24/10/2021

Despertamos este 7 de junio con la tarea de observar y aprender de este proceso electoral que aún no concluye. En materia de género, la urgencia por vivir una vida libre de violencia nos convoca a establecer un frente común que tenga como objetivo la exigencia a las personas electas a presentar una agenda legislativa que represente a las mujeres, a las infancias y a la diversidad sexual, una agenda que brinde oportunidades de vida para desarrollarnos plenamente, y sobre todo que se garanticen nuestros derechos humanos.
Desde hace décadas, las mujeres organizadas han trabajado arduamente porque avance en las legislaturas la protección de los derechos políticos-electorales de las mujeres, ha impulsado la paridad en todo y una ley contra la violencia política de género, pero no basta. En el caso de la violencia política contra las mujeres, vimos cómo se articularon los mecanismos de protección al mismo tiempo en que incrementaron las agresiones contra ellas, fueron señaladas por su relaciones personales, por su vestimenta, por su apariencia, fueron asesinadas 21 candidatas, violencia extrema que también manda un mensaje a las próximas mujeres que quieran ejercer sus derechos políticos y electorales: no, no asistas, este espacio público, este lugar donde se mueve el destino de las mujeres y de todo el país, no es para ti, tu lugar está en la casa, en lo doméstico con tus hijos…
Porque quien sí ha dejado sola a las mujeres en la política han sido sus propios partidos políticos. En el caso de Aguascalientes, todos los partidos están dirigidos por hombres que con falsos discursos propagan la idea de que respaldan a las mujeres, cuando estas son las que siguen estando en el último lugar de la cadena alimenticia, como líderes de colonia que se gastan las suelas, reciben el lonche en campaña electoral, pero que no forman parte del partido, no hacen militancia, no participan de la toma de decisiones ni reciben la mísera capacitación que todos, todos los partidos ofrecen a las mujeres: talleres de imagen, de presentación en público, nada que se aleje de estereotipos ni de coaching de superación personal, no, los partidos deciden invertir miles de pesos en cuadernillos, panfletos, slogan y marketing que pretenda pasar por el filtro del empoderamiento femenino. Sino, nada explica que en esta contienda electoral vimos muchísimas mujeres candidatas, la mitad para cumplir la paridad, pero con presentaciones vacías, sin idea de lo que implica el cargo solicitado ni propuestas ni el acompañamiento de su partido que no las capacitó sino que las aventó al ruedo, exponiéndolas a la burla, colocándolas en un estado vulnerable.
Lo que sigue este 7 de junio es hablar de la postparidad, ¿qué debemos atender cuando sigue sin haber leyes ni políticas públicas que beneficien a las mujeres? El ejemplo contundente lo tuvimos en este primer Congreso de la Paridad en Aguascalientes, en el que casi todas las diputadas, si no es que todas, me atrevo a decirlo, sostuvieron, presentaron y aprobaron iniciativas inconstitucionales, conservadoras y en retroceso de los derechos de las mujeres, como el darle personalidad jurídica al embrión; los derechos de las infancias, como el Pin Parental; y contra los derechos de la diversidad, al no cumplir lo mandatado por la SCJN sobre el matrimonio igualitario y la Ley de Identidad. Que las personas se identifiquen como mujeres no significa que van a defender los intereses de género ni los derechos humanos, también nos urge tener esta discusión.
En una entrevista hace apenas unas semanas, la senadora Patricia Mercado, alguna vez candidata a la presidencia de México, compartió sus impresiones: para que las leyes comiencen a beneficiar sustantivamente a las mujeres se necesita que, superando la paridad, lleguen las que estén comprometidas con una agenda feminista, aunque yo insisto en que el compromiso debe ser por todos los derechos. Porque, ¿estamos preparadas las mujeres organizadas para impulsar a las mujeres en la política?, enfrentarme a esta respuesta me produce desazón. La antropóloga Rita Segato insiste en que las mujeres contemporáneas han ganado terreno en la visibilización, en el posicionamiento de un discurso fuerte contra la violencia, por la justicia, por los derechos, pero no han incidido en ningún espacio para erradicar la violencia, esa que aumenta las cifras de asesinadas, en las calles y en las casas, esa violencia que sigue sin contabilizarse como la económica, la social y la institucional.
Por eso tenemos una tarea pendiente desde hoy, 7 de junio. Estas legislaturas nos entregaron iniciativas y leyes punitivas, 80 años para feminicidas, pero ninguna ley sustantiva que prevenga la violencia o que se enfoque en la justicia restaurativa y la reparación del daño a las víctimas, quedó en el tintero la pensión para las y los hijos de las víctimas de feminicidio, quedó pendiente la instauración de la Ley de Amnistía y las órdenes de protección en donde los agresores fueran los que tuvieran que salir del domicilio familiar, no las mujeres y sus hijos en medio de la noche y la pandemia.
En cuanto al Ayuntamiento capital, esta administración ha estado al frente por casi 6 años, los mismos que ha dejado en último lugar las políticas públicas en materia de género, y en general la seguridad para todos los habitantes, la implementación de los Puntos Seguros, app para que las mujeres pidieran auxilio, una medida que no permite que las mujeres de las periferias y comunidades de la capital accedan a solicitar el llamado no por la falta de un celular, pero sí de información. O el Barrio Seguro, que convoca a los vecinos a estar en contacto con su policía de proximidad, una Policía municipal que constantemente es señalada de violenta, que reprimió a las mujeres brutalmente en la manifestación del 8M, una Policía que ha recibido denuncias por detenciones arbitrarias contra personas trans y trabajadoras sexuales, una policía que quedó relegada ante la presencia de la Guardia Nacional, de la que sus elementos reciben capacitaciones en materia de género y derechos humanos, pero sin establecer cadenas de mando, y por lo tanto, los responsables de la actuación de cada uno de sus integrantes, una que está reprobada en capacitaciones en el ámbito nacional, una Guardia Nacional ahora encargada de atender la violencia de género en la capital, esa violencia que incrementó con la pandemia y que no fue atendida ni por la presidencia municipal ni por el gobierno estatal, esa violencia que mantiene a Aguascalientes entre los primeros lugares en el ámbito nacional en violencia intrafamiliar, violaciones sexuales y feminicidios, que en lo estatal contabiliza de manera oficial a 7 mujeres asesinadas.
Despertamos este 7 de junio con pendientes impostergables en materia de género. Las mujeres votamos, las mujeres deben ser votadas, enfoquemos nuestra mirada también a las condiciones en que lo hacen, apoyémoslas, planteemos una agenda legislativa y de gobierno para que atiendan los problemas de mujeres, infancias y diversidad en cada contexto del país, del estado, de los municipios, exijámosles a todos los elegidos la integración de gabinetes paritarios, pero también que nos representen dignamente. Ya votamos por todos, de nuevo los hombres arrasaron en su mayoría en todos los cargos. Ellas ganaron:

Gubernaturas:
Baja California: Marina del Pilar Ávila Olmeda/Morena
Campeche: Layda Sansores San Román/Morena
Chihuahua: María Eugenia Campos Galván/PAN
Colima: Indira Vizcaíno Silva/PAN
Guerrero: Evelyn Salgado/Morena
Tlaxcala: Lorena Cuéllar Cisneros/Morena

Alcaldías:
San Francisco de los Romo: Margarita Gallegos Soto/PRI
Tepezalá: Maricela Macías/ PAN
Diputaciones:
Distrito VII: Laura Patricia Ponce Luna/ PAN
Distrito IX: Alma Hilda Medina Macías/ PAN
Distrito X: Nancy Xóchitl Macías Pacheco/PAN
Distrito XI: María de Jesús Díaz Marmolejo/PAN
Distrito XII: Sanjuana Martínez Melendez/PRD
Distrito XIII: Jedsabel Sánchez Montes/PAN
Distrito XV: Mayra Guadalupe Torres/PAN
Diputación federal:
Distrito 2: Mónica Becerra/PAN


Show Full Content

About Author View Posts

Tania Magallanes
Tania Magallanes

Jefa de Redacción de LJA. Arma su columna Tres guineas. Fervorosa de lo mundano. Feminista.

Previous Estas elecciones cambiarán el rumbo del país: Martín Orozco Sandoval gobernador de Aguascalientes
Next Primer Concierto de Temporada/ Orquesta Sinfónica de Aguascalientes 
Close

NEXT STORY

Close

Dos de cada diez aguascalentenses acudieron al Poder Judicial en 2016

02/03/2017
Close