Respiro/ Bajo presión  - LJA Aguascalientes
01/12/2022

Esto no se acaba hasta que se acaba, la frase de Yogui Berra aplica para la madre de todas las elecciones, sí, nuestra fiesta democrática ya tuvo su cenit en la jornada de votación, en los millones que salimos a cumplir felizmente con nuestra voluntad ciudadana, pero al proceso electoral todavía le falta para su cierre, los cómputos distritales y municipales comenzarán el 9 y se alargarán al 12 de junio, le sigue que las autoridades electorales declaren oficialmente a los ganadores y, después, esperemos que no en muchos casos, quienes recurran a los tribunales para ganar por las buenas o las malas, lo que no obtuvieron en las urnas.

Nosotros, los ciudadanos, ya votamos, ya cumplimos con nuestra parte, lo hicimos bien, a pesar de que todo el tiempo los partidos y actores políticos nos estuvieron agobiando otorgándonos una responsabilidad que no es nuestra, inventando historias sobre buenos y malos, hablando de un paso al abismo o al cielo; durante la campaña electoral nos bombardearon sin piedad para hacernos responsables del destino del país; ellos, sí, la clase gobernante, la que no tiene empacho en disfrazarse de ciudadano con pretensiones, la que reniega de su filiación partidista, la que en los cuartos de guerra nos desdeña descalificándonos al creer que sólo queremos despensas y mandiles o tortilleros, esas personas, intentaron convencernos de que el voto era otra cosa, antes que la expresión de nuestra decisión sobre quién nos representará, un pase mágico hacia el paraíso, porque consideran que al darles el sí, al cruzar su nombre o marca en la boleta, se les otorga un permiso eterno para hacer lo que se les venga en gana.

Ninguna victoria es para siempre, el haber sido elegidos en esta elección, nuestro voto, no les permite evadir la rendición de cuentas, ni escapar del necesario compromiso con la transparencia; nuestro voto no puede ser considerado una carta blanca para no regresar a los electores y mostrar resultados, permitir la evaluación de su gestión, corregir el rumbo con la misma atención con que buscaron ser elegidos, escuchar y atender.



 

Ya votamos, ahora le corresponde a la clase política comportarse a la misma altura que los ciudadanos, no ser los irresponsables que salieron a pronunciarse ganadores antes de que cerraran las casillas, no los imprudentes que por todos los medios buscan ganar, incluso en contra de la voluntad popular, no los inconscientes que son incapaces de reconocer el mérito de los electores rebajando la participación de la sociedad informada a fiesta de pueblo.

Esto no se acaba hasta que se acaba, y lo menos que pueden hacer los candidatos y partidos políticos es respetar nuestro voto, las instituciones y procesos que hemos armado para protección de nuestras decisiones. 

Los ciudadanos necesitamos un respiro, no de la política sino de la confrontación electoral, de la guerra en que convierten las elecciones, requerimos un espacio para la reflexión, lejos del ruido de las payasadas y volteretas con que quisieron llamar nuestra atención, pero sobre todo, un espacio para animar la participación en la toma de decisiones, en la evaluación de la tarea de quienes van a ser suplidos en el cargo. 

Un respiro para pensar y participar en el espacio que nos merecemos, para hacer política y no la politiquería que nos ofrecen durante campañas.

Coda. Todavía no se enfría el muerto y, en Aguascalientes, ya están preparando el siguiente velorio, un día después de las elecciones, ya hay irresponsables que se destapan para la siguiente elección… políticos mediocres.

 


@aldan


Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous LJA 08/06/2021
Next La Purísima… Grilla: Parásitos
Close

NEXT STORY

Close

Interponen recurso de amparo para la repetición del proceso de selección del OSFAGS

07/08/2020
Close