Un desastre en los controles “antidoping” pone a México en riesgo para Tokio 2020 - LJA Aguascalientes
10/12/2023

 

APRO/Beatriz Pereyra

 

La Agencia Mundial Antidopaje (WADA) advirtió a México sobre el riesgo de quedar fuera de “grandes eventos internacionales” porque el Comité Nacional Antidopaje (CNA) no ha realizado los controles a los deportistas mexicanos que asistirán a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ni ha ejecutado un Programa de Monitoreo de Cumplimiento y mantiene un adeudo de más de 229 mil dólares con el Laboratorio Antidoping de La Habana.

El 11 de junio último, el director general de la WADA, Olivier Niggli, envió una carta a la directora de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Ana Guevara, para exigirle que México cumpla cuanto antes con lo arriba señalado y se haga cargo “de esta urgente situación”.

Lo que la WADA le está pidiendo al CNA y a la Conade es que México comience a realizar “de inmediato” los controles antidopaje fuera de competencia a los deportistas que integran la delegación olímpica que asistirá a Tokio 2020, que salde lo antes posible la deuda con el laboratorio de La Habana, para que sean analizadas las muestras que fueron enviadas desde 2019 y los resultados de las mismas estén listos antes del inicio de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, que comenzarán el 23 de julio próximo, y que realice las acciones correctivas en el incumplimiento del Programa de Monitoreo.

“Debido a la naturaleza crítica de estos temas debo compartir esta solicitud con el Comité Olímpico Internacional (COI) a efectos de que estén informados dada la proximidad de los Juegos de Tokio. Espero contar con su apoyo en hacerse cargo de esta urgente situación”, le dice Niggli a Guevara.

La razón por la cual el Comité Nacional Antidopaje ha incumplido con estas disposiciones que previamente la WADA le había señalado es la falta de dinero. La Conade no ha destinado el recurso que se necesita, por lo cual, aunque el comité es la Organización Nacional Antidopaje (ONAD) de México, es un ente que no tiene presupuesto propio y depende económicamente de la Conade.

La escasez es tan grave que para tratar de dar cumplimiento a lo dispuesto por la WADA, el CNA tuvo que pedirle fiado a una empresa proveedora los recipientes donde se recolectan las muestras de orina. Debido a esa maniobra, el viernes 18 comenzaron a llegar los frascos BEREG-KIT y los comisarios antidopaje se están apurando para visitar a los deportistas olímpicos y tomarles sus muestras.


El fin de semana pasado recolectaron muestras a quienes viven en Guadalajara y también a una decena de peloteros que estuvieron en los juegos de exhibición de la Selección Mexicana de Beisbol que el sábado 19 y el domingo 20 enfrentó a República Dominicana y a Venezuela en la Ciudad de México.

Hay que destacar que estos controles antidopaje comenzaron a realizarse un mes antes del inicio de los Juegos Olímpicos, cuando tendrían que haberse hecho antes, porque los resultados ya los debería tener la WADA. De ahí el reclamo de la agencia a la Conade.

Lo que la WADA le explica a Ana Guevara en el documento citado, del cual Proceso posee copia, es que en conjunto con el COI y la Agencia Internacional de Controles (ITA) desarrolló un plan para aplicar controles a cierto número de deportistas mexicanos antes del inicio de los Juegos Olímpicos.

De ese protocolo fue informado el CNA en diciembre de 2020. Lo que la WADA le recrimina a México es que le dio la instrucción de realizar 326 controles antidopaje correspondientes a 82 deportistas, a varios de ellos se les pidieron múltiples análisis que debieron hacerse antes de los Olímpicos. “Al momento, solamente tres deportistas cuentan con una situación finalizada de controles”, reclama la WADA en su carta.

“Adicionalmente, 14 deportistas más que no están incluidos en las recomendaciones de controles ITA han clasificado a Tokio 2020 desde diciembre de 2019, lo que eleva a 96 el número de deportistas que deben controlarse. De ellos 57 no fueron controlados ni una sola vez fuera de competencia”.

La WADA le recordó a Guevara que, de acuerdo con el Estándar Internacional para Controles e Investigaciones, es obligatorio que los deportistas sean sometidos “suficientemente” a controles antidopaje antes de que participen en grandes eventos deportivos, como los Juegos Olímpicos.

“Si esta situación queda sin resolverse podrá, nuevamente, resultar en una declaración de no cumplimiento de la ONAD de México, con consecuencias potenciales significativas para el deporte mexicano. Por lo tanto, urgimos a la ONAD de México a seguir las recomendaciones que hizo la ITA, así como a la lista de 96 deportistas, y recoger la mayor cantidad de muestras posibles de dichos deportistas priorizando a aquellos que no han sido controlados fuera de competencia en el año 2021”.

Recientemente México perdió cuatro plazas olímpicas en levantamiento de pesas debido a que el país excedió el número de violaciones a la normatividad antidopaje, luego de que la ITA anunció la suspensión de por vida del entrenador cubano Jorge Faustino Pérez Castillo, quien estuvo dirigiendo a halteristas juveniles en el estado de Campeche.

A partir de que en octubre de 2020 la ITA se hizo cargo de los procedimientos antidopaje de la Federación Internacional de Levantamiento de Pesas (IWF) ha examinado casos históricos y actuales y uno de los que revisó fue el del cubano, quien hace tres años recibió una suspensión provisional por la cantidad de casos de atletas juveniles que fallaron sus controles antidopaje siendo entrenados por él.

El periodista Brian Oliver, exeditor de deportes del diario británico The Observer, publicó el viernes 11 que Pérez ya recibió una suspensión de por vida.

Por esta razón, y aunque Pérez nunca ha estado adscrito a la Federación Mexicana de Levantamiento de Pesas, su suspensión le pasó factura a la selección olímpica mexicana.

Al castigo del cubano se suma el de la campeona panamericana de peso superpesado Tania Mascorro, quien dio positivo por boldenona en 2019, lo que causó que México superara el límite de infracciones por dopaje en las reglas de clasificación.

De esta manera, en lugar de que México vaya a los Juegos Olímpicos con cuatro representantes en halterofilia femenil, sólo irán dos.

Tres mexicanas clasificaron automáticamente entre los ocho primeros del ranking y una cuarta lo logró a nivel continental en el noveno lugar. En ese orden se trata de Ana López (55 kilos), Aremi Fuentes (76 kilos), ambas quintas en sus categorías; Janeth Gómez (59 kilos), octava del ranking, y Ana Torres (87 kilos), novena.

Por las sanciones a México, Gómez y Torres quedaron fuera.

Las otras dos plazas que México perdió son en la rama varonil. Como sólo dos hombres clasificaron, la ITA no pudo despojar al país de más lugares olímpicos.


Show Full Content
Previous La muchacha de los cabellos cortos un texto de Sergio Ramírez
Next Te contamos la vez que el Chapo buscó a la DEA…
Close

NEXT STORY

Close

Presentan la séptima edición de la Carrera Atlética Azul y Oro en Aguascalientes

09/11/2021
Close