El Agua y Jesús Terán (adicional 6)/ Cátedra  - LJA Aguascalientes
25/10/2021

INCREMENTO DEMOGRÁFICO. Si bien la población del Estado de Aguascalientes casi se duplicó en la primera mitad del siglo XX (de 100 mil en 1900 a 200 mil hacia 1955), la ciudad capital conservaba la placidez de la provincia y el agua potable ajustaba para todos, pues de las gigantescas empresas que se instalaron al final del siglo XIX, la del Ferrocarril no fue tan agresiva porque fuera de los enormes talleres que también fortalecieron su economía, su influencia se distribuía entre todos los estados que cruzaba y solo por el estrecho trayecto de la vía férrea; pero la otra que sí era altamente contaminante y explotadora en forma directa en gran parte del territorio estatal por el que se expandió como gangrena -la minera de los Guggenheim- afortunadamente desapareció gracias a la violencia revolucionaria que se desató en 1910. 

La población del Estado, sin embargo, empezó a acelerarse en forma inquietante en la segunda mitad del siglo XX, cuando se multiplicó por 4: de cerca de 200 mil habitantes en 1950 a casi un millón. ¿Qué ocurrió?

Ocurrió que de la agricultura tradicional que estaba dedicada a alimentar a una población de crecimiento pausado, se pasó a la agricultura intensiva de frutales con propósitos empresariales y luego a la también intensiva para la producción de forrajes para las unidades lecheras también para la producción industrial, a fin de satisfacer grandes mercados.

Por una parte, el incremento de la demanda de mano de obra mejoró la oferta de salarios, elevando el nivel de vida que, al ofrecer mayor seguridad, incide en el aumento de la natalidad; por la otra, esta imagen  de prosperidad atrajo a personas desocupadas de otros estados, lo cual significó un incremento mayor, artificial, de la población.

Con excepción de funcionarios especializados de Recursos Hidráulicos, cuyo titular -de quien no recuerdo su nombre en este momento- era un competente defensor de los intereses del Estado, nadie advirtió las señales de peligro provocado por este desarrollo económico artificial que estaba causando un daño severo a nuestras reservas de agua del subsuelo al perforar pozos profundos para regar las plantaciones intensivas, pues las lluvias y corrientes naturales -ríos y arroyos- que son los únicos recursos renovables de que disponemos, no eran suficientes para recuperar el nivel del agua extraída.

Entre las consecuencia de que los pozos y norias tradicionales también se fueran secando, vimos que la agricultura de temporal que requería de esa que antes era poca pero suficiente agua para compensar la escasez de lluvias de nuestro clima semidesértico también empezó a desaparecer, lo que provocó a su vez que los campesinos pobres empezaran a emigrar a Estados Unidos, pues esta actividad, que durante el siglo XX era fuente de ingresos para ellos, se había convertido en negocio de los citadinos adinerados, que trabajan con maquinaria y peones asalariados.

Y si bien el pueblo se daba cuenta de que al principio de esta etapa el caudal del río Aguascalientes y los arroyos que eran sus afluentes iban reduciendo su caudal hasta casi desaparecer en el tiempo de secas, como por desgracia el descenso del nivel de nuestras reservas hidráulicas subterráneas no se ven, tampoco se convierten en motivo de reclamo social. Y así, un problema de carácter vital para todos quienes habitamos en el Estado se fue dejando pasar, inadvertido. ¿Las consecuencias? Si no se empiezan a atacar las causas ya, las habrá y fatales, cuando menos lo esperemos.

PROBLEMA MUNDIAL. Para quienes realicen la investigación que se tiene que hacer para encontrar las soluciones que permitan atacar el problema oportunamente y a fondo, convendría que antes de ingresar al siglo XXI incorporaran un capítulo en el que se deje claro que nuestro problema del descenso del nivel de los depósitos subterráneos de agua no se limita a nuestro Estado y ni siquiera a nuestra Nación. Es un problema de carácter mundial en el que inciden varios factores perniciosos. Aquí se dividiría en dos partes: la 1 se refiere a la causa perteneciente al terreno de la economía política, dividida en 1.1 Revolución Industrial y 1.2 Neoliberalismo. Y la parte 2, relativa al terreno de la ecología.

1.- FIN DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL. Si bien es cierto que no se puede establecer una fecha concreta para señalar el fin de una revolución cultural y el inicio de la siguiente porque se entrelazan de una forma prácticamente inadvertida, sí es posible, para quien la está viviendo y analizando paso a paso, captar el momento en que concluye una sub-etapa e inicia otra.  La historia no se detiene y todo lo somete al mismo ritmo de proceso evolutivo. Y así como es cierto que la última etapa de la Revolución Agrícola concluyó cuando el régimen económico Feudal, envejecido, fue carcomido por la economía mercantil que permitió imponer el régimen capitalista de la Revolución Industrial, ahora que ésta envejece después de cumplir su función, su régimen económico está viviendo sus últimos momentos. Uno de ellos lo podríamos concretar en 1970, cuando los imperios nacionales con Estados Unidos a la cabeza, que hasta entonces dictaban las políticas a seguir a sus colonias en relación con su actividad económica y la forma en que la debían llevar tanto en el ámbito interno como en el internacional, fueron sustituidos por el:

1.1.- FORO ECONÓMICO MUNDIAL. La aparición de este misterioso organismo financiero que  a partir de Enero de 1971 se reúne en Davos, Suiza, pero puede hacerlo en cualquier parte del planeta y no proporciona domicilio permanente donde funcionen sus oficinas si es que las tienen, los voceros de los dueños de los capitales más grandes del mundo convocan a gobiernos y organismos económicos para dictarles las medidas que deberán observar en materia económica durante el año que inicia, a la que asisten desde los Estados Unidos hasta China. Hasta dónde obedecen sus instrucciones no lo sé, pero me parece atractiva la idea de que para quienes son seguidores de la ideología marxista esto podría significar el cumplimiento de la profecía de Lenin en el sentido de que con esa fecha inició la etapa que él describe en su libro “El imperialismo, fase superior del capitalismo”, ya que sería en la que el capital toma las riendas de la política económica mundial.


1.2.- NEOLIBERALISMO. Ya hemos visto cómo el neoliberalismo se impuso en 1982, nueve años después del establecimiento del Foro Económico Mundial. No voy a hacer otra descripción; simplemente me centraré en lo esencial, que consiste en abrir el mercado mexicano al capital extranjero, eliminar todo proteccionismo, privatizar el patrimonio nacional para dejarlo en poder del capital extranjero y abrir las puertas de par en par a las inversiones extranjeras directas y al endeudamiento. En otras palabras, entregarnos en poder de lo que el Papa Paulo VI llamó el “capitalismo salvaje”.

PRIVATIZACIONES. Tampoco voy a tocar otros temas del neoliberalismo porque me quiero referir solo a la que más nos interesa en Aguascalientes: la privatización del servicio de distribución del agua entregada sin ton ni son, irresponsablemente, a una empresa extranjera, bajo el pretexto de que el Estado es incompetente para administrar. Solo menciono dos casos bien conocidos, de muchos que podría presentar: 

 

PEMEX, una empresa creada y administrada por el Estado, fue una de las empresas más reconocidas a nivel mundial por los éxitos que obtuvo incluso a pesar de los enormes obstáculos que le presentaron las empresas extranjeras. Su debacle se dio a partir de la corrupción que la destruyó cuando México fue invadido por el neoliberalismo.

El IMSS también llegó a ser una empresa líder a nivel internacional que obtuvo, durante 20 años, el primer lugar en calidad entre todas las empresas de América Latina. Pero llegó el neoliberalismo y su Dirección de Control de Calidad desapareció para entregar en manos de corruptos la adquisición de todos los bienes adquiridos, entre ellos los medicamentos, que antes eran los mejores del mercado.

Y en cuanto a la acusación de que los mexicanos somos inferiores a los extranjeros, en especial si son blanquitos, va una entre muchas noticias similares: “A falta de talentos en EU, automotriz Tesla recluta a mexicanos.” Y explica: “Oleada de ingenieros abarrota centro de selección en Monterrey” Diario La Jornada del 7 de Mayo del 2017.

  1. EL CAMBIO CLIMÁTICO: Este problema ambiental no fue repentino: se fue fraguando con la cantidad progresiva de desperdicios por el espeluznante desorden de la producción tanto en el ámbito rural como en el urbano, que además requiere de cantidades monumentales de agua, que a partir del Foro Económico Mundial se multiplicó con la aplicación del neoliberalismo. La Organización de las Naciones Unidas tanto en el terreno del cambio climático desde 1972 en general como en el del agua en particular, realizando esfuerzos sobrehumanos para contrarrestar los efectos nocivos de ambos aspectos, con magros resultados por la oposición radical de los grandes capitales que se rehúsan a dejar de producir contaminación y reducir sus gigantescos consumos de agua.

LA GRAN INDUSTRIA. De la manera más irresponsable, el neoliberalismo ha fomentado el establecimiento de industrias gigantescas sin considerar los requerimientos de diversa índole que exigía su funcionamiento, aparte del fuerte incremento artificial de la población. En materia de agua, se decía en el año 2016 que solamente las plantas automotrices consumían 10 mil millones de litros de agua anuales (https://www.heraldo.mx/automotriz-la-industria-que-mas-agua-consume/). 

Los daños sufridos por nuestra población, lo mismo que gran parte de la población del mundo son ya tan graves tanto por causa de la desastrosa política económica como de la producción de desechos y contaminación que los mismos ciudadanos contribuimos a multiplicar incluyendo el mal uso y desperdicio del agua, que estamos ante el grave peligro de sucumbir ante el hambre, la sed y las enfermedades, una prueba de lo cual son las dos pandemias que hemos sufrido con una diferencia de diez años, que amenazan con ser cada vez más frecuentes y peligrosas por el caldo de cultivo que significa la contaminación que también cada vez acumulamos más tanto en la tierra como en los ríos que vierten los desechos industriales y humanos en los mares.

LA PERFORACIÓN DE POZOS: El dato de pozos perforados es francamente aterrador: De no haber más allá de 4 en 1953, para 1963 había 467, razón por la cual López Mateos expidió el decreto que estableció la veda, es decir, prohibió tajantemente la perforación por tiempo indefinido, considerando que Aguascalientes es prácticamente el único Estado que carece de corrientes de agua permanentes porque la única que difícilmente merecía la calidad de río ya desapareció, al igual que los arroyos que existían, de manera que la única fuente de agua que puede contribuir a recuperar el nivel de los mantos profundos es la lluvia.

Pero como ésta es escasa y la perforación de pozos se disparó a pesar de la prohibición, de los 467  que había en 1963 alcanzaron la absurda cifra de 2,800 en el año 2013; no he logrado obtener la cantidad de pozos que existen actualmente porque solo he encontrado notas de prensa con datos diversos, no confiables, que hablan de cifras enormes.

Sin embargo, el dato oficial de Conagua en su estudio “Actualización de la disponibilidad media anual de agua en el acuífero Valle de Aguascalientes (0101), Estado de Aguascalientes” de Diciembre del 2020, no deja lugar a dudas: la cantidad de agua que extraen los pozos profundos es de 347 millones de m3 anuales; la recarga de los mantos acuíferos debido básicamente a la escasa lluvia, es de 249 millones de m3; esto quiere decir que los mantos acuíferos subterráneos continuarán descendiendo a razón de casi 100 millones de m3/año, lo cual significa que el agua que estamos consumiendo ya no es totalmente potable porque las aguas que se extraen a más de 600 metros de profundidad contienen sustancias tóxicas entre las cuales están diversos metales pesados como arsénico, plomo, mercurio, plutonio, que entre otras enfermedades provocan daños renales, cáncer, saturnismo, etc. y según parece ya se han perforado pozos cercanos a los 1,500 metros de profundidad.

Con esta información damos por terminado el recuento histórico. En la próxima y última entrega concluiremos con el anteproyecto de hipótesis de trabajo para una investigación sociológica en caso de que se considere conveniente para la salud y seguridad de nuestras familias. 

 

“Año del bicentenario del natalicio de Jesús Terán”

Por la unidad en la diversidad

Aguascalientes, México, América Latina

[email protected]


Show Full Content
Previous Recuperar aprendizajes y algo más
Next Habitando el destino, te hablamos del mural conmemorativo por el Día Mundial del Refugiado
Close

NEXT STORY

Close

Verificado 2018 | #EstoSíPasó 77 candidatos al Congreso compiten por dos vías para lograr un cargo

01/06/2018
Close