Estrategia de seguridad federal contra el crimen organizado no está funcionando - LJA Aguascalientes
23/09/2021


  • Sólo logró que el crimen organizado penetre en lo social, lo financiero y la política
  • Atacar las causas sociales debería ir de la mano de otros factores y se dejaron de lado

 

Al dejar de lado la promesa de sacar al Ejército de las calles y descansar la estrategia de seguridad frente a la delincuencia organizada, y tratar de incidir en las causas sociales y no en la confrontación, al final no está dando los resultados esperados, la delincuencia ha venido creciendo, evolucionando, aprendiendo, sofisticándose y penetrando finamente no sólo en lo social, sino en la política, en lo financiero, convirtiéndose en una cabeza de medusa imposible de extirpar, expuso el doctor Edgar Guerra, profesor-investigador al Programa de Política de Drogas del CIDE en su sede Región Centro.

Mientras que la apuesta de los dos anteriores presidentes del país para tratar de frenar el avance de la delincuencia organizada fue hacer valer el Estado de Derecho y perseguir a los organizaciones delictivas y tratar de desestructurarlas, encarcelar a los grandes capos, decomisar cargamentos, erradicar plantíos con los resultados ya conocidos; en esta administración de Andrés Manuel López Obrador, en un intento por ser sensible pretendió atender primero las causas sociales que están detrás del problema, sobre todo pensando en las comunidades campesinas que siembran amapola y cannabis, y de otras poblaciones en vulnerabilidad, a través de lo que llamaba “atacar las causas”, lo cual es necesario; pero dejó de lado la estrategia de los dos gobiernos anteriores y apostar únicamente por las causas sociales como la pobreza, el desempleo y la precariedad.

El académico destacó que esta apuesta, aunque podría ser acertada, es con resultados a largo plazo, pues además debe ir de la mano de otros factores, sin contar con situaciones no previstas como la pandemia.

“Apostar por esa estrategia que si bien tiene sentido, dejó de lado dos aspectos que planteó como propuestas de campaña: fortalecer a las policías y retirar al ejército, lo cual resultó al revés, y por otro lado encaminar una reforma para el control de sustancias ilícitas, que apostara más a la regulación más que su prohibición; ambas las dejó de lado”, reiteró.


Observó que en las recientes elecciones el crimen organizado tuvo una fuerte influencia en varios candidatos y entidades del país en forma directa e indirecta, por lo que evidentemente no son buenas noticias que no se mueva ni un ápice la política de seguridad pública, y mantener la vía de la militarización sin la confrontación; no encaminar la política de drogas hacia la regulación y en mantener las transferencias monetarias para tratar de resolver las causas estructurales de la violencia, “al mantener el presidente esos tres ejes, el presidente debió evaluar en algún momento si iba por la ruta adecuada, pero la estrategia sigue y se radicaliza con la formalidad de la Guardia Nacional.

El catedrático dijo dudar que luego de estas decisiones que predominaron en los tres primeros años del actual gobierno, vaya a cambiar o resolver algo para el país.

Show Full Content

About Author View Posts

Claudia Rodríguez Loera
Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

Previous Cuatro días seguidos sin fallecimientos por covid-19 en Aguascalientes
Next Casi 500 feminicidios en lo que va del año
Close

NEXT STORY

Close

Un proyecto que revolucionará Chapultepec como lo conocemos

16/08/2020
Close