La causa social de Grupo Artech/ La columna J - LJA Aguascalientes
02/12/2022

“Quien no vive para servir, no sirve para vivir” Teresa de Calcuta.

Estimado lector de “La Columna J” con el gusto de saludarle nuevamente, y aprovechando la ocasión para abordar un tema de suma importancia como lo es la filantropía, la semana pasada hacía mención sobre la desigualdad de nuestro país, de tal modo que también es válido hablar de las obras que generan equilibrio en nuestra sociedad, así como la prensa tiene un espacio destinado para las notas polémicas, del mismo modo siempre habrá espacio y tiempo para aplaudir las obras que trascienden.

Leslie Trejo y Wences Trejo son dos hermanos que han forjado una destacable carrera en el ámbito de la construcción, desde muy jóvenes se caracterizaron por ser emprendedores y por generar esquemas de bien para las personas que les rodean. En estos días existe una gran competencia en el sector de la construcción, Grupo Artech ha dado mucho de que hablar, ya que la velocidad y la calidad son sus principales sellos en las obras que realizan, pero esta columna no está para hablar de la obra material que han construido, es para hablar de la obra social que están construyendo.



 

Aristóteles mencionaba en su obra Ética nicomáquea sobre los distintos caminos que existen para llegar a la virtud y a la felicidad, dimana de manera excelsa en que la beneficencia es un acto de dar y de recibir, los que hacen buenas obras deleitan de manera natural la facultad y el porvenir de la esperanza, es decir, están sembrando algo que tarde o temprano dará una cosecha multiplicada, definitivamente es un presente apacible. La solidaridad no tiene intereses pérfidos, los virtuosos que tienen a bien apoyar y atender, no solo dejan huella, sino que también son sensibles de lo que sucede en el entorno.

En la segunda semana del mes de Julio, realizaron un evento de donación de lentes, cabe mencionar que la obra se realizó junto con el distinguido torero de Aguascalientes, Joselito Adame, quien no solo ha brillado en el mundo taurino, sino que también se resalta su gran labor altruista, un ser humano sensible a las causas sociales a quien se le distingue siempre por su sonrisa sincera y su trato amable. Bien se dice que las personas que tienen congruencia y estabilidad en cualquier trinchera dan resultados, en hora buena por la magnífica disposición de Joselito.

“La solidaridad no es un acto de caridad, sino una ayuda mutua entre fuerzas que luchan por el mismo objetivo” Samora Machel. 

De manera particular considero que es fundamental y de vital importancia el ayudar a las personas que nos rodean, generar esquemas solidarios y autosustentables, ya que tienen más fuerza e impacto social que muchas políticas públicas, el ser humano nunca debe perder su sentido humano, válgame la redundancia. Las personas solo debemos de mirar hacia abajo a otra persona para extenderle la mano y ayudarle. Apoyar también es apoyarnos, es recuperar el sentido de colaboración, también es ser consciente de todas las bendiciones que la vida nos ha dado, y que con entrega e inteligencia se puede apoyar a muchas personas. Existen quienes esperan la respuesta del cielo, pero también existen quienes construyen la esperanza en la tierra.

Del mismo modo Fundación Devlyn se sumó como un aliado principal de esta gran iniciativa, los beneficiados fueron niños de entre 6 y 16 años del puerto de la virgen y la Ribera, que alegría que esta donación de lentes pueda ayudar a que un niño pueda leer, que magnífico es esta iniciativa le pueda devolver la oportunidad a una persona de tener una mejor visión. Fueron aproximadamente 300 lentes los que se entregaron en esta comunidad. El papel que jugó la Iglesia Dios todopoderoso fue de gran trascendencia. Como un acto integral también se ofreció examen de la vista para poder detectar la problemática y por ende ofrecer lentes con la graduación correcta a los niños.

Esta no es la primera ocasión en la que Grupo Artech encabeza un evento de filantropía, en años pasados construyeron salones en la casa de descanso para adultos mayores “Casa Maty” ubicada en Villa Juárez, gracias a esta acción los niños de esta zona pueden ir a recibir instrucción escolar y cultural, aunado a que beneficia al inmueble. Se podrían mencionar muchas obras más, sin embargo, es momento de resaltar esta gran acción. Felicidades, pues el trabajar en conjunto y ayudar a los demás se puede traducir como un éxito colectivo. 


El mundo no cambia con las palabras, el mundo cambió con los ejemplos, las palabras convencen, pero los ejemplos arrastran.

In silentio mei verba, la palabra es poder.


Show Full Content
Previous Sin cuerpo no hay nada/ A lomo de palabra
Next Diseñar la ciudad para tener infancias más felices / Pensar el hábitat
Close

NEXT STORY

Close

Se normalizarán 78 asentamientos ubicados en la capital

30/06/2017
Close