La Purísima… Grilla: Luévanotl - LJA Aguascalientes
27/11/2021

Inusual. Después de declarar que en el Poder Judicial se tenía al “enemigo en casa” y cuestionar la labor de magistrados y jueces, José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina, ofreció una disculpa pública al Poder Judicial: “quiero pedir una disculpa pública a quien se lo merezca, porque hay buenos jueces, hay buenos ministerios públicos, hay buena justicia social, pero también tenemos ciertos problemas dentro de ese ramo”; en respuesta, el presidente de la Suprema Corte y del Consejo de la Judicatura Federal, Arturo Zaldívar, aseguró que las instituciones el Estado mexicano no están enfrentadas, que tienen la misma finalidad y están del mismo lado, “tenemos funciones y responsabilidades distintas, pero no contrapuestas, mediante el diálogo constructivo y la confianza que hemos venido consolidando, no solo a nivel institucional, sino a nivel personal, nos va a permitir, no tengo duda de ello, avanzar hacia un país más justo, más libre, en paz y en concordia. No importa lo grande que sean los desafíos”.

La concordia no es un distintivo en estos tiempos políticos, en especial por que a la comentocracia le fascina contraponer a los actores políticos, si el presidente Andrés Manuel López Obrador acusa al subgobernador del Banco de México por convertirse en un “ultra tecnócrata”, se espera que Gerardo Esquivel revire con algún insulto, pero no fue así, en otra excepción, dijo que “el disenso no siempre es confrontación”; lo mismo ocurre en Aguascalientes, se exige a los políticos que se monten en su macho, se agarren los destos y den la lucha si no son favorecidos por el dedazo central, que es la historia de Gustavo Báez Leos, quien ayer publicó en su cuenta de Facebook que le habían informado que sería rechazada la “solicitud de la Comisión Permanente para ampliar el plazo del actual Comité Directivo Estatal y yo continuar como presidente, pese a que desde hace tres años hemos demostrado ser un PAN de resultados, acepto la decisión de la permanente nacional, pero lo que no acepto es que Acción Nacional sea secuestrado por grupos de poder por caprichos”.

Qué. Pues qué. Pos órale. Pos va. De inmediato se conminó a Gustavo Báez a que no se dejara, a levantarse en armas, el todavía dirigente se animó a tuitear demandando a Marko Cortés una explicación acerca de por qué se aprueba la ampliación en Oaxaca y no en Aguascalientes; las huestes animaron a Báez Leos, hasta que Alma Hilda Medina Macias le puso un estate quieto con el siguiente comentario: “En la vida y en el partido todos tenemos un ciclo, y tú fuiste candidato de unidad, llegaste gracias al poder de unos y a la generosidad de otros, lamentó que hables de secuestro cuando las cosas no salen a tu gusto, Gustavo, has sido 2 veces diputado, el partido ha sido generoso contigo y en tu designación te tocó asumir ese liderazgo, liderazgo que hoy está por cumplir su ciclo. El que señala no siempre será el bueno, o el secuestrado… lo menos que Espero de ti es gratitud al partido que tanto te ha dado, ni las Victorias son eternas ni las derrotas son para siempre”… todo indica que Báez Leos reaccionó, pues ya por la noche, en un comunicado oficial, aclaró el dirigente que “nunca buscó perpetuarse en el cargo como un capricho”, que lo que pretendía era no deteriorar al PAN, y que va a respetar las decisiones del Comité Ejecutivo Nacional. Vaya. Tan sencillo que es no montarse en el macho y comer sapos sin gestos, tan simple que es aprender de Alma Hilda Medina, quien después de que Teresa Jiménez Esquivel le diera trabajo se olvidó de todas las descalificaciones con que la señaló cuando quiso suplir en la candidatura al olvidado José Ángel González Serna, y pasó de ser del equipo del Paquín para volverse la más jimenista de Palacio chico.

Lejos. Mucho, mucho falta para hablar de la feminización de la política ahora que la paridad de género llegó para quedarse pero no lo es todo, porque está por demás visto que el que lleguen mujeres a los diversos lugares de representación popular no garantiza que sus maneras de hacer política sean diferentes a los modos de siempre, los masculinos, que trabajan para sus partidos, para su bolsillo, para su agenda personalísima de imagen, pero no para las sociedades, menos para las mujeres, para muestra, el botón de este Congreso de la Paridad, que con la verde Karina Banda, las panistas comandadas por Paloma Amézquita y Gustavo Báez, se dieron a la tarea no sólo de entorpecer el acceso a las garantías de los derechos humanos, sino que propusieron reformas inconstitucionales en contra de estos. Ayer, la Comisión de Igualdad Política y No Discriminación del IEE llevó a cabo el taller Mujeres en la Administración Pública para las mujeres que resultaron electas como diputadas y regidoras de los 11 municipios, en donde se les hizo un llamado a construir redes y alianzas en favor de las mujeres y el desempeño de sus respectivas funciones con perspectiva de género. Para cuando le tocó el turno a la priista dos veces diputada Elsa Amabel Landín Olivares, sólo le quedó decir que las nuevas representantes que garantizaran la paridad en sus gabinetes, lo que nos regresa al punto número uno de esta columna, no basta la paridad si las mujeres siguen haciéndole el caldo gordo a sus partidos, como este Congreso del que Landín Olivares todavía forma parte. Todo esto pasó con las nuevas representantes mientras que el  Tribunal Electoral del Estado de Aguascalientes determinó que la ahora diputada por el Distrito VII, del PAN, Laura Patricia Ponce Luna, en su campaña política cometió violencia política de género contra otra candidata de otro partido, por expresiones que hablan más de Laura Ponce que de la otra candidata al decir “que se vaya de candidata a reina, allá sí votamos por ella” y “[…] le pedimos que se vaya de candidata a reina, ahí sí la apoyamos, claro que ahí si la apoyamos, pero como candidata a Presidenta no”. Así la nula preparación de la panista Ponce Luna, pero no podemos esperar más de un partido que gasta el presupuesto para capacitaciones en materia de género al coffee break. Por esto, el TEEA la multó con apenas 4 mil 481 pesos, no capacitación, no disculpa pública, nada, miserables 4 mil pesos que una vez que llegue al Congreso bien podrá tomar de la bolsa de gastos de gestión social. Porque no importa que el Tribunal señalara que denostó la imagen de la denunciante ni que se vieron afectados sus derechos político-electorales al reproducir estereotipos de género, ni que Laura Patricia Ponce Luna cometió violencia simbólica y psicológica para menoscabar o anular el reconocimiento del ejercicio de los derechos político-electorales de las mujeres. Lo mismo que al americanista Renato Ibarra, que golpeó a su esposa embarazada, hay videos que lo comprueban, se le decretó prisión preventiva por el delito de tentativa de feminicidio y violencia familiar, y luego de que le pidió perdón a su esposa y esta se lo concedió penalmente, los directivos del América ahora lo vuelven a arropar. Así de rápido se soluciona en todas partes los conflictos por violencia de género.  


Amenaza. Desde las redes sociales trabajadores del Issea hacen un llamado a la unidad y la solidaridad, ante lo que consideran un inminente peligro de que, de un momento a otro, cualquiera sea despedidos, “con o sin motivos o ver coartados nuestros derechos sindicales y laborales”, y asegurar que varios ya pasaron por ese trago amargo en el hospital general de Rincón de Romos, y en todos los espacios que administra el Instituto, con una nula representación sindical, incrementando el riesgo de sufrir ese terrorismo laboral y ser objeto de represalias e intimidaciones, “no solo por las autoridades sino también por quien se supone debe representar y resguardar los intereses y derechos de los trabajadores”. No es la primera vez que los trabajadores del Issea denuncian esta situación que sufren todos, incluyendo quienes se encuentran en la primera línea de atención del Covid-19; por eso piden que se cumpla lo establecido en sus estatutos generales para definan una nueva representación sindical que los represente dignamente, pues la ahora encargada de hacerlo, Delia Félix, no lo ha hecho desde que llegó a esa responsabilidad.

La del estribo. Nos cuentan que la intensidad de las lluvias no son culpa de Grace, sino de la danza chicahual que un desenfrenado Javieritzin Luévanotl realiza allá por el norte, en busca de que las fuerzas ancestrales e indígenas que corren por sus venas, lo conviertan en el nuevo dirigente estatal del PAN… ¿Javier Luévano, panistas, en serio?

 

@PurisimaGrilla


Show Full Content
Previous LJA 19/08/2021
Next Dura lex/ Bajo presión 
Close

NEXT STORY

Close

Rinden protesta integrantes del Consejo Consultivo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Aguascalientes

20/04/2018
Close