Aunque empleos se recuperan en la industria de la construcción, hay desaceleración - LJA Aguascalientes
18/01/2022

  • Asignación de obra pública federal se concentra al sur-sureste del país
  • Aguascalientes es una de las entidades más afectadas

 

El presidente nacional de Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Francisco Javier Solares, explicó que si bien nivel nacional los empleos en la construcción se recuperan, en cambio en las empresas constructoras no es así, pues las medianas y pequeñas persisten problemas muy importantes por no tener asignada obra pública, las cuales se les destina a las empresas más grandes del país, o al Ejército Mexicano, principalmente en la región sur-sureste del país, lo que provoca un escenario difícil para varias entidades, entre ellas Aguascalientes.

En la región Centro-Occidente el impacto de la desaceleración de la Industria de la Construcción ha sido más amplio en relación con las restantes cuatro regiones del país, pues ya que el 50 por ciento de la obra pública se distribuye sólo en dos estados y no están en el centro, ni en el norte, sino al sur-sureste de México, lo que provoca que haya entidades con cero inversión en obra pública federal, al ser Aguascalientes uno de los afectados.

“Si a eso le agregamos que la constructora más grande del país es el Ejército Mexicano, nuestras Fuerzas Armadas, hace que si bien el empleo se recupera, la facturación de las empresas constructoras va hacia abajo”; detalló que como ejemplo de estos, para el aeropuerto internacional Felipe Ángeles actualmente lo construye el Ejército y tiene alrededor de 20 mil civiles contratados, que de acuerdo a informes los tienen asegurados ante el IMSS de ley, además de que el Ejército tiene su propio registro patronal, por eso el empleo en el sector se recupera, pero sin que la facturación sea en las empresas constructoras.

Detalló que del 2018 a la fecha cayó 20 por ciento toda la cadena de valor de la Industria de la Construcción al referirse a los productores de cemento y de acero; mientras que el PIB del sector, al referirse a lo que facturan las empresas constructoras, cayó un 31 por ciento en este periodo.

“Si bien en los momentos más críticos de la pandemia, que fueron entre abril y mayo del 2020, aunque a finales de mayo, cuando se aceptó al sector como una actividad esencial fue posible una recuperación del orden del cuatro por ciento, en una perspectiva a más largo plazo los efectos pueden ir a peor”, explicó que esta situación es una posibilidad con base a que la inversión pública es insuficiente, ya que en el 2020 a nivel nacional fue de apenas del dos por ciento del Producto Interno Bruto, a pesar de que la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) recomienda un crecimiento del cinco por ciento para las economías emergentes.

Detalló que en la parte privada también se dio una desaceleración por desconfianza de los inversionistas hacia la rentabilidad de su inversión en medio de la emergencia sanitaria; si además se agregan las afectaciones como consecuencia de las reformas laborales, es fácil entender esta situación.

Observó que la preparación del presupuesto federal para el próximo año, uno de los primeros a conformar será para infraestructura, por lo que entre los constructores persiste la esperanza de que será mejor que el actual, ya que existen razones para suponerlo, pues saben que el presidente López Obrador pretende que ningún proyecto de su administración se quede sin terminar y se concluyan entre el 2022 y 2023, además que ninguno se inicie en el 2024 a fin de no correr el riesgo de que no quede terminado.

La generación de empleos en el sector de la construcción en el estado sigue siendo desfavorable, ya que tres mil empleos formales no se lograron conservar, mismos que se perdieron a lo largo de los meses de la pandemia, al ser ya un logro que no se pierda más plazas de las actuales.

Anotó que en el estado se registran 50 mil trabajadores del sector de la construcción ante el Instituto Mexicano del Seguro Social con 175 empresas afiliadas localmente que generan 20 mil empleos formales y 30 mil de forma indirecta.


Show Full Content

About Author View Posts

Claudia Rodríguez Loera
Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

Previous En la pandemia se reducen los trabajos informales y se supera meta de empleos formales
Next Poco a poco revive la industria textil en Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

Festejan a los maestros en la Aciuaa

13/05/2016
Close