Deliberación/ Bajo presión  - LJA Aguascalientes
17/10/2021

Deliberación me parece una palabra hermosa, me apego a la primera acepción que incluye el Diccionario de la RAE: “Considerar atenta y detenidamente el pro y el contra de los motivos de una decisión, antes de adoptarla, y la razón o sinrazón de los votos antes de emitirlos”. Deliberar es el desarrollo razonado que concluye en una acción que nos deja satisfechos por haber resuelto el disenso.

Deliberar implica el empleo de las herramientas racionales y emocionales con las que contamos para llegar a una conclusión en que se resuelve de la mejor manera un problema, los individuales y los colectivos, pues la conclusión proviene de diversos cálculos en los que se mezclan los escenarios posibles y se acepta el disenso, no como un ataque al que se debe de responder sino como la exposición de puntos de vista diversos de los que se debe llegar a una conclusión.

Esta semana cumplí nueve años como director editorial de LJA.MX, cuando fue necesario cambiar el nombre a este medio, propuse que se le llamara Deliberación, por más “viejo” que sonara, porque me parecía que reflejaba el ejercicio y el compromiso con que se hace periodismo en esta empresa periodística, un grupo de profesionales que antes que repartir medallas se dedica a presentar los diversos puntos de vista de la comunidad para que sean los lectores quienes lleguen a una conclusión, esa “verdad” que tanto le echan en cara a los periodistas.

Deliberar, estoy convencido, implica partir de la certeza de que la única verdad posible es el consenso, no la búsqueda de imponer un punto de vista, alcanzar una solución que logre el mejor escenario para todos, en búsqueda de la igualdad y el respeto de todos los derechos de todos. La tarea para quienes elaboramos LJA.MX sigue siendo la misma, ser la plataforma en donde quien tenga algo que decir encuentre el espacio necesario para amplificar su razonamiento.

Deliberar en Aguascalientes, en México, cada vez se ha vuelto una tarea más difícil, porque pareciera que de lo que se trata es tener la razón, avasallar al contrario, hacer leña del árbol caído y ensalzar a quien tiene el dinero suficiente como para pagar nuestra opinión, haciendo a un lado las consecuencias y las circunstancias, al fin y al cabo, todo pasa, confundimos la velocidad de lo digital y se escribe sin la conciencia de que siempre queda un registro, uno al que cualquiera puede acudir cuando necesite hallar la forma en que se llega a una conclusión, para así acompañar o no las conclusiones a las que se llega en este medio.

Hace nueve años me sorprendió la generosidad y confianza que me brindó Francisco M. Aguirre con la invitación a sumarme a este esfuerzo colectivo como director editorial, en ese momento estaba a punto de convertirme en padre, el cumpleaños de mi hijo será dentro de unos días, en ambas tareas siempre he creído que la deliberación es el camino. De la convivencia y educación de mi hijo tendré que responder ante él, de lo que intento todos los días en este diario, son los lectores a quienes debo rendir cuentas, todos los días espero cumplir con la encomienda, encontrar el camino donde la deliberación prevalezca. Ánimo, salud y democracia.

Coda. Escribió Diderot: “Si mis opiniones os autorizan a odiarme, ¿por qué mis opiniones no me iban a autorizar a odiaros yo también a vosotros? Si gritáis: la verdad está de mi parte, yo gritaré tan alto como vosotros: la verdad está de mi parte; pero añadiré: ¿qué importa quién se equivoca, si vosotros o soy yo, con tal de que la paz reine entre nosotros? Si estoy ciego, ¿hace falta que golpeéis a un ciego en el rostro?”, y sí, ¿qué necesidad?

 

@aldan

Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous Ricardo Anaya comparece ante juez por caso Odebrecht
Next La Purísima… Grilla: El sordo no oye…
Close

NEXT STORY

Close

Cobros no reconocidos encabezan quejas contra bancos

20/09/2015
Close