Consulta infantil y juvenil 2021/ Debate electoral  - LJA Aguascalientes
29/11/2021

El pasado viernes 3 de septiembre, tuve la fortuna de participar en la presentación en Aguascalientes de la organización por parte del Instituto Nacional Electoral de la Consulta Infantil y juvenil 2021, que tendrá verificativo del 17 al 25 de noviembre próximo, ejercicio en el que la autoridad nacional tiene ya una vasta experiencia adquirida en su organización e implementación en todo el país, ya que con la del 2021, serán 9 las consultas organizadas, todas con indiscutible éxito.

Lo que pareciere a primera vista, un ejercicio cuyo único objetivo es meramente lúdico para nuestra niñez y juventud, por supuesto que persigue diversos fines, empezando por el más evidente que sería el de cultivar en los niños y jóvenes la cultura de la participación, que por sí mismo, no es cosa menor, máxime si tomamos en cuenta que hoy más que nunca nuestro país requiere urgentemente incentivar los valores democráticos en nuestra futura ciudadanía, en un contexto social sumamente complejo, generar ciudadanía adquiere una importancia especial, por lo que abrir un espacio de participación y reflexión en el que niñas, niños y adolescentes ejerzan su derecho a expresarse y sobre todo que sus opiniones sean tomadas en cuenta sobre temas que les atañen directamente en su vida cotidiana resulta sin temor a equivocarme, fundamental.

Pero la consulta como lo comenté, tiene muchos otros objetivos además de la evidente educación cívica, ya que también representa una herramienta fundamental para lograr una sinergia entre autoridades de los tres niveles de gobierno en todo el país y es así, que la convocatoria encabezada por el INE, va dirigida tanto a autoridades federales, como estatales y municipales, organismos constitucionales autónomos, organizaciones de la sociedad civil de todo el país y por supuesto la academia, buscando con ello crear una sinergia que de igual manera resulta trascendente generar en tiempos tan convulsos como los actuales, y es que cualquier iniciativa que genere la coordinación entre varias autoridades con la sociedad en pos de un mismo objetivo, resulta virtuosa por donde quiera analizarse, razón por la cual me gusta ver este esfuerzo institucional como una oportunidad para afianzar y generar un mayor entendimiento entre autoridades de gobierno (entendido en el más amplio sentido de la palabra) con la sociedad civil organizada.

Adicional a ello, uno de los objetivos de mayor importancia para la consulta, es el que una vez que se haya expresado nuestra niñez y juventud, se genere un diálogo o comunicación bidireccional, es decir, que lo expresado tenga un impacto verdadero, una interlocución con las autoridades relacionadas con los temas que fueron materia de consulta, es otras palabras, la consulta como tal, sirve también para generar una agenda pública que permita la instrumentación de acciones relacionadas con los resultados expresados para implementar políticas públicas y programas que den respuestas a las demandas y peticiones expresadas en la consulta. Si bien en toda democracia la voz de los ciudadanos resulta imprescindible, aquellos que todavía no gozan del carácter de ciudadanos tienen derecho a ser escuchados también, pero sobre todo que su voz genere un eco en quienes tienen por mandato la toma de decisiones con impacto en sus ámbitos personal pero también social, de ahí lo ambicioso que resulta la mencionada consulta.

Las boletas estarán dirigidas a cuatro grupos de edad: una boleta accesible para participantes de 3 a 5 años o para las personas que no puedan leer y escribir; y una boleta para cada uno de los rangos etarios de 6 a 9 años, 10 a 13 años y otra más destinada para aquellos de 14 a 17 años, sin dejar de mencionar que se contará con boletas en sistema braille, así como las boletas en lenguas indígenas.

Las preguntas fueron producto de un análisis y discusión con especialistas a principios de año, y la información que se recabe dejará al descubierto, las principales problemáticas y situaciones por las que atraviesan nuestros niños y jóvenes en su día a día, desde el tipo de vivienda en la que habitan, pasando por las condiciones de alimentación, vestido y educación en la que viven, todo para que una vez que se reciba la información pueda ser procesada a través de un informe final, tanto a nivel municipal, estatal y por supuesto nacional, el cual será acercado a las autoridades competentes y opinión pública en general, y así, será responsabilidad de dichas instancias, la de atender y analizar y sobre todo definir sus acciones atendiendo a la realidad que expresaron los niños y jóvenes.

Así que ya lo sabe, este próximo noviembre, les toca a nuestros hijos menores de edad, el acudir al llamado de la autoridad electoral nacional y participar en la consulta, ya sea desde la escuela o bien desde el formato virtual, procure que sus hijos participen, como padres de familia debemos de actuar en correspondencia y generar en ellos, desde edades tempranas la cultura de la participación, todas las voces son importantes, y al de ellos, resulta estratégica, como futura ciudadanía serán los responsables de darle debido cauce a nuestro país.

Para mayor información al respecto se encuentra la página oficial del INE, en la que existe un apartado específico para la consulta, además de las oficinas tanto del INE en Aguascalientes, como también del Instituto Estatal Electoral, quien desde su campo de acción se ha sumado como aliado estratégico para la implementación del ejercicio en nuestro estado.

 

/LanderosIEE


@LanderosIEE

 

 


Show Full Content
Previous La Purísima… Grilla : Vergoña
Next Por quién doblan las campanas/ Opciones y decisiones 
Close

NEXT STORY

Close

Realizan en la UAA expo emprendedora

04/04/2015
Close