A México le debo lo que soy: Rosita Quintana/ La escena  - LJA Aguascalientes
19/10/2021

Hace algunos días se notificó del fallecimiento de la actriz, vedette y cantante argentina (nacionalizada mexicana) Rosita Quintana (1925-2021), cuyo nombre real era Trinidad Rosa Quintana Muñoz, y quien realizó una vasta carrera artística en televisión, teatro y, sobre todo, en la época de oro del cine mexicano, incluso, fue cantante de música ranchera. 

En la industria fílmica fue reconocida en varios países por sus actuaciones y recibió premios en México, Argentina, Alemania, Rusia y España; uno de ellos fue el Perla del Cantábrico en el Festival Internacional de Cine San Sebastián, como Mejor Actriz por la película El octavo infierno (1964). Su último trabajo fue en 2005, con la cinta Club Eutanasia. De esta manera, en 2016, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas le entregó el Ariel de Oro por su trayectoria.

Acerca de su incursión en la televisión, uno de sus trabajos más exitosos fue su caracterización de una villana en la telenovela La dueña, protagonizada por Angélica Rivera, Francisco Gattorno y Cynthia Klitbo.

Ya como cantante, debutó a los 15 años en un teatro de revista en su país natal, siendo la vocalista de la Orquesta de los hermanos Caro; posteriormente, interpretó tangos en el Teatro Casino. En México debutó en el Centro Nocturno El Patio, en 1947, y decidió radicar en nuestro país para tiempo después obtener la nacionalidad mexicana. Rosita va a ser recordada por sus interpretaciones en los géneros rancheros, huapangos y boleros. Canciones festivas, como: Vámonos al parque, Céfira, tuvo gran éxito de ventas en Latinoamérica. La mayoría de sus éxitos y álbumes los grabó para Discos Musart y Discos RCA Víctor. En 1955 ganó el prestigioso Premio Wurlitzer a la Mejor Cantante Ranchera, y en 1965, grabó varios tangos en Argentina.

Con relación a su trayectoria en Teatro, en 1948 formó parte de la revista Rosita se está bañando, y a partir de ahí fue invitada a participar en otras puestas en escena, que aunque no fueron muchas, la llevó a destacar en participaciones, como La tarántula Art Noveau de la calle de El oro, de Hugo Argüelles, donde Malkah Rabell de el periódico El día (1994) señaló: “(… ) personalmente nunca tuve la oportunidad de verla en el escenario, y es la primera vez que la veo actuar en el papel de Artemisa, la reina de las tarántulas. Intérprete que me parece dominar a ese personaje de asesina”. Por su participación en La ronda de las arpías, se escribió en Tiempo Libre: “Rosita Quintana (…) una jugadora de cascos ligeros; juega a la ironía y lo hace muy bien”. Por último, con la obra Frivolidad es… El país de las tandas (1984) gustó su interpretación: “(…) convenció cantando un tango vestida de hombre”.

 

Teatrología

1948 Rosita se está bañando (Revista)

1969 Noche de bodas para tres, de Millán

1984 El país de las tandas, de Margo Su y Juan Ibáñez

1991 La ronda de las arpías, de Robert Thomas

1992 Pan de muerto, de Ana María Vázquez

1994 La tarántula Art Nouveau de la calle de El oro, de Hugo Argüelles

Show Full Content
Previous Agustín Lara/ Opciones y decisiones 
Next Renovación/ Debate electoral
Close

NEXT STORY

Close

Campeonato de porcinos en la Expo Ganadera de la FNSM, en Aguascalientes

07/05/2018
Close