Concierto en la galería Benjamín Manzo de la Casa de la Cultura/ Orquesta de Cámara del Bajío  - LJA Aguascalientes
18/10/2021

 

El pasado domingo 19 de septiembre tuve la oportunidad de asistir a un concierto, es el segundo, de hecho, que ofrece una nueva formación musical de Aguascalientes llamada Orquesta de Cámara del Bajío. Esta entidad musical surgió como consecuencia de la necesidad de comunicarse, de expresarse a través de la música por parte de jóvenes con esta irreprimible inquietud, y además con todo el derecho de hacerlo, de proponer una nueva oferta musical.

Al conocer el nombre de esta formación fue inevitable no recordar aquella maravillosa orquesta con sede en la ciudad de Guanajuato, la Orquesta Filarmónica del Bajío que en su plan original de trabajo pretendía ofrecer conciertos en toda esta zona, Guanajuato, León, Aguascalientes y otros lugares de esta región llamada Bajío, pero terminó por quedarse de forma permanente en la ciudad de Guanajuato, algunos años después cambió su sede a la ciudad de Querétaro en donde permanece actualmente con el nombre de Orquesta Filarmónica de Querétaro.

Entiendo que el nombre de esta orquesta de cámara tiene esa intención de ofrecer conciertos en diferentes ciudades de toda esta región, pero su sede es Aguascalientes y eso nos llena de orgullo.

Su primer concierto fue hace un mes en el Museo Aguascalientes, pero no tuve la oportunidad de asistir, ahora este segundo concierto tuvo como sede la galería Benjamín Manzo de la Casa de la Cultura, un recinto que ha sido habilitado para conciertos ya en más de una ocasión, recuerdo con claridad algún concierto ahí del Cuarteto de Cuerdas José White de música contemporánea, y de verdad que la galería se presta para una buena audición en conciertos de música de cámara.

El programa de este segundo concierto inició con un arreglo de Merle Isaac de la Obertura Mexicana, compuesta por una selección de obras populares que muestran todo el colorido y diversidad de la música típica mexicana, las partes en las que se compone esta obertura son: Pajarillo, Las gaviotas, Cielito Lindo, Chiapanecas, y Marcha a Zacatecas. Después escuchamos una adaptación para orquesta de cuerdas del primer movimiento del Concierto para violoncello, Op.85 del compositor inglés Edward Elgar, para algunos melómanos y violoncellistas el concierto de Dvorak es el concierto para cello por excelencia, para un servidor es este, el de Elgar, -una verdadera joya llena de nostalgia y profundo lirismo-. El compromiso del trabajo solista le fue asignado a Karen Beatriz Pedroza Hermosillo, una maravillosa ejecución con algunas dudas en su interpretación, sobre todo perceptible en algunas notas agudas, fue solo en un par de ocasiones pero esto no demeritaron en nada el resultado final. A la hora de hacer la evaluación del concierto, es necesario decir que es una cellista con la técnica y la sensibilidad para hacer grandes cosas, sobre todo me llamó la atención el tema de la sensibilidad, eso que no se aprende en las escuelas de música. Qué manera tan convincente de tocar eso que no está escrito en la partitura, es justo eso lo que hace que un músico trascienda, que sea grande, ahí reside eso que llamamos virtud. Sobre todo en este concierto de Elgar que demanda del intérprete un derroche desenfrenado de sensibilidad. Más allá de la fría exactitud de la técnica, la versión de la maestra Karen Beatriz Pedroza fue profunda, intensa y sobre todo muy convincente.

Después de un breve intermedio el concierto continuó con la ejecución de una deliciosa pieza instrumental llamada When quiet comes, que podemos traducir como Cuando la calma venga, es una composición de Bruce Reiprich, compositor nacido en México pero de padres estadounidenses y que fue estrenada en nuestro país.

El concierto continuó con la Suite Brook Green del compositor británico Gustav Holst, obra en tres partes: 1) Preludio. 2) Aire y 3) Danza. Finalmente esta sesión musical terminó con una composición de Astor Piazzola, recordemos que este año se cumple el centenario de su natalicio el 11 de marzo de 1921.

La Orquesta de Cámara del Bajío está integrada por una nutrida sección de cuerda: tres primeros violines, cuatro segundos violines, tres violas, destaca la participación de Dalia Linda Leyva Jones, principal de la sección de violas de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, tres violoncellos y un contrabajo, además de las maderas: flauta, oboe, clarinete, fagot y la infaltable presencia del rey de los instrumentos, el piano. El director es el maestro Jesús Andrés García Santin. Es una orquesta joven integrada principalmente por músicos de diferentes instituciones educativas en Aguascalientes en busca de una propuesta sólida en la amplia oferta cultural de nuestro estado, especialmente a lo que música se refiere. Y algo muy interesante es que es una formación musical independiente, que si bien cuenta con el apoyo del ICA, sobre todo para los espacios requeridos para ofrecer sus conciertos, mantienen su independencia, lo que por supuesto tiene pros y contras, navegando por cuenta propia se tiene entera libertad de acción aunque evidentemente se carezca de un presupuesto que permita el funcionamiento de esta entidad musical, así que se hace necesario buscar el equilibrio. Sabemos, sin embargo, que los proyectos e iniciativas que apoye el ICA cuentan con el respeto institucional para desarrollar la propuesta artística, sobre todo si esta tiene propuesta, contenido y tiene sólidos fundamentos artísticos.

La Orquesta de Cámara del Bajío seguirá ofreciendo conciertos cada mes en diferentes sedes de nuestra ciudad, el próximo será el domingo 31 de octubre a las 16:00 horas en el Museo Aguascalientes. Estaremos al pendiente del programa para poder comentarlo con todos ustedes, amigos melómanos.

 

Show Full Content
Previous De Rebote
Next Regresar al/del mundo/ La chispa ignorante 
Close

NEXT STORY

Close

6 de Septiembre de 2014

06/09/2014
Close