Necesario, aumentar y reestructurar el gasto público, así como tener una banca de desarrollo más proactiva - LJA Aguascalientes
05/12/2021

  • Economistas presentan propuestas financieras para México
  • Banco de México debería ser un jugador fundamental en medio de la pandemia

 

Aumentar y reestructurar el gasto público en México y replantear en el papel que desempeña el banco central, más allá del manejo inflacionario, reestructuración del gasto público, además de fomentar una banca de desarrollo más proactiva que contribuya a la recuperación económica, son algunas de las recomendaciones que realizaron economistas connotados del país, en el conversatorio Política monetaria, fiscal y financiera de México, realizado por el Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

En este panel de opinión que se realizó de manera virtual participaron Nora Ampudia Márquez, investigadora de la Universidad Panamericana Campus Guadalajara y Roberto Soto Esquivel, profesor-investigador de la Unidad Académica de Estudios del Desarrollo en la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Nora Ampudia, expuso que por los efectos que en la distribución del ingreso y la concentración de la riqueza, pero también debido al cambio climático. Observó que en más de un año se perciben incrementos constantes en los precios del maíz, trigo, cobre, aluminio, acero, gas, petróleo, etcétera.

Referente al ámbito fiscal, explicó que lo recaudado por Hacienda no proviene de fuentes recurrentes como el IVA o el ISR, sino que tiene más que ver con las personas morales, en especial las grandes empresas trasnacionales que habían evadido el pago de impuestos, “Si no hay un buen crecimiento económico, la recaudación de fuentes recurrentes no aumenta. Para generar impuestos hay que producir, vender, consumir y trabajar; no obstante, con una economía deprimida la recaudación disminuye. Entonces se necesita utilizar el gasto público y tomar deuda pública. El endeudamiento permite hacer gasto en infraestructura, programas sociales para combatir la pobreza”.

El investigador Roberto Soto Esquivel expuso que la inflación ha tenido escenarios de alta volatilidad, más allá de lo que se había pronosticado. “El gobierno federal ya aplicó una política de control de precios, en particular del gas, y han disminuido considerablemente; eso ayudará a tener mayor control de los niveles inflacionarios”.

Consideró que el Banco de México limita sus objetivos al control inflacionario y sólo podría hacer ajustes para que la inflación conserve el nivel objetivo que se desea, pero dadas las condiciones de la economía mexicana, debería ser un jugador fundamental en este escenario de crisis pandémica y cambiar sus propósitos; podría contribuir, por ejemplo, al fortalecimiento de la inversión, o tener más injerencia en el crecimiento económico o la generación de empleo. No obstante, al parecer eso no va a ocurrir, señaló el especialista.

Soto Esquivel calificó la política fiscal mexicana como excelente en cuanto se cobren impuestos a las empresas multinacionales que los evadían, pero debe existir una verdadera supervisión y fiscalización para evitar los artificios contables que utilizan para evadirlos y tener una recaudación mayor a la actual.


Show Full Content

About Author View Posts

Claudia Rodríguez Loera
Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

Previous Hospitalizaciones por covid-19 ha incrementado 275% durante los últimos dos meses
Next Aumentaron los costos de trámites para empresas en cuatro años en Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

La Purísima… Grilla / Maestros: todos ponen

22/09/2014
Close