Productividad/ Bajo presión - LJA Aguascalientes
22/10/2021

Triunfante, un diputado local declara al asumir el cargo que se compromete a ser uno de los más activos de la legislatura, y supone que se le debe aplaudir el confundir la productividad con la función legislativa; otros legisladores presumen en sus redes sociales que son puntuales, que asisten todos los días a su oficina, los encuentros con sus cuates… pocos, muy pocos comparten en qué consiste su trabajo, para lo que realmente fueron votados y contratados.

Hace unos días, haciendo la tarea con mi hijo, tuve que contradecir a su maestra, la tarea consistía en escribir oraciones con palabras diversas que les habían dictado a los alumnos para aumentar su vocabulario. Una de esas palabras era ocio, al momento de escribirla mi hijo señaló en voz alta que tenía que escribir cómo desperdiciaba el tiempo, qué hacía cuando flojeaba, de inmediato salté, negué que eso fuera el ocio y buscamos la palabra en el diccionario, para encontrar que es “tiempo libre o descanso de las ocupaciones habituales”, una actividad que se realiza como distracción; insistí, eso no significa que el ocio sea un mal uso del tiempo, desperdiciarlo.

Más tarde, le compartí el siguiente mensaje: “hijo, hoy mientras comía, leí algo bien bonito acerca del ocio, que no es tiempo para la flojera, como dice tu maestra, el libro que estoy leyendo describe al ocio como un sustento de la civilización, porque las personas en su tiempo libre, en su tiempo de ocio, se dedican a la imaginación, a la fantasía, a crear, a mejorar las cosas, si aprendemos a usar el ocio, lo dedicamos a hacer mejor nuestro tiempo en la tierra”.

La actividad de los diputados es deliberar y dialogar, supervisar, legislar para resolver, establecer las guías para las políticas públicas necesarias, no se puede reducir a la asistencia o el número de iniciativas o puntos de acuerdo que desde la tribuna impulsen, primero porque los exhortos son llamados a misa, y en el caso de las iniciativas, estas pueden ir en contra del interés de la mayoría o en detrimento de los derechos de las minorías.

El legislador que se compromete a ser productivo y eso lo reduce a su presencia en el Congreso está reduciendo, como la maestra de mi hijo, el uso del tiempo en bueno y malo, los diputados de las selfies, esos que llenan sus informes de números redondos, sólo reflejan que son esclavos de una idea antigua y opresora de la productividad como horas empleadas en la manufactura de un bien, presumen que pueden ser burros de carga antes que creadores.

Valorar la cantidad antes que la calidad, es preferir la politiquería antes que comprometerse a hacer política.

Coda. “El sabio empleo del tiempo libre -hemos de admitirlo- es un producto de la civilización y la educación. Un hombre que ha trabajado largas horas durante toda su vida se aburrirá si queda súbitamente ocioso. Pero, sin una cantidad considerable de tiempo libre, un hombre se verá privado de muchas de las mejores cosas”, escribió Bertrand Russell en Elogio de la ociosidad y otros ensayos, lo que compartí por mensaje con mi hijo.

@aldan 


Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous LJA 17/09/2021
Next La Purísima… Grilla: Reclamos  
Close

NEXT STORY

Close

Comienza proceso de entrega-recepción de la administración pública capitalina de Aguascalientes

31/08/2021
Close