Retos y oportunidades para los nuevos gobiernos municipales/ Agenda urbana  - LJA Aguascalientes
03/12/2021

En las próximas semanas estarán iniciando actividades las nuevas administraciones municipales en Aguascalientes, por lo cual se espera que las y los alcaldes entrantes tengan ya una agenda concreta que buscarán impulsar para mejorar la calidad de vida y la competitividad de sus municipios. En ese sentido, es importante destacar algunos retos que los nuevos gobiernos municipales enfrentarán y algunas oportunidades que pueden aprovechar para hacer una gestión más exitosa. Veamos.

En materia de movilidad, la elevada motorización de Aguascalientes es un reto que cada vez genera más externalidades negativas que afectan la calidad de vida de la población, especialmente el tráfico vehicular. Entre 1980 y 2015, el número de automóviles en la entidad aumentó 970 por ciento, pasando de poco más de 30 mil a 323 mil automóviles, de manera que, en 2015, Aguascalientes era ya el octavo estado del país con el mayor número de automóviles por cada mil habitantes. Esa tendencia ha hecho que el tráfico sea cada vez peor: según el IMCO (2019), cada persona en Aguascalientes pierde en promedio 42 horas al año en el tráfico, tiempo que pudiera destinarse al trabajo, ocio, recreación o simplemente a pasarlo con la familia y los amigos. Los municipios, por lo tanto, pueden impulsar medidas más ambiciosas para elevar la calidad de modos de transporte distintos al automóvil como la caminata y la bicicleta para incentivar a las personas a trasladarse de esa manera cuando menos para distancias razonables.

En materia de seguridad vial, los hechos de tránsito han aumentado considerablemente no sólo por el creciente número de automóviles en circulación, sino también por obras de infraestructura que inducen a los automovilistas a manejar cada vez más rápido, como los pasos a desnivel. sólo en 2018, en el estado ocurrieron tres mil 985 accidentes en los que murieron 234 personas, es decir, aproximadamente 20 personas al mes, de las cuales el 55 por ciento eran peatones, ciclistas o motociclistas. Los municipios, como encargados del tránsito vial, deben formular estrategias más contundentes para prevenir las muertes y lesiones por hechos de tránsito. Para ello, se pueden rediseñar cruceros e intersecciones peligrosas para reducir la accidentalidad; promover acciones regulatorias para moderar la velocidad, como multas o sanciones más estrictas; e impulsar campañas de educación vial más efectivas.

En materia de medioambiente, la contaminación es cada vez más notoria y puede generar problemas de salud pública en los próximos años, pues como recientemente aseguró un funcionario estatal, “la polución y mala calidad del aire que tenemos ahora es la causa de que las enfermedades respiratorias se estén exacerbando”. En esa línea, según un estudio reciente (ITDP 2019), en la zona metropolitana de Aguascalientes las muertes prematuras asociadas a partículas PM10 –una partícula sumamente nociva para las personas– se estiman en 167 al año, superior a otras zonas metropolitanas como Mérida, Querétaro, Saltillo y Morelia. ¿Cómo pueden los municipios ayudar a atender este desafío? Por ejemplo, pueden incidir más directamente en la disminución del uso indiscriminado del automóvil mediante acciones de infraestructura para la movilidad no motorizada, y gestionando de mejor manera la demanda vehicular a través de mecanismos como los parquímetros que pueden desincentivar el uso del automóvil para traslados razonables que puedan realizarse de otra manera.

En materia de servicios públicos, la cobertura de agua, drenaje, energía eléctrica, entre otros servicios, en la entidad es prácticamente universal, pero existen retos en cuanto a la eficiencia y calidad de los servicios. Por ejemplo, según la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2020 del Inegi, en Aguascalientes sólo el 34 por ciento de las personas asegura que no existen fugas en el suministro de agua y sólo el 37 por ciento dice que el mantenimiento del drenaje es frecuente. Igualmente, el 51 por ciento dice que la atención de fallas en el alumbrado público es inmediata, mientras únicamente el 48 por ciento dice sentirse seguro en los espacios públicos. Además, sólo el 23 por ciento cree que la calles y avenidas están en buen estado y sólo el 15 por ciento asegura que en algún momento se le ha solicitado la separación de basura para facilitar el reciclaje y la reutilización. En ese contexto, los municipios deben emprender acciones más sólidas para mejorar la calidad de los servicios desde una lógica integral que considere la calidad, sostenibilidad y eficiencia. Y para ello, deberán generar recursos propios adicionales que les permita invertir en infraestructura y tareas de operación y mantenimiento, para lo cual pueden movilizar recursos de la iniciativa privada como contraprestación por mayores aprovechamientos de desarrollo urbano para reinvertir en los servicios públicos, tal como están haciendo municipios como Zapopan en Jalisco.

En resumen, los municipios enfrentan retos que sus gobiernos deben atender de manera más decidida, estratégica e innovadora para mejorar la vida de las personas y hacer de los municipios de Aguascalientes lugares más competitivos y atractivos para detonar la inversión, el desarrollo económico y la generación de empleos. Esperemos que las nuevas administraciones realicen una gestión exitosa.

 

[email protected] | @fgranadosfranco


Show Full Content
Previous ¿Libertades?/ Sobre hombros de gigantes 
Next La Corte y la agenda antiderechos/ Yerbamala 
Close

NEXT STORY

Close

25 de noviembre de 2014

25/11/2014
Close