Así se están rescatando las bicicletas de Uber para fomentar su uso en México - LJA Aguascalientes
01/12/2021

Uno de los asuntos más importantes en las ciudades actuales es la movilidad. Las urbes enfrentan varios problemas para garantizar el transporte de sus habitantes, como la saturación de vías, contaminación ambiental, altos costos de pasaje, pocas alternativas, entre otros.

Para solucionar estos problemas, se ha incentivado el uso de medios de transporte alternativos a los vehículos motorizados particulares. La bicicleta especialmente ha sido uno de los favoritos, pues no genera gases nocivos e incentiva la actividad física, además de ser accesible y de bajo costo.

En distintas ciudades se han construido ciclovías, exclusivas para el tránsito en bici. También debemos tener en cuenta la renta de bicicletas, como las Ecobicis, iniciativa de la Ciudad de México para ofrecer este transporte a sus habitantes.

La iniciativa privada también ha intentado crear un mercado a través de la renta de bicicletas o monopatines, sin embargo no ha tenido mucho éxito. Una de estas empresas es Uber, la cual creó JUMP para ofrecer el servicio de renta de bicicletas con motor. Algo similar sucedió en Aguascalientes con Mobike, sin embargo, al igual que JUMP, en poco tiempo dejó de estar en operación y desapareció de la entidad.

El robo de bicicletas, el poco mantenimiento y la falta de pago por parte de estas empresas hacia los operadores están entre las razones por las que terminaron por desaparecer. Muchas unidades quedaron en el abandono o incluso han sido destruidas, pues las compañías responsables no están interesadas en conservarlas.

Ante esta situación, la asociación civil Bicitekas ha buscado soluciones. Esta organización se creó en 1998 con el objetivo de promover el uso de la bicicleta como parte fundamental de los proyectos de movilidad en las ciudades, específicamente en la Ciudad de México, capital del país y lugar que concentra la mayor cantidad de población y contaminación.

Esta organización ha rescatado las bicis motorizadas que terminarían siendo destruidas por su desuso. Específicamente firmaron un convenio con Uber para comprar las unidades de JUMP, por una cantidad simbólica de un peso, y darles nueva vida. Este acuerdo establece que retirarán los motores y las convertirán en bicicletas mecánicas, para lo cual fue necesario contratar personal que supiera hacer esta tarea, como Kristel Paredes Álvarez.

El medio Rest of the World entrevistó a esta persona, que afirma que el ciclismo es parte fundamental de su vida. Ella está a cargo del departamento de mecánica de Bicitekas, dirigiendo la transformación de bicis para que estas puedan reutilizarse. Esta organización tiene otros proyectos exitosos, con los cuales han podido mejorar la calidad de vida de muchas personas a través de uso de la bici.

El uso de la bicicleta, con acciones como esta, está ganando cada vez más terreno en la movilidad. Las planificaciones urbanas han dado preferencia al los vehículos particulares, principalmente los automóviles, relegando a quienes no cuentan con uno. Teniendo en cuenta además problemas como el tráfico y la contaminación, incentivar el uso de bicicletas resulta una estrategia sólida y urgente para crear mejores ciudades.



Show Full Content
Previous CELEBRAN SEGUNDAS JORNADAS DE COMPROMISOS DE ACCIONES CONTRA LA CORRUPCIÓN
Next Aprueban punto de acuerdo que exhorta a alcaldes a cumplir con paridad de género en integración de gabinetes
Close

NEXT STORY

Close

LJA 17 de diciembre 2016

17/12/2016
Close