Conflicto en Dos Bocas, AMLO está “mal informado” - LJA Aguascalientes
06/12/2021

APRO/Isaín Mandujano

 

Al presidente Andrés Manuel López Obrador “lo están engañando, está mal informado, no sabe realmente lo que está pasando dentro de la refinería de Dos Bocas” con las violaciones a los derechos laborales de los trabajadores y con la mafia sindical que ahí opera, afirma Susana Prieto Terrazas.

La diputada federal morenista acudió a entrevistarse con trabajadores de Dos Bocas y a protestar contra quien es identificado como “cacique sindical” en la región y controlador de los contratos en la obra, Ricardo Hernández Daza, quien se ostenta como líder de la Federación de Trabajadores de Tabasco, afiliada a la CTM.

En los mismos términos se expresa Juan Carlos Ortiz Celaya, del sindicato 28 de Enero, afiliado a la Confederación de Trabajadores de México, quien sostiene que Hernández Daza no pertenece realmente a la CTM y que desde hace más de un año fue expulsado de esa central sindical por actuar “de manera indebida”.

El miércoles 13 se desató una trifulca en las instalaciones de la refinería en construcción: unos mil 500 trabajadores que protestaban frente a la puerta dos fueron reprimidos con gases lacrimógenos por policías antimotines estatales, que custodiaban las instalaciones.

El presidente López Obrador atribuyó lo ocurrido a un conflicto entre sindicatos que se disputan el contrato colectivo del trabajo. En Tabasco, Hernández Daza salió a acusar a 100 infiltrados que, afirmó, entraron con uniformes que días atrás supuestamente se extraviaron y acusó de provocar la trifulca a la diputada Prieto Terrazas y a “sindicatos patito”.

Entrevistados por separado, tanto la diputada como Ortiz Celaya exponen que Hernández Daza ha extendido su poder en sindicatos apoyado por sus hermanos, hijos, sobrinos y hasta su esposa, quien recientemente formó un sindicato para mujeres.

“(Hernández Daza) es la antítesis del sindicalismo, ese que dice combatir el gobierno de la Cuarta Transformación”, pues desde 2019 se enquistó y acaparó el control de la obra con otros seis sindicatos satélite que impuso y controla desde dentro de la refinería en construcción”, afirman.

Ambos sostienen que Hernández Daza no tiene un contrato colectivo de trabajo, “que por ley debería ser público”; hasta ahora nadie lo ha visto.


Lo que sí tiene, según una lista en poder de Proceso, es un largo historial de denuncias penales, averiguaciones previas y carpetas de investigación por diversos delitos ante la Fiscalía General del Estado de Tabasco; entre estos: daños, amenazas, sustracción o retención de menores o incapaces, lesiones, bloqueo a vías de comunicación y otros ilícitos de los que es señalado como presunto responsable.

Por ejemplo, debido a conflictos con otras organizaciones y sindicatos, en noviembre de 2018 fue detenido y encarcelado 11 días. Esa fue la última vez que pisó la prisión, pero un año después ya estaba dentro de la refinería Dos Bocas, controlando el ingreso y la contratación del personal.

“Al presidente Andrés Manuel le andan mal informando, al presidente lo están engañando. Ahí existe un cacicazgo sindical de la familia Hernández Daza. Le mienten al presidente”, dice sin titubeos Ortiz Celaya.

Por ello, acusa al dirigente de provocar el reciente conflicto con los trabajadores, ante las presiones de otras agrupaciones que pretenden entrar a la obra y ante “el riesgo de perder varios negocios”.

“Estamos hablando de más de 2 millones de pesos semanales por cuotas sindicales, transporte de personal que no cumple con las normas de calidad; el agua, el hielo, la comida y otros servicios que provee”, dice Ortiz Celaya.

Así, lo que hace el líder sindical en Dos Bocas “es amedrentar con conflictos como éstos”, lo que ha sido recurrente a lo largo de su trayectoria, recuerda el dirigente del sindicato 28 de Enero.

Proceso buscó a Ricardo Hernández Daza para conocer su versión, pero no obtuvo respuesta. También se le intentó contactar por conducto de una empleada en la pequeña oficina con el letrero Sindicato CTM que hay afuera de la puerta dos de la refinería, con el mismo resultado.

 


Show Full Content
Previous Ejido de Mixtlalcingo: Una mina de arena con olor a muerte
Next Testimonios que sacuden a un país: El terrorismo, en el banquillo de los acusados
Close

NEXT STORY

Close

Al menos dos empresarios están interesados en integrarse al servicio de transporte público en Aguascalientes

11/05/2019
Close