Ganso laqueado/ Bajo presión - LJA Aguascalientes
06/12/2021

 No es lo mismo privilegio que oportunidad. El privilegio es una ventaja que se le otorga a alguien o a un grupo. La oportunidad se relaciona con la posibilidad de hacer algo aprovechando el momento o circunstancia; en un país donde la brecha de desigualdad es gigantesca, contra lo que se tiene que luchar es por erradicar los privilegios y aumentar las oportunidades para todos. Confundir estos términos y generar acciones políticas para acotar las oportunidades al calificarlas de aspiracionistas puede generar que se mantengan las estructuras corruptas que mantienen los privilegios de unos cuantos.

El mejor pato laqueado que he probado en mi vida lo comí en la mesa familiar, mi padrino Alejandro Ham lo cocinó, no sólo sabía cómo hacerlo porque su padre era chino, además trabajó como chef en uno de los mejores restaurantes de comida china, el Shanghái; por la relación familiar con él, tuve la oportunidad de degustar ese y otros platillos, así como de adquirir el conocimiento de que el chop suey no es comida china original y que la mayoría de los platillos que servían en esos restaurantes pertenecían a uno de los estilos de comida de China, que no todo es comida cantonesa, especializada en freír y cocinar al vapor sus guisados; el territorio gigantesco de China tiene varios estilos, el pato laqueado es un platillo tradicional de la cocina pekinesa.

La oportunidad de degustar y obtener ese conocimiento fue una oportunidad. Haber probado el pato laqueado por el que es famoso el Hunan, el restaurante en el que fue fotografiado el delincuente confeso Emilio Lozoya festejando un cumpleaños, fue un privilegio. La primera vez que me invitaron a comer a ese restaurante me advirtieron que no podía ir en las fachas que acostumbro, porque era carísimo y eran severos en las reglas de vestimenta para acceder al local. Así que cuando entré al Hunan lo hice vistiendo un traje y zapatos, por eso mismo me llamó la atención que en una mesa cercana hubiera un comensal en ropa deportiva, sin el menor respeto al rigor que se le exigía a otros consumidores. Cuando se lo hice notar a quien me invitó al Hunan, me hizo fijarme en quién vestía un dominguero pants, era Emilio Azcárraga Jean, el dueño de Televisa, quien gozaba del privilegio de sentarse en una mesa de ese restaurante sin ser molestado por lo que decidió ponerse. Ese era un privilegio mayor al que yo estaba gozando al ser invitado al Hunan, uno que entendí de inmediato al reconocer que, sin importar quién me llevara, no podía pedir que se me diera un trato igual que al del dueño del América.

La fotografía de Emilio Lozoya en el Hunan no es una muestra de la corrupción de la Cuarta Transformación ni de la posible complicidad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el presidente no tiene la culpa de una afición culinaria como el pato laqueado o por la posibilidad económica de comer en uno de los restaurantes más caros de la Ciudad de México, sin embargo, al evidenciar la presencia del exdirector de Pemex ahí, los tetratransformistas arremetieron contra la periodista Lourdes Mendoza, quien fotografió la cena, acusándola incluso de trucar la fotografía.

Los tetratransformistas están tan obsesionados con cuidar a López Obrador, que incluso lo defienden de lo que no ha hecho, la presencia de Lozoya Austin en el Hunan, gozando de sus privilegios por actos de corrupción son responsabilidad de la Fiscalía General de la República de Alejandro Gertz Manero, pero están tan acostumbrados al país de un solo hombre, que son incapaces de pensar que exista una FGR autónoma, porque como esa dependencia responde al tronido de dedos del presidente, cuando comete un error Gertz Manero, se hace responsable a López Obrador.

El presidente también es responsable de estos ataques, porque con su crítica a las aspiraciones de la clase media, lo que ha logrado es que se confundan las oportunidades con los privilegios, y no, definitivamente no son lo mismo.

Coda. Los gansos no ladran, pero sus graznidos son más fuertes y virulentos que el sonido de los canes.

@aldan


Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous Las mejores prácticas de diseño urbano al alcance de todos / Pensar el hábitat
Next La Purísima… Grilla: Arrugas
Close

NEXT STORY

Close

De la tierra al cielo. Cien años con Julio Cortázar, exposición itinerante por América Latina

28/02/2014
Close